Archivo

Archivo para la categoría ‘Sin categoría’ XML Feed

Retorno a Brideshead…


“«He estado antes aquí», dije; había estado, en efecto, primero con Sebastian, más de veinte años atrás, un día claro de junio, con las cunetas rebosantes de lechosas reinas de los prados y el aire cargado de todos los perfumes del verano. Era un día de especial esplendor y, a pesar de que había estado allí tantas veces y con tan distintos estados de ánimo, fue aquella primera visita la que mi corazón evocaba ahora, en la última.

Aquel día también había llegado sin saber adónde iba. Era la semana de las regatas universitarias. Oxford —hoy sumergido, arrasado, irrecuperable como Lyonnesse, por la velocidad con que las aguas lo han inundado—, Oxford, entonces, era todavía una ciudad de acuatinta. Los hombres paseaban y conversaban por sus calles espaciosas y tranquilas como en los tiempos de Newman; sus nieblas otoñales, sus primaveras grises y el esplendor excepcional de sus días de verano —como, por ejemplo, aquél—, cuando los castaños estaban en flor y las campanas repicaban claras y sonoras sobre los gabletes y las cúpulas, exhalaban la suave atmósfera de siglos de juventud. Era esa quietud claustral la que prestaba resonancia a nuestra risa y la preservaba, alegremente, a pesar del clamor momentáneo. Allí, durante la semana en que se celebraban las regatas, ponía la nota discordante una multitud turbulenta de mujeres, varios centenares, que gorjeaban y revoloteaban por los adoquines, subían y bajaban los escalones, visitaban los monumentos y buscaban diversión, bebían cócteles de clarete y comían emparedados de pepino; eran paseadas en batea por el río, y conducidas en manada a las barcazas de los Colleges;…”

Así empieza el Libro I “Et in Arcadia ego” de la novela de Evelyn Waugh (para mí unas de las obras maestras del siglo XX) que da título a esta entrada.  El título completo del libro es “Retorno a Brideshead, memorias sagradas y profanas del capitán Charles Ryder”.

La serie está protagonizada por Jeremy Irons.  Ocupa el número 10 de la lista de los 100 mejores programas de la televisión británica elegidos por el British Film Institute.

 Si, amigo, estoy convencido de que todo áquel que no haya leído la novela y no haya visto la serie (en versión original) tiene una carencia fundamental.

Algunas escenas con la banda sonora….Por favor, cierra los ojos y déjate llevar por la trompeta barroca

En este enlace puedes ver todos los capítulos de la serie


Categories: Sin categoría Tags:

Domingo, 6 de marzo de 2016 Sin comentarios

Sobre indultos … y sobre la desmemoria…


No sé qué es más grave: el olvido o la desmemoria…

Hace dos años estaba muy caliente cierto indulto a un kamikaze. Su caso fue gestionado por un despacho en el que trabajaba el hijo de cierto ministro.

Para mí, con mucha diferencia, unos de los asuntos más graves que he conocido… el tema del indulto… y en este caso más … por lo sangrante, por lo despótico … por la evidencia de la ausencia de límites…

En este caso concreto se les ha ido la mano… pero «ellos» tienen claro que no han obrado mal… ya que la ley (la que «ellos» hacen) les ampara…

El hecho de que un tribunal considere probado un acto criminal, condene y que, acto seguido, el poder legislativo-ejecutivo (son el mismo) se arrogue la potestad de revocar esa decisión es un ataque a la linea de flotación de nuestro sistema, del paradigma en el que estamos inmersos.

Si a esto añadimos que existe parentesco entre, por un lado, el condenado y algunos cargos públicos y, por otro entre el ministro y uno de los abogados (su hijo) del bufete que se ocupó del caso, además de que «el caso» haya sido llevado por un ex-alto cargo que ahora trabaja en ese bufete… no hacemos más que constatar mayor podredumbre y hediondez en este supuesto concreto… y la sal la pone el voto particular (obviamente, avalando el indulto) del ascendido jurista de «reconocido prestigio» a Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (dejo como trabajo de clase la reflexión sobre el hecho de que un miembro destacado del Poder Judicial avale la intromisión de los otros Poderes del Estado)…

Pero las ramas no deben impedirnos ver el bosque….

Este asunto no va a seguir en la agenda pública ya que a «ellos» (a todos ellos), incluida la prensa, les conviene mantener este privilegio, esa potestad para estar por encima de las normas con las que nos someten a todos.

Está demostrado que la moral no es más que un código de conducta con el que las clases dirigentes someten al pueblo. Es evidente que todos tenemos ahora consciencia (salvo algún idiota alienado) de que esas clases dirigentes no cumplen con ese código que intentan imponer al populacho (léase los allegados a la Casa de Su Majestad o su misma Majestad… aunque es sólo un ejemplo y no una crítica al modelo de Jefatura del Estado… eso será en otra ocasión) … y por eso, ahora, algunos fariseos apesebrados hablan de «crisis de valores»….

Sólo falta que, ahora, el populacho interiorice que las leyes también están para someter (acabo de descubrir que el agua moja) pero no para proteger al más débil (uno de los fundamentos de los códigos legales)… ruego que se entienda la ironía…

Por eso, el ministro debió dimitir… ningún partido, ningún sindicato, ningún periódico… lo pidió.. iba en contra de sus privilegios de clase… y eso sí que es sagrado…

Después, el ministro dimitió por otro tema que tuvo que ver con sus «principios»…


Categories: Sin categoría Tags:

Domingo, 6 de marzo de 2016 Sin comentarios

Sobre el ruido de fondo y la CLAQUE…


«La verdadera fortaleza de un ser humano se mide por la cantidad de verdad que es capaz de soportar…
– ¿No es asi don Friedrich Freud ?.
– Así es, don Sigmund Nietzsche.»


Todo lo demás , son máscaras… y más máscaras que tratan de ocultar la verdad.  Juguemos al carnaval de ser buenos , inteligentes y sensibles , pero sabiendo que estamos jugando.

Esto tiene que ver con el ruido de fondo…

La CLAQUE llegó a ser toda una institución… (llamada alabarda en el argot del medio teatral). Las máximas de la claque eran:

  1. «sin claque habría fracaso, pues la protesta es más espontánea que la admiración»;
  2. «el público de pago no inicia nunca el aplauso, por miedo al ridículo»;
  3. «los que no pagan -gente con influencias en el gremio-, son más proclives a la crítica que a la aceptación del éxito de un colega del oficio».

El gerente de un teatro acostumbraba a solicitar un número de claqueros. Éstos solían estar bajo el mando de un «chef de claque», que era el encargado de decidir qué momentos eran los que hacían necesarios los esfuerzos de los claqueros.

Esto podía suceder de varias formas:

Había «commissaires» (comisarios), se aprendían la obra de memoria y llamaban la atención de sus vecinos sobre los puntos claves entre un acto y otro.

Estaban los «rieurs» (reidores) que reían ruidosamente con las bromas.

También había «pleureurs» (llorones), normalmente mujeres que fingían sus lágrimas, sosteniendo sus pañuelos ante los ojos…. En este enlace pueden ver a La Lupe haciendo de llorona

Había «chatouilleurs» (cosquilleadores) que mantenían a la audiencia de buen humor.

Por último… pero no menos importantes… los «bisseurs» (biseros) que daban palmas y gritaban «¡Bis, bis!» para asegurar las repeticiones.

Hay que recordar que una también existía una claque negativa o «de desgaste» (menos nociva que los  reventadores de estrenos).  Tenían la consigna de aplaudir a destiempo creando caos y la  ruptura del ritmo de la obra… todo esto pertenece al pasado claro … yal mundo del espectáculo… evidentemente.

 


Categories: Sin categoría Tags: ,

Jueves, 25 de febrero de 2016 Sin comentarios

Sobre el engaño… y sobre ser engañados…


Al hilo de ciertas acontecimientos que estamos presenciando … o más bien… de ciertos hechos de los que estamos tomando conciencia… ¿o debería decir consciencia?, debemos preguntarnos si no huimos tanto de ser engañados como de ser perjudicados mediante el engaño. ¿qué detestamos más… el embuste o las consecuencias perniciosas, hostiles, de ciertas clases de embustes?

Hoy acudiremos al maestro de la comedia… Billy Wilder

One_two_three43

Recordemos al comunista reciclado, el conde Von Droste-Schatemburg… en la película es por amor… ¿cuántos reciclados lo han sido por puro cinismo?… y lo más importante… ¿cuántos toman la gente por idiota?… como cualquier otro cínico… como cualquier otro de los que critica…

En la película, el maestro se ríe de los dos grandes sistemas económicos y políticos:

– El comunista, al que retrata a través de un tozudo, impetuoso y no muy lúcido jovenzuelo con la cabeza llena de consignas,

-El capitalista, que tiene su máximo exponente en ese ¿hábil y manipulador? jefe de ventas capaz de explotar al máximo las debilidades de cuantos le rodean…. y que al final es víctima de sus debilidades…

Al final … todo el conflicto entre los dos sistemas político – económicos se reduce al capricho amoroso de una joven malcriada …¿el populacho?….. a los mecanismos de corrupción, tanto personal como institucional, de un mundo en el que se empieza a imponer el pragmatismo a ultranza… ¿la naturaleza humana?

 


Categories: Sin categoría Tags:

Lunes, 22 de febrero de 2016 Sin comentarios

Sobre «el viaje a Siracusa»…


Cualquier profesor mínimamente leído debe conocer la expresión «viaje a Siracusa» … un viaje lleno de peligros… y de algunas ventajas (cuanto más inmoral sea el docente … más ventajas)…

Los profesores que se meten a políticos obedecen a, al menos, alguna de estas tres categorías… no excluyentes entre si…

1ª. O bien son unos inconscientes con muy buena voluntad y de verdad creen que pueden hacer algo… y sufren en sus carnes el choque con la realidad… Tengo algunos amigos que han experimentado esto … No les compensa hacer ese viaje…

2ª. O son unos engreídos… y se creen mejores que los demás… poseedores de la verdad absoluta … dispuestos a salvar al mundo… a cambio de premios y dinero… También conozco a algunos pero no los considero mis amigos… A éstos siempre les sale a cuenta el viaje… ya que creen que es de justicia…

3ª. O van a lo suyo (como cualquier otra persona)… y lo hacen por interés… De éstos hay más… y a éstos siempre les compensa… ya se encargan ellos de eso…

El primero en viajar a Siracusa fue Platón… En este enlace está muy bien explicado.

Arístocles de Atenas, conocido como Platón, viajó tres veces de Grecia a Siracusa con el propósito de convertir la filosofía idealista en una fuente de poder.
Llegó a esa ciudad, en la que reinaba el tirano Dionisio I el Viejo, sin lanzas ni corazas, sólo con rollos de papiros bajo el brazo.
La filosofía al poder, hubiera escrito Platón en las paredes del teatro Odeón de París, en mayo del 68. Lo dijo a su manera: «… No acabarán los males para el hombre hasta que llegue al gobierno la raza de los puros y auténticos filósofos…»

Hay que recordar que Platón anduvo sobrado por la vida, no sin motivos. Venía de una familia de reyes por parte de padre, llamado Aristón, descendiente del monarca Codro y su madre, de nombre Perictiona, presumía de que el mítico Solón, el primer legislador de Grecia, era su antepasado. Cármides y Critias, dos de los Treinta Tiranos que protagonizaron el golpe oligárquico en el año 404 antes de Cristo, eran también tíos carnales del filósofo, quienes le invitaron a participar en el gobierno siendo todavía un jovenzuelo. Platón conoció a Sócrates cuando éste tenía 63 años. Desde el primer día fue su maestro y en el círculo del ágora, entre otros discípulos ensabanados, estaba Academos, un atleta que nunca había ganado ninguna hoja de acebuche en los juegos olímpicos. Platón también se hizo amigo de este perdedor nato y con el tiempo lo convirtió en un campeón idealista.

En fin, contemplar y reconocer los propios errores debe ser… siempre… un alivio … aunque triste y doloroso… Debe servir para hacernos sentir menos solos y miserables… y para asumir las responsabilidades de lo que hemos hecho.

Pero, no debemos olvidar, si nos convertimos en rehenes de ciertas ideas y de ciertas personas particularmente fanáticas y agresivas… podemos olvidar que la mirada del otro (la empatía) es el fundamento de la ética.

La maldad… la estupidez.. pueden no afectar a la inteligencia (ningún tonto se pellizca los cojones con tenazas), pero sí suelen afectar seriamente a nuestros comportamientos hacia los demás… y tienden a eliminar escrúpulos e inhibiciones morales…. eso sí… SIEMPRE POR EL INTERÉS GENERAL… ruego noten la ironía…


Categories: Sin categoría Tags:

Sábado, 20 de febrero de 2016 Sin comentarios

Sobre la renta ciudadana… un pequeño recordatorio sobre esa «gran olvidada»…


Hace un año estaba más en boca de todos que ahora… se ha olvidado.

Me refiero a eso de que nos den una paga a todos por el hecho de ser ciudadanos… ¿os acordáis?.

Hay varios motivos para estar a favor de la instauración de la renta universal mínima en el mundo postdesarrollado:

1 En el mundo hay actualmente un exceso de capacidad productiva gracias a la tecnología… otra cuestión es su distribución…

2 Esta tecnología destruye puestos de trabajo no cualificados a mayor velocidad de la que los crea… La premisa de que TODAS las personas se esfuerzan por mejorar y aprender es falsa… Las personas hacen lo que les conviene… la MOTIVACIÓN y el AFÁN DE SUPERACIÓN como dones concedidos al nacer son dos de las falacias más grandes que se han inventado.

3 El sistema capitalista se basa en el consumo, sin consumo el sistema quiebra… Lo he dicho muchas veces… la mejor herramienta revolucionaria es el poder de compra…

4. El capitalismo es el menos malo de los sistemas económicos, pero no es capaz de generar empleo para todo el mundo.

5. La alternativa a la renta ciudadana es repartir el trabajo o limitar los ingresos de los más capaces o emprendedores.

Ahora bien… cuidado con lo que pedimos… no sea que nos lo den… Si leemos un poco … a lo mejor nos llevamos una sorpresa…

Hoy en día, la renta ciudadana es un concepto asociado por populistas y demagogos a proyectos de izquierdas… pero fue una idea desarrollada por economistas liberales (Milton Friedman, por ejemplo) como una forma de recortar el Estado de Bienestar.

Por poner un símil… el concepto de «mili» obligatoria es de intervencionistas… el famoso «ejército del pueblo»… el ejercito profesional es un concepto liberal…

Esto es… los que pedían no hacer la mili y no realizar el Servicio Social Sustitorio eran unos liberales… ¿qué cosas…?

Volviendo al tema de la renta ciudadana … La lógica es evidente… para un liberal que defiende la libertad del individuo frente a la del Estado, es preferible que sea el ciudadano quien gestione sus recursos en lugar de que lo hagan las administraciones públicas.

Es decir, detrás de la renta ciudadana subyace el desmontado de la sanidad y la educación públicas (entre otras)… y el ciudadano, con su dinero decide dónde las contrata…

Surge aquí la inevitable disyuntiva compleja y sólo parcialmente resoluble sobre la óptima combinación entre

a) la libertad económica que lleva a (y es requisito para) la prosperidad y

b) los esfuerzos (premisas… diríamos algunos) de cooperación (no es solidaridad… la solidaridad es la unión frente al enemigo común) que posibilitan condiciones dignas y … además… generan algunas economías externas positivas: la salud y la higiene públicas, un ambiente no deteriorado (entre otras cosas por las externalidades derivadas de la acción individual… léase contaminación)… o una educación pública garantizada… o buenas infraestructuras de transporte… Todos estos aspectos tienen una dimensión pública… y que debe ser abordada y financiada… Algunos piensan que a través de impuestos… otros dicen que a través de la libre elección del ciudadano.

Es decir, se da una renta ciudadana a cambio de dejar de financiar las estructuras públicas… y esto es lo que proponen desde algunos foros muy liberales …

No es lo proponían los «revolucionarios»… y que ya no proponen… ya que como decía Thatcher… «Estar en medio de la carretera es muy peligroso; te atropella el tráfico de ambos sentidos».

Por otro lado, recuerdo las palabras de mi profesor de fiscalidad en el Royal Agricultural College, abiertamente contrario a cualquier subvención y que se exasperaba con el tema de subsidio que se pagaba en la época a casi cualquier persona en aquel país (desconozco si aún se hace). Él decía que eso aniquilaba la dignidad del individuo… que no se podía dar eso gratis… que ese dinero debía ser a cambio de alguna tarea por el propio bien de esa persona. Ponía el ejemplo de George Roper como caricatura de parásito.


Categories: Sin categoría Tags:

Lunes, 15 de febrero de 2016 Sin comentarios

La Fiesta de la Reserva de Quesa


La Fiesta de la Reserva es una de las fiestas que más me gustan…

Creo que es interesante conocer su origen. De hecho, siempre es bueno conocer el origen de las cosas ya que ayuda a entender su sentido.

La Fiesta de la Reserva es una de las tradiciones que tienen mucho que ver con uno de los episodios más tristes de nuestra historia… la expulsión de los moriscos…

En el año 1604, el rey Felipe III nombra a  Luís de Castellar i Vilanova  primer conde de Castellar, Barón de Bicorp, y señor de Benedriz, antigua población mora que dejó de existir a causa de la expulsión de los moros.

Su empeño en llamar a la villa con su propio nombre “Castellar” no cuajó entre los habitantes ya que siguieron llamándola Quesa, que es el nombre actual del pueblo.

Pero vamos con la historia… que tiene mucho que ver, creo, con la repoblación de tierras tras esa expulsión…

El caso es que en 1609, el rey ordena la expulsión de los moriscos, y el conde escribe al rey, pidiéndole a bien tenga el favor de conceder un indulto a los moros residentes en la villa, ya que constituían un volumen importante de la población y eran los que trabajaban las tierras. El favor no se concede. Tiene lugar una gran revuelta en la partida de la Muela de Cortes, cercana a la localidad, donde se resisten los últimos moriscos.

Les pongo deberes… busquen quién fue Vicente Turigi…

 

expulsion moriscos

 El cuadro es «La expulsión de los moriscos» del Mestre Vicent Col.
“En septiembre de 1609, el Virrey de Valencia promulgaba el Real Decreto de expulsión, por el cual, en el plazo máximo de tres días, los musulmanes habían de abandonar sus casas y sus tierras, camino del forzado exilio… No todos los moros se sometieron dócilmente al penoso decreto de expulsión: en grandes contingentes tomaron las armas y, refugiándose con sus familiares en los más intrincados y agrestes montes, principalmente en la Marina, la Serrella y el Caroig, se negaron a acatar el veredicto real. La revuelta, duramente reprimida y sofocada en sangre, tuvo su más tenaz resistencia entre los moros del Caroig, refugiados en la Muela de Cortes. El bastión natural de la Muela, con su dilatado perímetro de murallas rocosas que dejan pocos pasos, fácilmente defendibles por añadidura, proporcionaba a los insurrectos una sólida fortaleza..”

“Montañas Valencianas” (Rafael Cebrián).

Las cosechas se pierden y el conde queda prácticamente arruinado porque no tiene gente que trabaje sus tierras. La población de Quesa ha sufrido una merma importante con la salida de los moriscos, registrándose un censo de sólo 16 cabezas de familia en el año 1646.

Llegados al 1690 y bajo el reinado de Carlos II, una terrible epidemia de peste bubónica, o peste negra como se le conoce comúnmente, arrasa la villa dejando con vida solamente a los integrantes de una familia, la mítica familia de los García.

El cura decide trasladar los santos sacramentos y libros sagrados desde la iglesia de Quesa al vecino pueblo de Bicorp. Se cierra así la iglesia a la espera de la repoblación.

Los García, resistiéndose a abandonar la villa, invitan a familias de otros pueblos cercanos a que vengan a vivir a Quesa, procurándoles incluso alimentos y alojamiento.

Transcurridos 5 años, el día 14 de febrero de 1695 se decide recuperar los vasos sagrados que habían sido “reservados” (de aquí el nombre de la reserva) en Bicorp y que actualmente se conmemora con la Fiesta de la Reserva… que se celebra este fin de semana.

Folleto 4ª Recreación Historia LA RESERVA web_Página_1


Categories: Sin categoría Tags: ,

Jueves, 11 de febrero de 2016 Sin comentarios

¡¡NO!!… gracias…


Un monólogo de lo más actual…de la época en la que a mi amigo Enrique y a mí nos dio por hablar en verso después de verla…

 

«¿Qué quieres que haga? ¿buscar un protector, un amo tal vez?
¿y como hiedra oscura que sobre la pared medrando sibilina y con adulación
cambiar de camisa para obtener posición?
NO, GRACIAS.
¿Dedicar si viene al caso versos a los banqueros,
convertirme en payaso, adular con vileza los cuernos de un cabestro
por temor a que me lance un gesto siniestro?
NO, GRACIAS.
¿desayunar cada día un sapo? ¿tener el vientre panzón?
¿un papo que me llegue las rodillas con dolencias
pestilentes de tanto hacer reverencias?
NO, GRACIAS.
¿Adular el talento de los canelos, vivir atemorizado por infames libelos, y repertir sin tregua
Señores, soy un loro, quiero ver mi nombre en letras de oro?
NO, GRACIAS.
¿sentir temor a los anatemas? ¿preferir las calumnias a los poemas, coleccionar medallas, urdir falacias?
NO, GRACIAS; NO, GRACIAS; NO GRACIAS…

Pero cantar… soñar…. reir, vivir, estar solo
ser libre
tener el ojo avizor
la voz que vibre
ponerme por sombrero el universo,
por un si o un no batirme o hacer un verso
despreciar con valor la gloria y la fortuna,
viajar con la imaginación a la luna,
sólo al que vale reconocer los méritos,
no pagar jamás por favores pretéritos,
renunciar para siempre a cadenas y protocolo,
Posiblemente no volar muy alto,
pero solo…


Categories: Sin categoría Tags:

Jueves, 28 de enero de 2016 Sin comentarios

Sobre el callar…


Hace tiempo que un compañero me recomendó este librito… El arte de callar, del Abate Dinouart (Joseph Antoine Toussaint Dinouart)… Un charlatán,  libertino y muy aficionado al sexo femenino, lo cual le costó la excomunión. 

Se publicó en 1771. Lo edita Siruela.

El libro se estructura en dos partes. En la primera el Abate presenta los principios necesarios para callar, las diferentes especies de silencio y sus causas. En la segunda centra su reflexión en la escritura y lo aborda desde la observación de que se escribe mal, se escribe demasiado, se obvian escritos que deberían ser abordados y, finalmente, se presentan los principios necesarios para explicarse a través de los escritos y de los libros.

Decía el Abate que  “Hay formas de callar sin cerrar el corazón; de ser discreto, sin ser sombrío y taciturno; de ocultar algunas verdades, sin cubrirlas de mentiras”…

Por animar a la lectura… algunos extractos:

1. Sólo se debe dejar de callar cuando se tiene algo que decir más valioso que el silencio.

2. Hay un tiempo para callar, igual que hay un tiempo para hablar.

3. El tiempo de callar debe ser el primero cronológicamente; y nunca se sabrá hablar bien si antes no se ha aprendido a callar.

4. No hay menos debilidad o imprudencia en callar cuando uno está obligado a hablar que ligereza e indiscreción en hablar cuando se debe callar.

5. Es cierto que, en líneas generales, se arriesga menos callando que hablando.

6. El hombre nunca es más dueño de sí que en el silencio: cuando habla parece, por así decir, derramarse y disiparse por el discurso, de forma que pertenece menos a sí mismo que a los demás.

7. Cuando se tiene algo importante que decir, debe prestársele una atención particular: hay que decírsela a uno mismo, y, tras esta precaución, repetírsela, no vaya a ser que haya motivo para arrepentirse cuando uno ya no sea dueño de retener lo que ha declarado.

8. Si se trata de guardar un secreto, nunca calla uno bastante; el silencio es entonces una de esas cosas en las que de ordinario no hay exceso que temer.

9. La reserva necesaria para guardar bien silencio en la conducta ordinaria de la vida no es una virtud menor que la habilidad y el cuidado en hablar bien; y no hay más mérito en explicar lo que uno sabe que en callar bien sobre lo que se ignora. A veces el silencio del prudente vale más que el razonamiento del filósofo; el silencio del primero es una lección para los impertinentes y una corrección para los culpables.
10. A veces el silencio hace las veces de sabiduría en un hombre limitado, y de capacidad en un ignorante.

11. Por naturaleza nos inclinamos a creer que un hombre que habla muy poco no es un gran genio, y que otro que habla demasiado es un hombre aturdido o un loco. Más vale pasar por no ser un genio de primer orden, permaneciendo a menudo en silencio, que por un loco, dejándose arrastrar por el prurito de hablar demasiado.

12. Es propio de un hombre valiente hablar poco y realizar grandes hechos. Es de un hombre de sentido común hablar poco y decir siempre cosas razonables.

13. Por más inclinación que tengamos al silencio, siempre hay que desconfiar de uno mismo; y, si tuviésemos demasiado deseo de decir algo, a menudo eso mismo sería motivo suficiente para decidirse a no decirlo.

14. El silencio es necesario en muchas ocasiones, pero siempre hay que ser sincero; se pueden retener algunos pensamientos, pero no debe disfrazarse ninguno. Hay formas de callar sin cerrar el corazón; de ser discreto, sin ser sombrío y taciturno; de ocultar algunas verdades, sin cubrirlas de mentiras.

El abate también nos habla de los distintos tipos de silencio:

1. El silencio es prudente cuando se sabe callar oportunamente, según el momento y los lugares en que nos encontremos en sociedad, y según la consideración que debamos tener con las personas con quienes nos vemos obligados a tratar y a vivir.

2. El silencio es artificioso cuando uno solamente calla para sorprender, bien desconcertando a quienes nos declaran sus sentimientos sin darles a conocer los nuestros, bien aprovechando lo que hemos oído y observado sin haber querido responder de otro modo que mediante maneras engañosas.

3. El silencio complaciente consiste no sólo en aplicarse en escuchar sin contradecir a quienes se trata de agradar, sino también en darles muestras del placer que sentimos con su conversación o con su conducta; de modo que las miradas, los gestos, todo supla la falta de la palabra para aplaudirles.

4. El silencio burlón es una reserva maliciosa y afectada para no interrumpir, en las cosas carentes de sentido o desconsideradas, las tonterías que oímos decir, o que vemos hacer, para gozar del placer secreto que proporcionan quienes son sus víctimas, imaginándose que uno los aprueba y admira.

5. Es un silencio inteligente cuando en el rostro de una persona que no dice nada se percibe cierto talante abierto, agradable, animado, e idóneo para reflejar, sin la ayuda de la palabra, los sentimientos que se quieren dar a conocer.

6. Es por el contrario un silencio estúpido cuando, inmóvil la lengua e insensible el espíritu, toda la persona parece abismada en una profunda taciturnidad que no significa nada.

7. El silencio aprobatorio consiste en el consentimiento que uno da a lo que ve y a lo que oye, bien contentándose con prestar una atención favorable, que pone de relieve la importancia que le atribuimos, bien testimoniando, mediante algunos signos externos, que lo consideramos razonable y que lo aprobamos.

8. Es un silencio de desprecio no dignarse responder a quienes nos hablan, o que esperan que opinemos sobre el tema, y mirar con tanta frialdad como orgullo todo lo que viene de su parte.

9. El silencio de humor es el de un hombre cuyas pasiones sólo se animan según la disposición o la agitación del humor que en él domina, y del que dependen la situación de su ánimo y el funcionamiento de sus sentidos; el de un hombre al que parece bien o mal lo que oye dependiendo del mal o del buen funcionamiento físico, que sólo abre la boca para hacer afirmaciones extravagantes y para decir únicamente cosas desatentas o fuera de lugar.

10. El silencio político es el de un hombre prudente que se reserva y se comporta con circunspección, que jamás se abre del todo, que no dice todo lo que piensa, que no siempre explica su conducta y sus designios; que, sin traicionar los derechos de la verdad, no siempre responde claramente, para no dejarse descubrir. Tiene por divisa estas palabras de Isaías, secretude meum mihi… mi secreto para mí… o lo que no quieras que se sepa, no se lo cuentes a nadie.

De todas formas, hoy quiero recordar esta frase del libro…

«La furia por hablar y por escribir sobre la religión, sobre el gobierno, es como una enfermedad epidémica, que afecta a un gran número de cabezas entre nosotros. Tanto los ignorantes como los filósofos del día han caído en una especie de delirio. ¿Qué otro nombre dar a estas obras con que nos abruman, de las que están proscritos la verdad y el razonamiento y que sólo contienen sarcasmos, burlas y cuentos más o menos escandalosos? La licencia se ha llevado a un punto que no puede uno pasar por ingenio, por filósofo, si no se habla o se escribe contra la religión, las costumbres y el gobierno.» …

Lo pongo por todo lo que está pasando y va a pasar….

Es fácil escupir las palabras que los demás quieren oír … Lo difícil es decir lo que piensas desde el respeto, pero con el tiempo descubrirás que tus palabras siempre vuelven a por ti, y entonces… más te vale haber dicho lo que piensas.

Pues eso…


Martes, 26 de enero de 2016 Sin comentarios

Sobre cine y consumo de vino…


Lo he comentado en clase varias veces…
La industria vitivinícola francesa supo utilizar el glamour del cine para construir su imagen… Hay muchos ejemplos… CASABLANCA, LA VENTANA INDISCRETA, HISTORIAS DE FILADELFIA… Hablo del Hollywood clásico…
la ventana indiscreta

 

casablanca champagne

 

 

Es curiosa la forma en la que de nuevo las series estadounidenses vuelven a introducir el consumo de vino en casa… Todos los protagonistas setoman una copa… De hecho, la escena se repite… llegan a casa, se quitan la chaqueta, abren la nevera… sacan una botella de vino y se sirven una copa… ¡¡¡ESTÁN EN CASA!!!

Lo comento porque ayer vi dos capítulos de dos series distintas… y en las dos pasa lo mismo… 

No pude evitar pensar en todo ese rollo de «la caída del consumo»…


Categories: Sin categoría Tags:

Viernes, 22 de enero de 2016 Sin comentarios