Archivo

Entradas Etiquetadas ‘España’ XML Feed

Sobre la bandera… la idea de España y otros símbolos…


El grueso del debate sobre el peligro y las consecuencias de la “independencia” de Cataluña está girando en torno a temas económicos… y es cierto… no sale gratis… y es una fiesta que deberemos pagar todos aunque no hayamos sido invitados..
 
No obstante, para mí hay otro problema igual de evidente… el de la apropiación de símbolos por los extremos.
 
Yo nací en Francia… en 1970… en la puerta del colegio al que fui hasta 1978 estaba escrito “Liberté, égalité, fraternité”.
El lema original era “Unité, Indivisibilité de la République; Liberté, Égalité, Fraternité, ou la Mort”.
 
A partir del siglo XIX, se convirtió en el grito a favor de la democracia y del derrocamiento de gobiernos opresores y tiránicos de todo tipo.
 
Un detalle interesante es que el gobierno colaboracionista de Vichy lo sustituyó por Travail, famille, patrie (Trabajo, familia, patria), para mostrar cuáles eran las directrices del nuevo gobierno. También los distintos momentos monárquicos eliminaron dicho lema.
 
Tras la II Guerra Mundial, volvió el lema que sigue hasta hoy…. el lema aparece en las constituciones francesas de 1946 y 1958 (en el capítulo que lleva por título “DE LA SOBERANÍA).
 
En la época en la que yo estaba en Francia… los niños en España cantaban el “Cara al Sol” al entrar al colegio…
 
España tiene, desde 1978, una constitución… la primera de su historia que es fruto de un acuerdo entre los distintos sentimientos y opiniones de los españoles de aquella época.
 
La Constitución fue refrendada el 6 de diciembre de 1978 por el 87,78 % de votantes que representaba el 58,97 % del censo electoral.
 
Es decir, hubo gente que no votó… más del 40% de la población… y gente que votó en contra o se abstuvo… y toda esa gente, hoy, ha desaparecido… parece que nadie pasaba o estaba en contra de lo que se proponía… aunque yo conozco a varios.
 
En cualquier caso, es la única constitución de la historia de España que ha sido refrendada y aprobada por el pueblo español mediante referéndum.
 
Este marco legal ha propiciado, le pese a quién le pese, el período de nuestra historía más fructifero y feliz.
 
Siempre he dicho que el Día de la Fiesta Nacional debería pasar al 6 de diciembre … simbolizando la reconciliación…del mismo modo que el 14 de julio en Francia es el Día de la Reconciliación (no sólo de la Toma de la Bastilla).
 
Además de ese día, la Constitución tiene unos símbolos… entre ellos la bandera… el himno…
 
Para mí, simbolizan eso… la reconciliación, la prosperidad… y un país que mira al futuro… como diría Chesterton “la tradición es la transmisión del fuego, no la adoración de las cenizas”.
 
Me niego a ceder estos símbolos a gente que votó en contra de esta constitución porque otra gente busque sacar partido electoral de una serie de mentiras propagadas por supremacistas xenófobos y confundan… interesadamente, la forma de estado con la ideología.
 
Me niego a aceptar que los del “Trabajo, familia y patria” se adueñen de la idea de España… porque unos niñatos busquen sacar un puñado de votos.

Mi idea de España se parece bastante a la idea de Miguel Hernández …

“Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.”

Vientos del Pueblo me llevan…

22489970_1534383699976744_2544612511790043768_n
 
Por supuesto que el texto debe ser actualizado… por supuesto que debe ser mejorado… a pesar de los inmovilistas… para que dicho texto siga sirviendo para el progreso y siga representando, con todos sus símbolos, la idea de España dentro de Europa.


Categories: Sin categoría Tags: ,

Sábado, 14 de octubre de 2017 Sin comentarios

El tema de las DOP vínicas (y alimentarias en general) es España es de traca…


 Ahora parece que tienen la culpa de que seamos un país de vino barato… y no es verdad… por lo menos no del todo.
Leo de Savater la cita de Odo Marquard… que decía “El prejuicio más fácil de cultivar, el más impermeable, el más apabullante, el prejuicio de uso múltiple, la suma de todos los prejuicios, es el que afirma que todo cambio lleva, con certeza, a la Salvación, y mientras más cambio haya, mejor”
Estoy abiertamente a favor del sistema de Denominaciones de Origen… ¿hay que reformarlo?… Más que reformarlo hay que desarrollarlo.

Antes de empezar quiero recordar que una organización, especialmente las democráticas, es tan buena como el peor de sus miembros.

La solución no es abandonar… nunca ha sido así. Tampoco es pretender que lo arreglen los políticos y funcionarios de la Consejería de turno.

Para entender lo que implica desarrollar la Escalera de Denominaciones de Origen en un territorio… de qué forma se vincula un producto agroalimentario a su origen y cómo ese origen es además su principal exigencia de calidad al clasificar para el nivel superior (el de mayor especifidad y por tanto mayor exigencia) los productos con más requisitos, y en el caso de los vinos, los terrenos en función de su potencial (Borgoña) debemos mirar a Francia…

La misión de una DOP es certificar el origen y la calidad de los vinos producidos en territorios determinados. El modelo borgoñón es el que más dignifica el origen… en principio.

Ahora bien… me parece, como mínimo, aventurado pretender instalar ese modelo en España… Creo que a nivel de pueblo habrían auténticas matanzas a la hora de clasificar los distintos terruños sin una base clara de zonificación edafoclimática y productiva basada en datos reales acumulados durante al menos veinte años (para empezar a hablar)… y eso no existe en España.

Esta cuestión no es algo nuevo, como puede verse en el enlace… y que dice:

“No parece complicado establecer con objetividad una clasificación de los viñedos según sus aptitudes vitivinícolas, pero lo que sí resulta más difícil es comunicarle a un viticultor que una determinada viña de su propiedad no resulta apta para producir uva de primera calidad.
Sin embargo, una de las obligaciones que tiene encomendadas el Consejo Regulador es la calificación de los terrenos de cultivo, pues en su Reglamento esta cuestión viene recogida en el artículo 4.”

Por eso, creo que un modelo más sencillo (para empezar) de implantar es el del Ródano… tres niveles: genérico… comarcal y de pueblo… con criterios objetivos de calidad más exigentes a medida que se sube en la escalera. Llevo años abogando por este modelo en mis clases. Tiene dos ventajas:

1º. Es administrativo. Sería una buena herramienta para pasar progresivamente a sistemas basados en condiciones edafoclimáticas y olvidar el absurdo límite provincial.
2º. Permitiría colocar el nombre de los pueblos en los que se producen el vino como DOP con mayor nivel de exigencia que el genérico. Esto sería un primer paso para orientar la exigencia hacia una mayor concreción en el origen.

echelle de crus rhone

De paso, al cabo de diez años (por ejemplo) permitiría evaluar qué pueblos lo han hecho mejor… y empezar a tirar del carro por ahí… ¡¡ya saben.. si gana uno, ganamos todos ¿o no?!!

También sería interesante crear una IGP básica a nivel de comunidad autónoma (¿tal vez?) para animar a los productores a producir menos granel… creo que, de paso, mejorarían los vinos de “la casa” que encontramos por ahí. En el Languedoc esto ha funcionado bastante bien.

Dos requisitos son necesarios para poner en marcha esto…

1º. Son los productores los que tienen que pedirlo y creérselo… La legislación europea vigente (OCM) es muy clara a ese respecto… y el sentido común también.
2º. Hay que pagar por la materia prima… De lo contrario, nunca habrá vino con origen que valga la pena… y seguiremos siendo productores de alcohol barato. Nunca es sostenible a largo plazo una estrategia basada en poner en foco únicamente en ser el “más barato”.

Al ser humano no le gusta lo barato, lo compra si no tiene más remedio.

Como dijo un bodeguero.. . “en el mundo del vino caben un montón de formas de entenderlo:

– grandes elaboradores de apellidos ilustres y herederos de una tradición de generaciones,
-empresas multinacionales que utilizan el vino como una mercancía más y que mueven al año millones de botellas,
– bodegas medianas que producen y compran uva y pelean año tras año por no perder cuota de mercado aunque sea a costa de bajar precios y perder su identidad,
– bodegas que cuidan sus viñas y que buscan productos auténticos que los identifiquen y
-hasta friki-locos como yo que se dedican a recuperar viñas y que intentan que lo que queda reducido a una botella sea la expresión de la viña de ese año concreto.

Todo tiene cabida, sólo hay que decidir qué es lo que se quiere beber.”

Para mí lo mejor de todo es la última frase… eso de decidir…


Categories: Vino Tags: , , ,

Viernes, 1 de enero de 2016 Sin comentarios