Inicio > Legislación Vitivinícola > Algunas consideraciones sobre normativa vitivinícola, su Historia en el Mundo (I); armenios, sumerios, hititas, asirios y babilonios.

Algunas consideraciones sobre normativa vitivinícola, su Historia en el Mundo (I); armenios, sumerios, hititas, asirios y babilonios.


La regulación de la vid y del vino no es tema nuevo. Hoy en día pocos dudan que la viña se asentó en Mesopotamia y que fueron los pueblos de Oriente Medio y los de Mediterráneo y sus antiguas civilizaciones los que otorgaron la dimensión a la viña y el nombre al vino. Fueron asirios, babilonios, egipcios, griegos, cartagineses, romanos, etc., los que contribuyeron a expansionar el cultivo de la vid y el culto al vino.

La viticultura fue intensiva en el III Milenio a. de C. en Asía Menor, Mesopotamia, Siria, Palestina, Grecia, etc., donde la Vitis silvestris evolucionó hacia Vitis vinifera sativa e inicio su emigración no sólo hacia el Mediterráneo y Europa, sino hacia Asia (India y China) donde se asentó y ayudó a organizar sociedades y pueblos.

Una serie de testimonios ponen de manifiesto que desde muy antiguo muchos pueblos con su selección vitícola, sus leyes y susnormas de calidad han contribuido a sentar las bases del momento actual (FREGONI, 1991).

Los armenios y otros pueblos caucasianos fueron pioneros en establecer los  centros de estudio en origen y fomentar el desarrollo de la viticultura. Se inicia el cultivo en terrazas, en zonas determinadas y dimensiones adecuadas y se le otorga el nombre al viñedo (uduli), a la viña (tul) y al mes de vendimia (tulen) en el S. IX a. de C. Establecen unidades de cultivo económicas en una zona. La viña es la referencia precisa a la actuación de un pueblo.

En Georgia (antigua U.R.S.S.) ya se seleccionaban las variedades de Vitis vinifera según su resistencia al frío. Se conoce un vino tradicional (cichir) y la mejor forma de conservarlo es en tinajas de barro cocido.

Los sumerios, el pueblo más anciano en el cultivo de la vid, hablan de viticultores hacia la primera mitad del III milenio a de C. Ellos ya daban un nombre a sus viñedos y discutían para establecer cuáles eran los mejores vinos. La “Epopeya de Gilgamesh” representa uno de los más antiguos testimonios escritos en los que se cita a la viña y el vino. En ella se habla en términos poéticos de un viñedo mágico formado por piedras preciosas. También cuenta como el héroe Gilgamesh entró al reino del Sol en busca de la inmortalidad, se encontró un viñedo cuidado por la diosaSiduri, y ésta le dio a beber del jugo de sus uvas. Otro dios sumerio se llamaba Pa-Gestín-dug, es decir, “buena cepa”, y su esposa Nin-kasi, que significa “dama del fruto embriagador”.

La Epopeya de Gilgamesh o el Poema de Gilgamech es una narración de la Mesopotamia de origen sumerio, considerada como la narración escrita más antigua dela historia. Se emplearon tablillas de arcilla y escritura cuneiforme, lo cual favoreció su preservación.  Se cree que  se originó en una serie de leyendas y poemas sumerios sobre el mitológico héroe-rey Gilgamesh, los que fueron ensamblados mucho después en un poema más extenso acadiano.

La versión más completa que existe actualmente consiste de doce tabletas de arcilla pertenecientes a la biblioteca del siglo VII a. C. del rey asirio Ashurbanipal. Originalmente se la conocía por el título “Él quien vio las profundidades” (Sha naqba īmuru) o “Por encima de todos los otros reyes” (Shūtur eli sharrī), ya que eran las primeras líneas de sus partes principales. Es posible que Gilgamesh haya sido un rey a finales de Segundo Período Dinástico Inicial (aproximadamente siglo XXVII a. C.)

El poema trata sobre las aventuras del rey Gilgamesh, también conocido como Istubar, y su amigoEnkidu. Una de las tablillas relata un episodio sobre el diluvio y que influiría directamente en el mito aparecido en la Biblia. Las aventuras para matar al gigante Humbaba, el descenso a los infiernos y la relación entre dioses, semidioses (como el propio Gilgamesh) y mortales le dan un claro origen prehelenístico. El núcleo sentimental se encuentra en el duelo tras la muerte de Enkidu.

Los sumerios eran cultivadores de uva tinta y elaboradores de vino tinto identifican la viña con la vida einician una diferenciación clara de la calidad distinguiendo “vinos de llanura” y “vinos de montaña”, siendo estos últimos más nobles por su superior calidad.

A los hititas les corresponde (5.000 años a. de C.) la referencia del primer nombre de vino en escritura cuneiforme, wee-an, que derivó en todas las lenguas. La planta y el árbol favorito de los hititas eran la vid y el olivo. Las aceitunas se utilizaban como alimento, aunque su mayor utilidad era una vez prensadas. Se extraía el aceite, que utilizaban tanto para freír o condimentar lo alimentos como para el alumbrado y como ungüento. La vid era muy solicitada, pero no por la uva. Era el vino lo que los hititas buscaban. Los artesanos terminaron obteniendo unos vinos de gran calidad, que se exportaban a los países vecinos.   Ellos dimensionan las primeras grandes bodegas (de 2.000 Hl.) y las primeras leyes (XV-XIV S. a. de C.) que definían las sanciones a todos aquellos que cometieran engaños, robos, incendios o entraran rebaños en los viñedos. Así,  por ejemplo:

Si alguno roba una cepa de viña, un zarcillo, un árbol  o cebollas, antaño pagaba por 1 cepa, 1 siclo de plata; por 1 zarcillo, 1 siclo de plata; por un árbol, 1 siclo de plata; por una cebollera,1 siclo de plata. Además debían golpearlo con las lanzas. Antaño hacían así, pero ahora pagará, si es un hombre libre, 6 siclos de plata; y si es esclavo, pagará 3 siclos de plata.

Si alguno prende un fuego y se extiende a un huerto de frutales y viñas, manzanos, granados o nísperos se incendian, pagará 6 siclos de plata por árbol, y debe replantarlos; y así restituirá. Si es un esclavo, pagará 3 siclos de plata

Si un hombre mete su rebaño en una viña cultivado y la arruina, si no ha sido cosechada aún, pagará 10 siclos de plata por cada cepa; y así restituirá. Pero si está cosechada sólo tiene que pagar 3 siclos de plata.

Si alguno roba zarcillos de una viña vallada, si (hay) 100 cepas, pagará 6 siclos de plata; y así restituirá. Si la viña no está vallada, y roba zarcillos, pagará 3 siclos de plata.

Si alguno tala una viña, ese hombre debe quedarse con la viña talada y dar una viña buena al dueño dañado, y la primera cosecha puede recogerla de ella, hasta que se resarza al hombre de la viña

Debemos aclarar que el siclo (del hebreo séqel) es una antigua unidad monetaria y de peso utilizada en el Oriente Próximo y en Mesopotamia. Generalmente se entiende por siclo una unidad hebrea que tenía diversos valores dependiendo de la fecha yla región. Se citan masas de entre 9 y17 gramos y son comunes valores de 11, 14 y 17 gramos. Puede ser una moneda de oro o plata de ese peso.  En la Biblia se menciona varias veces esta moneda, por ejemplo, el precio de venta de José por parte de sus hermanos a la caravana de mercaderes fue de 20 siclos de plata

Los asirios y babilonios fueron centro de la cultura del vino, reglamentando el comercio con el “Código de Hammurabi” (2.000 años a. de C.) en el que se indican las penas a los fraudulentos y las sanciones a los no cumplidores, regularizando las transacciones vínicas.

El Código de Hammurabi, creado alrededor del año 1760 a. C.  es uno de los conjuntos de leyes más antiguos que se han encontrado y uno de los ejemplares mejor conservados de este tipo de documento creados enla antigua Mesopotamia y en breves términos se basa en la aplicación de la ley del Talión a casos concretos.

A menudo se lo señala como el primer ejemplo del concepto jurídico de que algunas leyes son tan fundamentales que ni un rey tiene la capacidad de cambiarlas. Las leyes, escritas en piedra, eran inmutables. Este concepto pervive en la mayoría de los sistemas jurídicos modernos.

Las leyes del Código de Hammurabi (numeradas del 1 al 282, aunque faltan los números 13, 66–99 y 110–111) están escritas en babilonio antiguo y fijan diversas reglas de la vida cotidiana.

Regulan particularmente:

La jerarquización de la sociedad: existen tres grupos, los hombres libres o “awilum“, los “mushkenum” (quienes se especula podrían ser siervos o subalternos) y los esclavos o “wardum“.

Los precios: los honorarios de los médicos varían según se atienda a un hombre libre o a un esclavo.

Los salarios: varían según la naturaleza de los trabajos realizados.

La responsabilidad profesional: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.

En el tema que nos ocupa, podemos citar, por ejemplo:

Ley 104: Si un negociante dio para vender a un delegado trigo, lana, aceite y cualquier bien mueble que sea, el delegado inscribirá el dinero (el valor) recibido y dará el reconocimiento al negociante; el delegado recibirá una constancia del dinero que dé al negociante.

Ley 108: Si una comerciante de vino de dátiles con sésamo, no quiso recibir por precio trigo, y exigió plata (pesada o pesada con pesas falsas, según las interpretaciones); o si recibió trigo pero rebajó el vino de dátiles, este comerciante de vino de dátiles con sésamo es culpable y se la arrojará al agua.

Ley 110: Si una sacerdotisa que no viva en el claustro, ha abierto una taberna de vino de dátiles con sésamo, o ha entrado para beber vino de dátiles en la casa de vino de dátiles con sésamo, a esta mujer liberal se la quemará.

Ley 111: Si una comerciante de vino de dátiles con sésamo dio 60 GA de vino de dátiles a crédito, recibirá 50 QA de trigo al tiempo de la cosecha.


Martes, 11 de agosto de 2015 Dejar un comentario Ir a comentarios
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.