Inicio > Sin categoría > Sobre la diferencia entre «tener razón» y «llevar razón»

Sobre la diferencia entre «tener razón» y «llevar razón»


Hay un librito maravilloso… tremendamente recomendable en los tiempos que corren… «La Dialéctica erística» o»El arte de tener razón, expuesto en treinta y ocho estratagemas». Es un pequeño tratado sin terminar escrito por Schopenhauer sobre el arte de discutir, pero discutir de tal manera que se tenga razón tanto lícita como ilícitamente.

El origen de la dialéctica erística es, según Shopenhauer, la maldad natural del ser humano, su vanidad, que no permite reconocer que un enunciado, apresurada o reflexionadamente emitido, pueda ser falso.

El libro se estructura en dos partes:

– en la primera el autor explica la diferencia entre TENER RAZÓN, que sería cuando lo que defiende es la verdad, y LLEVAR RAZÓN, que es cuando, independientemente de tenerla o no, uno acaba victorioso en la discusión, bien convenciendo al contrincante, bien convenciendo a la AUDIENCIA que asiste a la discusión, bien en directo, bien a través de los medios de comunicación.

– en la segunda parte se desarrollan esas 38 estratagemas para conseguir convencer al contrario o a la AUDIENCIA, o bien sembrar dudas sobre las afirmaciones que realiza el oponente, con el objetivo, un tanto simplista, de convencer a la AUDIENCIA de que si el oponente no lleva razón, es porque nosotros, sin duda, la llevamos. También se indican algunas técnicas para defenderse de algunas de las estratagemas, constituyendo nuevas estratagemas.

El libro distingue claramente las discusiones que buscan la verdad, de las discusiones que se practican para “vencer” a un adversario, como si de un deporte de la mente se tratase… ocupándose de esto último.

Es irrelevante que las ideas, conceptos u opiniones defendidas sean absurdas o que sean falsas… o que no se lleve razón alguna en el tema a discutir.

Dejo a vuestro interés leer el libro… pero os lo vuelvo a recomendar… como píldora, Y YA QUE ME INTERESA, os cito la última estratagema (nº 38): «Cuando se advierte que el adversario es superior y se tienen las de perder, se procede ofensiva, grosera y ultrajantemente»…

Photo de David Bernardo López Lluch.


Categories: Sin categoría Tags:

Martes, 17 de mayo de 2016 Dejar un comentario Ir a comentarios
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.