Archivo

Entradas Etiquetadas ‘vid’ XML Feed

El champagne y La Champagne鈥 San Remigio, Clodoveo鈥 Santa Clotilde, esa maravillosa uni贸n entre la espada y la cruz. Primeras evidencias del cultivo de la vid en Champagne


En el cap铆tulo anterior terminamos diciendo que hablar铆amos de Clodoveo y de Remigio. Clodoveo es de la dinast铆a merovingia (nombre que viene de Merovech, su abuelo). Esta dinast铆a gobernar谩 a los francos durante casi 250 a帽os, hasta el 752. San Remigio, tambi茅n conocido como Remi o Remy, fue obispo de Reims durante 74 a帽os hasta el 533 D.C. La leyenda nos dice que sus milagros estuvieron vinculados al vino. En este cap铆tulo veremos con detalle estos milagros. 聽En cualquier caso, fue 茅l quien bautiz贸 a Clodoveo.聽 Son dos personajes fundamentales en la historia de Reims y de Francia y merecen un cap铆tulo para ellos solos. Vamos a ello鈥 Adem谩s, tenemos que hablar de Santa Clotilde.

 

Cuentan que Clodoveo quer铆a casarse con Clotilde鈥 Clotilde fue canonizada entre el 550 y el 560. 聽脡sta le exig铆a convertirse al Cristianismo.聽 Dicen, adem谩s que, a menudo, animaba a Clodoveo a rezar a Dios y a abandonar sus creencias paganas. De hecho, dicen (Michel ROUCHE: Clovis: suivi de vingt et un documents traduits et comment茅s. Editions Fayard, Paris, 1996) que bautiz贸 a sus primeros hijos sin dec铆rselo a Clodoveo.

 

Ella, finalmente, consigui贸 su prop贸sito al hacerle prometer que se convertir铆a si consegu铆a derrotar a sus enemigos y si unificaba la Galia. Clotilde se cas贸 con Clovis en el 493 en Soissons.

 

Es necesario tener presente que estamos hablando de un tiempo en el que hay muy pocas fuentes escritas fables. La vida de Clotilde, como reina de los francos, a veces se menciona en detalle en una biograf铆a de San Remigio escrita antes de que naciese San Gregorio de Tours (autor de Histoire des Francs), que vivi贸 en la segunda mitad del siglo VI. San Gregorio cita frecuentemente esta biograf铆a que es la principal fuente que se tiene hoy en d铆a.聽 En cualquier caso, parece evidente que Clotilde era una protegida de San Remigio que, debi贸, adem谩s, de ser su consejero.

 

sainte_clothilde

Miniatura extra铆da de las Grandes Chroniques de France (siglo XIV), mostrando a Santa Clotilde rezando a San Martin.

 

Bien, lo de la conversi贸n de Clodoveo, parecer ser, se produjo en la batalla de Tolbiac. Los historiadores, siguiendo a Gregorio de Tours, afirmaban que esta batalla tuvo lugar en el 496, pero las revisiones recientes la sit煤an en el 506 (Andr茅 VAN DE VYVER,聽 La victoire contre les Alamans et la conversion de Clovis, en Revue belge de philologie et d’histoire, n潞 15-3-4, 1936, p. 859-914).

 

batalla-de-tolbiac

La bataille de Tolbiac, Panth茅on de Paris, Francia (Joseph Blanc, 1846-1904)

 

La leyenda cuenta que Clovis estaba perdiendo e invocaba a sus dioses. Pero, como no pasaba nada, invoc贸 al Dios de Clotilde (Jes煤s) prometiendo que, si ganaba, se convertir铆a. Dios le dio la victoria, y Clovis se convirti贸. Su bautismo es fundamental en la historia de Reims. Tambi茅n cuenta la leyenda que, en esa misma batalla, un 谩ngel propuso a Clovis cambiar los tres sapos (s铆mbolo pagano) que adornaban su escudo por tres flores de lirio de oro. As铆, el lirio se convirti贸 en el emblema de la monarqu铆a francesa hasta 1830.

 

Al conseguir la conquista de la Galia, Clodoveo cumpli贸 su promesa.聽 M谩s all谩 de la promesa, es obvio que Clodoveo sab铆a que pod铆a sacar provecho de su conversi贸n al catolicismo. De hecho, podr铆a atraerse la benevolencia de las poblaciones galorromanas, la mayor铆a de los cuales eran gobernadas por reyes arrianos. Sin embargo, Clodoveo vacilaba ya que 聽la mitad de su pueblo profesaba creencias paganas. Resulta tambi茅n obvio que 聽la reina Clotilde pidi贸 el apoyo del obispo Remigio, que influy贸 mucho en Clodoveo.

 

As铆, en Reims, en la noche de Navidad 497 (o 498.499鈥β o en 驴驴??), Remigio bautiz贸 a Clodoveo y a 3.000 de sus soldados. 聽Esto facilit贸 que la poblaci贸n galo-romana les diese la bienvenida, ya no los consideraba francos invasores, sino liberadores. La Iglesia, que era la m谩s alta autoridad espiritual, tambi茅n eligi贸 el bando de los francos鈥 la uni贸n entre la espada y la cruz siempre ha beneficiado a ambas.

 

saint_remy_baptise_clovis

Escena mostrando 聽el bautismo de Clodoveo por San Remigio. Parte de un grabado en marfil con escenas de la vida del santo. (脷ltimo cuarto del siglo IX) Mus茅e de Picardie (Amiens, France)

La leyenda tambi茅n cuenta que hab铆a tanta gente que Remigio no pod铆a alcanzar los 贸leos con los que deb铆a ungir a los bautizados. Una paloma blanca apareci贸 del cielo, cogiendo el recipiente con los oleos en sus garras y llev谩ndoselo a Remigio que as铆 pudo completar la ceremonia.

 

Siempre hay una paloma鈥 De hecho, la blanca paloma, siempre ha sido uno de los 铆tems favoritos en todas las parafernalias m谩gicas desde los tiempos de Apolonio de Tyana hasta los de Houdini.. y todav铆a en nuestros d铆as.聽 El moderno escepticismo tiende a sugerir que, tal vez, m谩s que de los cielos, el p谩jaro viniese del palomar del obispo.

 

Este hecho tiene mucha importancia para los reyes franceses.聽 Los absolutistas basaban la afirmaci贸n de que eran reyes 鈥減or la gracia de Dios鈥 en esta leyenda ya que dec铆an que los 贸leos, en teor铆a, que a煤n se conservan en el museo que hay al lado de la Catedral de Reims, hab铆an venido del Cielo.

 

Ahora bien, parece ser que este recipiente, la Sainte Ampoule, fue rota de forma solemne, algunos dicen que a golpe de martillo) durante la Revoluci贸n Francesa el 7 de octubre de 1793 en lo que hoy se llama Place Royale) por Philippe R眉hl encima de lo que era el pedestal de la estatua de Luis XV 鈥 que hab铆a sido fundida para hacer ca帽ones鈥

 

Se dice, lo cuenta F茅lix LACOINTA en Du Sacre des rois de France de son origine et de la Sainte Ampoule (ed.聽 Ballard, Paris, 1825) reproducci贸n en facs铆mil, ed. Lacour, N卯mes, 2011) que uno de los testigos de la destrucci贸n de la Sainte Ampoule afirm贸 que recibi贸 algunas salpicaduras de aceite sagrado sobre su ropa. Otros tambi茅n afirmaron haber recogido algunos fragmentos del envase roto. Por 煤ltimo, algunos se帽alaron que en la v铆spera de su destrucci贸n, hab铆a tomado la precauci贸n de salvar todo lo que pudo del b谩lsamo sagrado. Estos detalles (que todav铆a se est谩n debatiendo hoy) son importantes. Diluido con aceite 煤nico, estas “huellas” habr铆an contribuido 聽a hacer m谩s cre铆ble la fabricaci贸n de una nueva cantidad de aceite sagrado para ser utilizado en las coronaciones posteriores.

 

脡ste es el caso de Carlos X, coronado el 聽29 de mayo de 1825鈥 煤ltimo rey Borb贸n de Francia y el 煤ltimo que tuvo una ceremonia de coronaci贸n y hermano de Lu铆s XVI (al que le cortaron la cabeza un lunes 21 de enero de 1793 en Paris, en la place de la R茅volution, hoy 聽place de la Concorde). No deja de ser ir贸nico que 茅ste fuese el primer rey de Francia que no lo era por 鈥渓a Gracia de Dios鈥濃 seg煤n la Constituci贸n de Francia del 3 de septiembre de 1791. Tras 茅l lleg贸 la Primera Rep煤blica Francesa, que dur贸 desde 1792 a 1804. Despu茅s, lleg贸 el Primer Imperio con Napole贸n鈥

 

La coronaci贸n de Carlos X tuvo lugar en Reims鈥 como buen ultramon谩rquico que era. Su car谩cter llev贸 a Francia a la Revoluci贸n de 1830鈥 que tuvo repercusi贸n en toda Europa. En Espa帽a coincidi贸 con el final del reinado de Fernando VII y la Primera Guerra Carlista (1833-1840) aunque esto s铆 que es otra historia. As铆 que sigamos.

 

1280px-coronation_of_charles_x_of_france_by_francois_gerard_circa_1827

Coronaci贸n de Carlos X (Fran莽ois G茅rard, 1827) Mus茅e des beaux-arts de Chartres

Para esta ocasi贸n, la coronaci贸n de Carlos X, se realiz贸 un nuevo relicario que puede verse en el Palais de Tau (al lado de la catedral) y que puede ver a continuaci贸n鈥β pero sigamos.

 

steampouleampouleetaiguillette

La mayor铆a de los reyes de Francia, e incluso ahora los pretendientes al trono, han sido ungidos y coronados en Reims. Adem谩s, varias localidades del este de Francia hacen referencia a la Sainte Ampoule en sus blasones.聽 Si van a Reims, visiten la catedral鈥 y no dejen de decirle al gu铆a que el pr贸ximo rey de Francia es un espa帽ol, Lu铆s Alfonso de Borb贸n, pretendiente legitimista (corriente que apoya al restablecimiento del reinado de la Casa de Borb贸n en Francia) al trono de Francia. Est谩 considerado por sus seguidores como el Rey Luis XX de Francia y Navarra鈥 隆隆ver谩n qu茅 cara pone el gu铆a!!

 

Una 煤ltima cosa curiosa,聽 de acuerdo con una tradici贸n secular y que no tiene ninguna base en la fe cat贸lica, es que se supon铆a que los reyes de Francia pod铆an curar la adenitis tuberculosa de los escrofulosos (las escr贸fulas son procesos infecciosos que afecta a los ganglios linf谩ticos) por el tacto, pronunciando la frase El rey te toca, Dios te sana. Desde 1722 y la coronaci贸n de Luis XV en Reims, la f贸rmula se convierte en el rey te toca, Dios te sane.聽El uso del subjuntivo entonces disminuye el impacto del poder del rey en la curaci贸n de los sujetos afectados.

 

El primero que menciona este 鈥減oder鈥 es Guibert de Nogent, abad de Nogent-sous-Coucy en sus Des reliques des saints (1124). El tal Guibert afirma que 茅l personalmente vio a Louis VI (que rein贸 entre 1108-1137) curar las escr贸fulas tocando a los enfermos y haciendo la se帽al de la cruz, milagro que 茅l describe como “habitual”. A帽ade, adem谩s, que el padre del rey Felipe I (que rein贸 entre 1060-1108) tambi茅n ten铆a ese 鈥減oder鈥, pero que hab铆a perdido su don milagroso a causa de sus pecados, es decir, el doble adulterio con Bertrade Montfort, que dio lugar a su excomuni贸n.聽 Si quieren saber m谩s sobre esto, les invito al leer el libro Los Reyes Taumaturgos de March BLOCH.

538px-st_remy_bishop_of_rheims_begging_of_clovis_the_restitution_of_the_sacred_vase_taken_by_the_franks_in_the_pillage_of_soissons

Enrique IV curando las escr贸fulas (Andr茅 de Laurens, De strumis earum causis et curae, 1609)

Volviendo a Clodoveo y a San Remigio鈥 Tras la ceremonia, hubo, obviamente, un gran banquete para celebrar el bautismo.聽 Clodoveo y los francos disfrutaron de los, al parecer fant谩sticos, vinos procedentes de los vi帽edos de Remigio.聽 Es probable que estos vinos fueran tintos. La leyenda tambi茅n incide en que esos vinos fueron hechos por esclavos que Remigio ten铆a pero que 茅ste los liber贸 en su testamento.

 

En cualquier caso, es a partir de este momento cuando se vinculan los vinos de la regi贸n de Champagne con la realeza鈥 aunque falta mucho para que sean espumosos.

 

Los francos disfrutaban con el vino e incluso adoptaron la ley romana que prohib铆a a la gente da帽ar el vi帽edo del vecino.

 

En aquel entonces, otros tiempos m谩s felices y tranquilos se recordaban en Reims. De hecho, cuando Clodoveo y su ej茅rcito de francos pasaron por Reims (por el camino que hasta hace poco a煤n se conoc铆a como el Grande Barberie) dirigi茅ndose a la batalla frente a Afranio Siagrio en 486, hay evidencias de saqueo. As铆, es conocida la desaparici贸n de un famoso jarr贸n de oro que uno de los 鈥渟eguidores鈥 del aspirante a monarca sustrajo de la residencia del obispo. No tenemos ninguna duda de que el nuevo due帽o 鈥渞ellenar铆a鈥 varias veces con vino de la zona ese jarr贸n.

 

La historia del jarr贸n de Soissons es uno de los mitos fundacionales de Francia. Seg煤n聽 Gregorio de Tours聽 en el libro II, cap铆tulo 27 de la Histoire des Francs, parece ser que Remigio le pidi贸 que el dichoso jarr贸n, que parece ser pertenec铆a a la catedral, no fuese parte del聽 bot铆n de guerra y fuese restituido a la Iglesia.聽 Clodoveo, dicen, accedi贸.聽 As铆, en el momento del reparto del bot铆n, Clodoveo solicit贸 que, adem谩s de su parte del bot铆n, se le diese el jarr贸n.

 

Cuentan que la tropa, en general estuvo conforme, excepto un soldado que rompi贸 el jarr贸n con su hacha, a帽adiendo que Clodoveo s贸lo tendr铆a lo que le correspond铆a.聽 Parece ser que esto no le sent贸 muy bien a Clodoveo.聽 El obispo debi贸 regresar a Reims con los restos del jarr贸n.

 

Un a帽o m谩s tarde, mientras pasaba revista a sus soldados en el Campo de Marte, Clodoveo reconoci贸 al soldado insolente. Le se帽al贸 que sus armas estaban sucias y las ech贸 al suelo. Cuando el soldado se agach贸 para recogerlas, Clodoveo le parti贸 la cabeza de un hachazo, a la vez que dec铆a:

 

隆Esto mismo hiciste t煤 con el jarr贸n de Soissons!

Clodoveo restituy贸 el jarr贸n robado, e hizo un tratado con el obispo San Remigio (hijo de Emilio, el conde de Laon). Adem谩s, como ya hemos comentado, Clodoveo se convirti贸 al Cristianismo y acept贸 el bautismo de mano del mismo Remigio.

 

A partir de ah铆, las leyendas han ensalzado la piedad de la reina Clotilde, la capacidad de San Remigio, as铆 como la pompa y ceremonia que marcaron el bautismo de Clodoveo en Reims en diciembre de 496 (ya hemos dicho que la fecha no est谩 clara).

 

Tambi茅n es conocida, aunque menos, la jugada maestra del obispo al hacer adorar al aspirante a rey la cruz que 茅l mismo hab铆a quemado y obligarle a quemar, a su vez, a los 铆dolos que hab铆a adorado hasta la fecha. Se cuenta la famosa frase con la que el obispo bautiz贸 a Clodoveo:

 

Qu铆tate los collares e inclina la cabeza, orgulloso Sicambre, baja humildemente tu cuello. Adora lo que quemaste y quema lo que adorabas.

Los sicambres eran un pueblo germ谩nico. En la 茅poca, se designaba as铆 a los francos.

 

Otra bella historia es la de la Sainte Ampoule, de la que ya hemos hablado.

 

Adem谩s, algunos los milagros que justifican la santidad de Remigio est谩n vinculados al vino, tal y como muestra la representaci贸n que hay de uno de esos hechos en la fachada norte de la catedral de Reims. Veremos algunos con detalle m谩s adelante.

 

Los viejos arquitectos monacales, tambi茅n, mostraron su aprecio por la vid, introduciendo continuamente festones esculpidos con hojas de parra entremezcladas con racimos de uvas en las decoraciones de las iglesias que constru铆an.

 

La iglesia de San Remigio, por ejemplo, que se empez贸 a construir a mediados del siglo VII, proporciona un ejemplo de esto en las molduras de su puerta principal; y la catedral de Reims ofrece varias muestras de un car谩cter similar.

san-remigio-convirtiendo-el-agua-en-vino

San Remigio llenando de vino un barril vacio. Catedral de Reims (puerta norte)

En cualquier caso, es obvio que el vino que fluy贸 libremente celebrando la conversi贸n del rey de los francos debi贸 ser ambros铆a y que los feroces guerreros que acababan de conquistar Soissons y Tolbiac 聽saciaron su sed con el vino surgido de las vides en las colinas de los alrededores. Es sabido, de hecho, que el rey mismo se emborrach贸, bien con una cuv茅e reserve surgida del vi帽edo que San Remigio hab铆a plantado en la finca familiar cerca de Laon, bien con la que su esclavo Melanio cultivaba para 茅l solo fuera de los muros de Reims.

 

En medio de la anarqu铆a y la confusi贸n que marc贸 el d茅bil reinado de la dinast铆a merovingia, encontramos una Francia a punto de caer en un estado de barbarie; y, aunque la Ley S谩lica dictada por Clodoveo promulgase penas severas por arrancar cepas, es f谩cilmente entendible que la perspectiva de recibir en cualquier momento una orden de desalojo refrendada con la ayuda de un hacha de guerra no debe haber ayudado mucho a la idea de desarrollar proyectos de vitivinicultura duraderos.

 

Es cierto que la Iglesia y sus propiedades, entre las que estaban la mayor parte de las vi帽as de Reims y Epernay, estaban ligeramente m谩s protegidos aunque, con cierta frecuencia, ni las amenazas de los obispos ni la promesa de la venganza de los santos pudo reprimir los actos de sacrilegio y pillaje.

 

San Remigio muri贸 en 533. Sus reliquias se conservan en la Bas铆lica de San Remigio y como ya hemos dicho, sus milagros est谩n vinculados al vino.聽 Siguiendo al pie de la letra un texto de Hincmaro de Reims (arzobispo de Reims en la segunda mitad del siglo IX), Flodoardo (del que ya hemos hablado) cuenta el milagro del vino que Remigio, despu茅s de haberlo bendecido, dio a Clodoveo como promesa de victoria.

 

Cuenta que 聽Louis (nombre con el que se bautiz贸 Clodoveo) se puso en marcha contra Gondebaud y son hermano God茅gisile (pr铆ncipes burgundios). Tras haber recibido la bendici贸n de San Remigio, quien le predijo la victoria, recibi贸, entre las instrucciones del obispo, la recomendaci贸n de combatir a los enemigos mientras que el vino bendecido fuera suficiente para satisfacer su abastecimiento diario.聽 Tras hacer huir a los burgundios y fundar en Par铆s la iglesia que hoy es la de Saint-脡tienne-du-Mont,聽sigui贸 el consejo de San Remigio, y march贸 contra Alarico II (que era arrio). Del santo recibi贸, adem谩s de la bendici贸n, la certeza de la victoria.聽 Del mismo modo que en ocasiones anteriores, el santo le dio un vaso lleno de vino bendecido y le recomend贸, de nuevo, seguir luchando mientras el vaso le diese vino a 茅l y a todos los que 茅l quisiese dar.聽 El rey bebi贸, y varios de sus oficiales, sin que el vaso de vaciase. Luch贸 contra los godos y les hizo huir. Regres贸 victorioso y lleg贸 de gloria y el vaso segu铆a lleno de vino.聽 Esto lo cuenta Flodoardo en su Historia Remensis Ecclesiae (escrita en la primera mitad del siglo X). El texto fue traducido varias veces al franc茅s, la primera a principios del siglo XVII.

 

Este milagro est谩 representado en la colecci贸n de tapices del siglo XVI sobre la vida de San Remigio ofrecidas al cap铆tulo de la bas铆lica de San Remigio por el arzobispo de Reims Robert de Lenoncourt y que se conservan en el mus茅e Saint-Remi de Reims (del que ya hemos hablado).聽 En el tapiz se puede leer:

A Clovis c么me il fult notoire,

Ung barril de vin prepara

Et luy dilt tu auras victoire

Autant que le vin durera.

 

tapices-san-remigio

La salle des tapisseries. Mus茅e Saint Remi (Reims)

 

En el mismo texto de Flodoardo aparece otro milagro vinculado al vino que precede al del vino bendecido y art铆fice de la victoria del rey. Una vez, en su soledad episcopal, Remigio estaba recorriendo el territorio de la misma. Por petici贸n de su prima Celsa, virgen consagrada a Dios, fue al pueblo de Sault (tal vez Sault-Saint-Remy o Sault-les-Rethel, en Rethel) en el que viv铆a. Mientras que el obispo serv铆a vino a su anfitriona, el intendente de Celsa vino a comunicarle que el vino se acababa.聽 Alegremente, el obispo intento consolarle y le pregunt贸 si quedaba un poco de vino en alguno de los toneles. Le mostraron uno en el que quedaba un poco de vino. Remigio hizo la se帽al de la cruz, se arrodill贸 y rez贸. En ese instante 隆隆milagro!! El vino rebos贸 el tonel y se derram贸 por el suelo. En cuanto su prima tuvo noticia del prodigio, don贸 sus posesiones en Sault a San Remigio y a su iglesia.

 

Este milagro tambi茅n est谩 representado en los tapices y tambi茅n hay un texto:

Ung tonneau vuyde 脿 sa parente

Il benit puis fut plein de vin

Par gr芒ce de Dieu apparente

Faisant mainct ouvrage divin.

 

La misma escena fue esculpida en el siglo XIII en el t铆mpano de una de las puertas de la fachada norte de la catedral鈥 ya lo hemos dicho y hemos puesto una imagen.聽 Asimismo, est谩 representada en una vidriera del siglo XVI en la iglesia de Notre-Dame de 脡pernay.

 

Volviendo a hablar del tema que ocupa est谩s p谩ginas, todos los milagros contados por Flodoardo no presuponen la existencia de una viticultura local en la 茅poca de San Remigio.聽 Es todo caso, adem谩s, de hacerlo, la situar铆a en un contexto legendario.

 

驴Qu茅 debemos pensar, pues, de las vi帽as y de los viticultores que aparecen citados en el Testament de Saint-R茅mi, le Grand Testament, 聽al que el mismo Flodoardo dedica un cap铆tulo de la ya citada Historia de la Iglesia de Reims?

 

Del texto se deduce que San Remigio ten铆a tanto vino que no fue necesario que repitiese el milagro que hizo en casa de su prima.聽 Tambi茅n se deduce de esas 煤ltimas voluntades escritas durante su enfermedad en 530.聽 Sus posesiones, incluidas las vit铆colas, fueron suficientes para contentar, incluso, a un obispo de las m谩s plurales inclinaciones鈥 Esto es lo que afirma el R. P. Dom Guillaume MARLOT en su Histoire de la ville, cit茅 et universit茅 de Reims de 1845.

 

Lo cierto es que, 聽tras recordar que San Remigio hizo testamento en favor de la Iglesia de Reims, en el testamento referenciado por Flodoardo se dedican var铆as p谩ginas a enumerar a beneficiarios individuales de dicho testamento. As铆, por ejemplo, se cita una vi帽a en las afueras de Reims que se reparten sacerdotes y di谩conos junto al viticultor Melanio (siervo / esclavo de San Remigio) que la cultivaba.

 

Se citan algunas otras vi帽as. As铆, se dice que deja en herencia al obispo Lobo el vi帽edo cultivado por Enias. A su sobrino Agr铆cola, el vi帽edo plantado por Melanio en Laon y el cultivado por Bebrimodo. A su sobrino Agatimero le deja el vi帽edo que plant贸 茅l mismo en Vindonisae鈥 y as铆 varios m谩s.

 

Tambi茅n merece menci贸n el hecho de que cite una localidad que ser谩 llamada a ser famosa en relaci贸n al vino de Champagne.聽 Habla de una vi帽a en la ciudad de Sparnacus (Epernay).聽 Se refiere a un tal Eulogio, condenado a muerte por alta traici贸n en 499 y que se salv贸 por la intercesi贸n del obispo. El condenado hab铆a otorgado a su benefactor dicha vi帽a 聽y 茅ste la ced铆a a su vez a la iglesia de Reims.

 

Tambi茅n leg贸 a esta iglesia fincas en los Vosgos y m谩s all谩 del Rin, con la condici贸n de que se proporcionase, cada a帽o,聽 brea a los monasterios fundados por 茅l, o sus predecesores, para arreglar las vasijas en las que guardaban el vino. Esto puede ser una evidencia de la permanencia de la Antigua costumbre romana de calafatear las vasijas usadas para guardar el vino鈥 Un tema, el de las vasijas, que nos apasiona.

 

Lo fundamental, en lo que a nosotros respecta, es que es el primer texto que habla de la existencia de vi帽as en Champagne.

 

Claro que, la siguiente pregunta es 驴cu谩ndo se redact贸 dicho testamento? San Remigio muri贸 en la primera mitad del siglo VI. Sin embargo, para ciertos historiadores, su testamento es ap贸crifo, o, cuanto menos, fue objeto de varias modificaciones.聽 En cualquier caso, Hincmaro de Reims escribi贸 en el siglo XI y Carlos el Calvo cita el testamento en una ordenanza de 846.

 

No deja de ser cierto que si bien el arzobispo de Reims, Hincmaro, fue el primero en poner por escrito la leyenda, la tom贸, como lo cree March BLOCH en su obra Los Reyes Taumaturgos (que ya hemos citado), de tradiciones folcl贸ricas de Reims.聽 Es evidente que adapt贸 esas tradiciones locales para que sirviese a las pretensiones de la Iglesia de Reims a la supremac铆a eclesi谩stica, y para confirmar, al modo carolingio, el control de la monarqu铆a por parte de la Iglesia鈥 de nuevo esa coalici贸n entre la espada y la cruz que tantos mutuos beneficios ha reportado.

 

Esto nos permite afirmar que, cuanto menos, a partir del a帽o 800, la vi帽a estaba bien establecida y que 茅sta se habr铆a propagado merced al desarrollo de la viticultura al amparo de nobles, sacerdotes y monasterios. Esto es algo en lo que est谩n de acuerdo todos los autores.

 

Es muy interesante observar la conexi贸n entre el desarrollo de la viticultura y el Cristianismo. Este v铆nculo es obvio si se tiene en cuenta que el vino es necesario para la celebraci贸n del m谩s solemne sacramento de esta religi贸n.

 

De todos es sabido que el Cristianismo se convirti贸 en la religi贸n oficial del Imperio Romano en la primera d茅cada del siglo IV y que Teodosio prohibi贸 el paganismo.聽 Es en esta 茅poca cuando encontramos evidencias de la expansi贸n de la cultura de la vi帽a por toda la Galia y a San Mart铆n de Tours predicando el Evangelio y plantando un vi帽edo

 

Como curiosidad, diremos que, parece ser que, San Mart铆n, cuya festividad se celebra el 11 de noviembre, introdujo la ceremonia del bautismo del mosto, que fue prohibida por considerarse una ceremonia pagana. La ceremonia transformaba un mosto impuro en un vino maduro a trav茅s de una bendici贸n. Otra interesante leyenda dice que San Mart铆n fue capaz de convertir el agua en vino.

 

La fiesta tiene un origen sin duda precristiano. 聽Una de las razones por las que este d铆a est谩 marcado como “Celebraci贸n del Vino”, es que el D铆a de San Mart铆n coincide aproximadamente con el momento a partir del cual el vino reci茅n producido est谩 listo para beber.

vino-de-san-martin

El vino de la fiesta de San Mart铆n. 聽de Pieter Brueghel el Viejo (1565-1568) Museo del Prado (Madrid)

 

En el pr贸ximo cap铆tulo hablaremos m谩s extensamente de esta relaci贸n entre los monjes y el vino.


Mi茅rcoles, 11 de enero de 2017 Sin comentarios

El champagne y la Champagne鈥 Roma


Los remos, (que significa los primeros), seg煤n Venceslas KRUTA en 聽Les Celtes, histoire et dictionnaire ,(editado por 聽Robert Laffont, 2000), 聽eran una tribu que habitaba el noreste de la Galia en el siglo I a. C. Ocuparon la parte septentrional de la llanura del territorio que hoy es Champagne, en las estribaciones meridionales del bosque de las Ardenas, entre los r铆os Meuse y Marne, y a lo largo de los valles fluviales del Aisne y sus afluentes, el Aire y el Vesle.聽 Aliados con las tribus germ谩nicas del este, sol铆an tomar parte en guerras contra los parisios y los senones. En esas guerras, eran famosos por聽 su caballer铆a.聽 Su capital era Durocortorum (hoy Reims), el segundo oppidum 聽en tama帽o de la Galia, seg煤n S. FICHTL, Les peuples gaulois, (茅ditions Errance, 2012). Fue fortificado all谩 por el 80-70 A.C.

Durocorter, que luego los romanos llamar铆an Durocortorum (Julio C茅sar y Estrab贸n), se situaba en un punto de lo que luego ser铆a la Via Agrippa que iba desde Langres (Andemantunnum) 聽hacia Gran Breta帽a.

 

Plano del oppidum de Durocortorum. http://www.oppida.org/

Plano del oppidum de Durocortorum. http://www.oppida.org/

聽Jean Baptiste Fran莽ois GERUREZ, en 聽Description historique et statistique de la ville de Reims : …avec le r茅cit abr茅g茅 de ce qui s’est pass茅 脿 Reims dans la guerre de 1814 et de 1815 et orn茅 de vingt gravures repr茅sentant les monuments anciens et modrenes, (Reims, Le Batard, 1817) 聽da dos significados: 1) en celta “fortaleza redonda”; 2) se trata de las palabras galas dure 聽(“torre” o “agua”) y cort 聽(“granja”) con lo que tendr铆amos 聽“granja construida cerca de una torre o el agua.”

聽Tambi茅n podr铆a ser un nombre galo compuesto por duro, Duron, es decir “mercado” o “foro” (seg煤n Xavier DELAMARRE, Dictionnaire de la langue gauloise: une approche linguistique du vieux-celtique continental, Paris, ed. Errance, 2001) y una segunda parte cuyo significado se desconoce.

En cambio,聽 Auguste LONGNON, Les noms de lieu de la France: leur origine, leur signification, leurs transformations, publicado por P. Marichal y L. Mirot聽 (脡ditions Honor茅 Champion, Paris, 1999),聽聽 afirma que Dur- significa 鈥渇ortaleza鈥 y cor-t 聽鈥渃entro鈥, 鈥渧illa鈥, 鈥渃apital鈥.

Un oppidum (en plural oppida) es el nombre dado por Julio C茅sar a los emplazamientos que iba encontrando durante su conquista de las Galias. 聽Era un lugar elevado, una colina o meseta, cuyas defensas naturales se han visto reforzadas por la intervenci贸n del hombre. Los oppida se establec铆an, generalmente, para el dominio de tierras aptas para el cultivo o como refugio fortificado.

Seg煤n S. FICHTL, Les peuples gaulois, (茅ditions Errance, 2012) que ya hemos citado, se conocen otros asentamientos en la zona:

  • El oppidum del 鈥淰iejo Reims鈥, situado en las comunes de Variscourt y Cond茅-sur-Suippe, y con una extensi贸n de 170 hect谩reas. 脡ste era el m谩s extenso de todos los oppida y parece ser que era la capital original hasta su traslado a Durocortorum
  • El oppidum de la “Vieja Laon”, que se encuentra en Saint-Thomas (Aisne) y que podr铆a ser el sitio de Bibrax, citado por Julio C茅sar en sus Comentarios sobre la Guerra de las Galias 聽y cerca del cual gan贸 a los belgas tras una sangrienta batalla.
  • Los oppida de la meseta de Nandi, en Ch芒teau-Porcien y el peque帽o oppidum de Chestres en Vouziers, aunque 茅stos no sean tan evidentes.
  • El oppidum de “Viel-Chalons” en La Cheppe, equivocadamente llamado “campamento de Atila”, habitado por la tribu Catalaunes, dependientes de los Remi, que ser谩 el origen de Catalaunum, guarnici贸n romana instalada en una isla del r铆o Marne, en el actual Chalons-en-Champagne. El oppidum du Chatelet Gourzon tambi茅n se atribuye a la tribu de los Catalaunes.

durocortum

Vi帽eta con referencia a los vinos de Durocortorum en La Vuelta a la Galia de Ast茅rix

Se sabe poco de la historia antes de los romanos en esta zona debido a que los galos transmit铆an la tradici贸n de forma oral aunque, seg煤n Venceslas KRUTA聽en聽 Les Celtes, histoire et dictionnaire, (editado por聽 Robert Laffont, 2000) y que ya hemos citado,聽 la investigaci贸n arqueol贸gica ha puesto de relieve la continuidad cultural de los asentamientos en la regi贸n de Reims desde al menos la Primera Edad del Hierro.

Los romanos invadieron la Galia alrededor del 121 A.C., terminando esta conquista Julio C茅sar all谩 por el a帽o 52 A.C. cuando Vercing茅torix cae derrotado en Al茅sia, tras seis semanas de asedio, poniendo fin a la independencia gala.聽 Esta conquista supondr铆a el inicio de una importante industria vitivin铆cola en la Galia. Durante la conquista, y posteriormente, los romanos plantaron numerosos vi帽edos聽 en la Galia.

Fue al final, 聽entre el 58 A.C. y el 51 A.C., cuando Julio C茅sar se dispuso a conquistar la Galia Melenuda (as铆 llamada por el pelo largo que sol铆an llevar sus habitantes).

Los Remos, bajo Iccio y Andecombogio, se aliaron con Julio C茅sar y permanecieron leales a 茅l a lo largo de toda la Guerra de las Galias, siendo el m谩s pro-romano de todos los pueblos de la Galia鈥 de hecho, no se aliaron con Vercing茅torix en su rebeli贸n contra Roma.

Los romanos los consideraban una civitas. Eso indica el mismo Julio C茅sar, en Comentarios sobre la guerra de las Galias, 2,3,1.聽 Ser considerado civitas era importante, en contraste con una comunidad o tribu (pagus), como las tribus enumeradas como pagi por Julio C茅sar que estaban subordinadas a las civitas de los Helvetii.

Haciendo un aparte para los mitos, seg煤n Michel SOT en Les temps mythiques: les origines pa茂ennes et chr茅tiennes de Reims. I. Les origines pa茂ennes, que est谩 en Un historien et son 脡glise au Xe si猫cle: Flodoard de Reims (Paris: Fayard, 1993), una leyenda relata que Remo, el hermano de R贸mulo, fund贸 la ciudad de Reims despu茅s de haber huido del Lacio, a lo que actualmente es el norte de Francia, y de esa manera origin贸 al pueblo de los remos.聽 El tal Flodoard de Reims (893 – 966) era un can贸nigo, cronista y presunto archivista de la iglesia catedralicia de Reims en el regnum Francorum occidentalium durante las d茅cadas siguientes a la disoluci贸n del imperio carolingio.

Abriremos otro par茅ntesis para comentar, fuera ya de leyendas, 聽que 聽cualquier caudillo sab铆a que si perd铆a la batalla deb铆a suicidarse antes de que lo hiciesen prisionero, eso implicaba honor. Era lo que esperaban sus huestes. Si era hecho prisionero, ser铆a humillado y ejecutado en p煤blico para mayor gloria del caudillo ganador.聽 El Triunfo romano era la apoteosis del vencedor. Lo conced铆a el Senado al general que lograba una victoria para Roma en la que perecieran m谩s de 5.000 enemigos.聽 El l铆der perdedor era ejecutado ritualmente en el Tullianum.

As铆, por ejemplo… Vercing茅torix no se quiso suicidar y fue hecho prisionero y ahorcado en Roma durante la ceremonia de Triunfo de Julio C茅sar tras la Guerra de las Galias. Su cuerpo fue arrojado a los cerdos. 聽聽Por el contrario, Marco Antonio, al saber que iba a ser hecho prisionero por Octavio,聽 no dud贸 en suicidarse, evitando el escarnio.聽 Cleopatra, por el contrario, crey贸 las palabras de perd贸n de Octavio hasta que se dio cuenta de sus mentiras y se suicid贸 con una serpiente.聽 Esto enfad贸 sobremanera a Octavio que los ahorc贸 a los dos muertos en Roma… el pueblo se re铆a de Octavio y honraba a Marco Antonio.

vercingetorix

Vercing茅torix arroja sus armas a los pies de Julio C茅sar por Lionel Noel Royer (1899). Museo Crozatier, en Le Puy-en-Velay.

聽Pero sigamos鈥

El nacimiento y el desarrollo de la civilizaci贸n galo 鈥 romana abarca el per铆odo que va desde ese 58 A.C. 聽hasta aproximadamente el 406 D.C.聽 En el 57 A.C., como ya hemos dicho, los habitantes de Reims ya estaban bajo la 鈥減rotecci贸n鈥 de Roma鈥 聽y en el 53 A.C., Julio C茅sar ya convoc贸 a la Asamblea de los Galos en Reims para tratar la rebeli贸n de los senones y carnutos.

Durocortorum formada parte de las ciudades aliadas, consideradas como independientes, conservando sus leyes, su religi贸n y su gobierno. En el 51 A.C. los habitantes de Reims disfrutaban del t铆tulo de 鈥渁migos y aliados del pueblo romano鈥. En el 50 A.C. esta parte de la Galia ya era provincia romana junto a la Galia Narbonense.

En el a帽o 27 A. C. el emperador Augusto dividi贸 el territorio al norte de los Alpes en tres nuevas provincias: Gallia Aquitania, Gallia Lugdunensis, y Gallia Belgica. La provincia de Gallia Belgica se extend铆a desde el mar del Norte hasta el lago de Constanza (Lacus Brigantinus), lindaba al este con el Rin, conten铆a partes de lo que actualmente es el oeste de Suiza y su capital estaba situada en la ciudad de los remos (Reims).

En el a帽o 17 a. C. el gobernador de la provincia Marcus Lollius fue vencido por los sugambros. En aquella derrota, el 谩guila dorada de la V Legi贸n Alaudae fue tomada (algo considerado una humillaci贸n en Roma, hay alguna pel铆cula sobre esto y lo que supone). Por eso, entre el 16 y el 13 A.C. se reorganiz贸 la provincia 聽que sigui贸 teniendo a Reims como capital.

Aunque, como hemos dicho, 聽Reims se convirti贸 bajo el dominio romano en una de las capitales de la Galia belga 聽y adquiri贸 una importancia que atestiguan ampliamente los numerosos restos en forma de templos, arcos de triunfo, ba帽os, arenas, caminos militares, etc., (algunos de ellos los veremos enseguida) y a pesar de que los galos se distinguieron especialmente por la r谩pida adopci贸n de las costumbres romanas, 聽parece cierto que, durante el dominio de los doce C茅sares, los habitantes de la actual Champagne fueron forzados a sacar el vino, con el que se llenaron sus 谩nforas y sus paterae聽 de fuentes for谩neas.

Como curiosidad, diremos que una patera o phiala es un recipiente con una muesca bulbosa (omphalos) en la parte inferior central para facilitar la sujeci贸n. Normalmente no tiene ni asas ni pies (una copa con asas es un kylix), los dos t茅rminos pueden ser utilizados indistintamente, particularmente en el contexto de la cultura etrusca, 聽phiala es m谩s com煤n en referencia a formas griegas, y patera en un ambiente romano.聽 Se usaba, sobre todo para libaciones que consist铆an en derramar vino, leche o miel en honor de los dioses.

 

romano-ocn-patera

Estatua de bronce de sacerdote togado con patera (siglo II / III D. C.).Wei脽enburg (Baviera). Museo Romano.

 

Ya hemos comentado que los vinos de los cuales hablan Plinio y Columela eran de la聽 Gallia Narboniensis, aunque el cultivo de la vid, sin duda, se hab铆a extendido ya a Aquitania y por las orillas del Saone 聽cuando se promulg贸, en el 92 D.C.,聽 el severo edicto de Domiciano (el loco cazador de moscas) basado en el supuesto de que los terrenos dedicados a Baco estar铆an mejor honrando a Ceres y provocando, con ello, el arranque de vi帽as en toda la Galia鈥 de esto tambi茅n hablaremos enseguida.

En el a帽o 48 de nuestra era el emperador Claudio pidi贸 en el Senado que los notables de la Galia Melenuda tuviesen acceso a la magistratura romana.

En el a帽o 70, en la Asamblea de los Galos reunida en Reims, los habitantes de la ciudad volvieron a mostrar su fidelidad a Roma y a Vespasiano rehusando la independencia que les propon铆a Julio Civilis, el l铆der de los b谩tavos (el pueblo germ谩nico que viv铆a en la zona que ocupan en la actualidad los Pa铆ses Bajos) en su revuelta contra Roma del a帽o 69 al 70 D. C.

 

conspiracion-de-civilis

La Conspiraci贸n de los B谩tavos bajo Claudio Civilis聽(1661-62) Nationalmuseum (Estocolmo)

 

Vamos a ver m谩s despacio el tema del edicto de Domiciano. Seguro que aprendemos algo. Debemos empezar hablando de la erupci贸n del Vesubio en el 79 D.C.聽 que inund贸聽 con una marea de lava Pompeya y destruy贸 una rica ciudad con doscientas tabernas y 30 villas productoras de vino, destruyendo algunos de los mejores vi帽edos del Imperio. La a帽ada del 78 desaparece entre las llamas. En Roma, el vino se vuelve escaso. Al llegar al poder el emperador Domiciano, orden贸 que se plantasen con vi帽as grandes extensiones de terreno que hasta entonces se dedicaban a cereal en las provincias romanas. Esta orden tuvo consecuencias negativas.

Los romanos se muestran 谩giles en su reacci贸n: el vino es la manera m谩s sencilla de amasar una fortuna. Sigue una batalla campal por plantar majuelos en los alrededores de Roma y hasta el 煤ltimo acre de campo de trigo se planta de vid; tras la bajamar, se levanta una pleamar de vino. Poco despu茅s escasea el trigo.聽 El emperador tuvo que revocar la orden en el 92 D.C. ordenando el arranque de vi帽edos (al menos el 50% en la Galia).

Casi doscientos a帽os estuvo este extra帽o edicto en vigor y, durante todo ese tiempo, el vino consumido en los dominios galorromanos fue importado del extranjero. Seis generaciones de hombres, para los que el alegre oficio de la vitivinicultura era algo hereditario, y las alegr铆as de cada a帽ada hab铆an casi desaparecido cuando, en 282, el emperador Probo, el hijo de un jardinero, permiti贸 de nuevo cultivar la vid, y anim贸 a sus legiones a plantar vi帽edos en la Galia.聽 Esto lo cuenta Max SUTAINE. Fue un comerciante de vinos de champagne que alcanz贸 cierta notoriedad en los Estados Unidos en la mitad del siglo XIX. Escribi贸 Essai sur l’histoire des vins de la Champagne en 1845.

En este ensayo hist贸rico lamenta que los grandes vinos tintos de Champagne ya no se vendan… describe la expansi贸n de la zona donde se cultivan las uvas para hacer vinos espumosos… se queja de que los reci茅n llegados al comercio del vino de Champagne sean tan ruidosos y tan poco respetuosos con la tradici贸n.

Tambi茅n da una interesante explicaci贸n de c贸mo hay tantos apellidos alemanes en marcas importantes de Champagne. Seg煤n 茅l, los franceses no estaban dispuestos a aprender idiomas extranjeros, y as铆, a medida que el negocio se expandi贸, se vieron obligados a contratar empleados para supervisar esa exportaci贸n. As铆, estos j贸venes alemanes pol铆glotas utilizaron los conocimientos adquiridos trabajando para los franceses para crear su propia empresa qued谩ndose los mercados. Ya llegaremos al siglo XIX pero no hemos podido resistirnos a mencionar las interesantes, y actuales, reflexiones de este comerciante.

Volviendo al Edicto de Domiciano, dicen algunos que tras su abolici贸n el cultivo de la vid se reanud贸 r谩pidamente. Adem谩s, con los avances en agricultura, la deforestaci贸n y el hecho de que el clima hab铆a mejorado, las regiones situadas m谩s al norte buscaron emular a sus compatriotas del sur.

Dicen tambi茅n 聽que la derogaci贸n del Edicto hecha por Probo fue muy celebrada. 脡sta es una de las razones que se han dado para argumentar que el arco de triunfo conocido como Puerta de Marte (y del que hablaremos enseguida) se erigi贸 en se帽al de gratitud por este hecho.

Vamos a intentar arrojar algo de luz en este asunto.

Ya hemos dicho que el Edicto sigui贸 vigente durante casi 200 a帽os hasta el 280 D.C. aunque con un impacto muy limitado. No todo el mundo obedeci贸.聽 Algunos encontraron formas de burlar el decreto imperial.聽 Por ejemplo, cualquier terreno que perteneciese a un romano pod铆a ser declarado, t茅cnicamente, tierra romana dejando de formar parte de la provincia conquistada y quedando as铆 exenta de cumplir la orden imperial de arranque.

Es el historiador Suetonio (70 鈥 126 aprox.), en su Vida de los Doce C茅sares, el que cuenta el asunto del Edicto de Domiciano. Algunos han se帽alado que el Edicto se aplic贸 en Champagne y que el objetivo real del emperador era que los vinos extranjeros no llegasen a Italia para competir con los vinos locales.

Para aclararlo, lo mejor es ir al texto original. As铆, Suetonio nos cuenta que:

Un a帽o en el que hab铆a vino en abundancia pero el trigo escaseaba y estimando que el exceso de vid hab铆a descuidado otras labores necesarias de la tierra, prohibi贸 plantar m谩s vides en Italia, y dio la orden de arrancar las vi帽as en las provincias, dejando como mucho la mitad. Sin embargo no hizo ejecutar el edicto

Suetonio indica adem谩s que Domiciano hizo revocar el Edicto, entre otras cosas, porque en Roma circulaban libelos como 茅ste:

Incluso aunque me devores hasta las ra铆ces, siempre llevar茅 suficiente fruta para hacer la libaci贸n sobre tu cabeza, Oh cabra, cuando llegue la hora de tu sacrificio

Esto demuestra que los motivos de Domiciano para derogar el Edicto eran bien distintos a los que se alude. Adem谩s, el Edicto no tuvo ning煤n efecto en Champagne ya que no parece probado que hubiesen vi帽edos en aquella 茅poca.

Por otro lado, 驴qu茅 cabe pensar de las afirmaciones seg煤n las cuales el emperador Probo y sus legiones jugaron un papel determinante en la implantaci贸n del vi帽edo en Champagne?聽 Es cierto, sin duda, que durante su corto reinado, entre el 276 y el 282, favoreci贸 la plantaci贸n de vi帽edos.

Esto es lo que dice el historiador romano Sexto Aurelio V铆ctor (320 鈥 390 aprox.) en su Libro de los C茅sares:

Del mismo modo que An铆bal hab铆a cubierto de plantaciones de olivos la mayor parte de 脕frica gracias al trabajo de sus聽 legiones, ya que consideraba su reposo perjudicial tanto para el Estado como para sus generales, de la misma forma Probo hizo cubrir de vi帽edos la Galia ,la聽 Panonia y las colinas de Moesia

Sin embargo, el historiador romano Eutropio (finales del siglo IV), en su Breviario, afirma que Probo recurri贸 a los militares para plantar vides en el Monte Almus, cerca de Sirmio y en el Monte de Oro (Alta Moesia), regiones que se encuentran en la actualidad, respectivamente, en 聽Yugoslavia y Bulgaria.

Nada nos permite afirmar, pues, que Probo, como se ha afirmado, haya tenido intenci贸n de revocar el Edicto de Domiciano, promulgado hace 200 a帽os y que, como hemos visto, tampoco parece que haya tenido un gran efecto.

Tampoco nada nos puede hacer pensar que la regi贸n de Champagne se haya beneficiado de “plantaciones militares”, que, dadas las necesidades de suministro de plantas de vid, s贸lo podr铆an hacer a una escala m谩s grande en zonas con vi帽edos ya en marcha. Por lo tanto, es poco probable que sea en honor de Probo, como se ha dicho, que fuese erigida la Puerta de Marte.聽 Es m谩s que probable que se construyese mucho antes, en los 煤ltimos a帽os del siglo I A.C., por orden de Agripa que la 聽habr铆a dedicado a Julio C茅sar.聽 As铆 lo afirma ya, M.E. GALERON en Journal historique de Reims depuis la fondation de celle ville jusqu鈥櫭 nos jours. (Reims, 1853).

Si seguimos avanzando, nos encontramos que, hacia el 250, San Sixto construy贸 la primera iglesia de Reims, en las afueras de la ciudad, en el camino de Ces谩rea, 聽y se convirti贸 en su primer obispo.

Entre el 253 y el 260 tuvieron lugar las primeras incursiones de los Francos, los Alamanos y los Godos en este territorio.聽 En el 260, la provincia se incorpora al ef铆mero Imperio Galo, Imperium Galliarum, 聽promovido por el usurpador P贸stumo.

En 254 cay贸 el limes de la Germania Superior, y hacia el a帽o 259 se produjo la llegada de importantes contingentes b谩rbaros a esta zona. Entre 268 y 278 el interior de la Galia fue saqueado y algunos grupos llegaron hasta Hispania. Hacia el a帽o 278, la frontera fue restablecida por el emperador Probo.

Fue en ese contexto, a finales del siglo III o principios del IV, cuando se construyen las murallas alrededor de Reims, apoyadas en los cuatro arcos triunfales construidos en el cardo y el decumanus, arcos que as铆 se ven convertidos en puertas de la muralla. De estas se conserva hoy en d铆a la Puerta de Marte (de la que hemos hablado varias veces). Las otras cuatro puertas eran: la puerta de Ceres o de Tr猫ves (puerta este, en la rue C茅r猫s, y desmontada en 1798), la puerta Baz茅e (de basilicaris, puerta sur, rue de l’Universit茅) y la puerta de Venus o de Soissons (puerta oeste, delante de la 脫pera, desmontada en 1755). Las murallas estaban reforzadas por un talud de unos 10 metros de ancho y un foso. La construcci贸n de semejante sistema defensivo requiri贸 el derribo de varios edificios, tanto para abrir espacio como para obtener materiales… algo que siempre se hace.

En el 274, y tras su triunfo frente a otro usurpador, el galo T茅trico, 煤ltimo emperador del Imperio Galo (Imperium Galliarum), en la batalla de Ch芒lons, el emperador Aureliano suspende la autonom铆a gala.

Sabemos que en 275, la ciudad de Reims se ver谩 arruinada tras el paso de una invasi贸n de tribus francas y alamanas. Esto supondr谩 el inicio de la construcci贸n de murallas alrededor de las principales ciudades de la regi贸n. As铆, en el 298, Constancio I derrotar谩 a los alamanes boja los muros de Langres.

La ciudad de Reims est谩 llena de restos romanos. Por ejemplo, la Puerta de Marte, 聽de la que hemos hablado ya. Tambi茅n hemos se帽alado que es el 煤nico de los cuatro arcos monumentales que quedan, construidos sobre el a帽o 200 de nuestra era, para entrar a la ciudad de Durocortorum.聽 Tiene un mont贸n de im谩genes mitol贸gicas haciendo聽 referencia a los meses del a帽o (octubre, mes de la cosecha, nos muestra a cuatro animadas personas alrededor de una prensa de la que sale el vino nuevo), a R贸mulo y Remo (驴recuerdan el mito de la fundaci贸n de la ciudad por parte de Remo?) y de J煤piter y Leda.

reims-puerta-de-marte

 

Otra construcci贸n romana digna de menci贸n es el Cryptop贸rtico. Es del siglo I DC aproximadamente.

crypto_galerie_ouvertures1

 

El siglo IV ser谩 un siglo de luchas contras las tribus b谩rbaras que empiezan a asediar la regi贸n. As铆, hac铆a el 355, Juliano, que a煤n es s贸lo C茅sar, realiza un gran despliegue militar con el objeto de hacer recular a los alamanes que han llegado hasta Troyes y Reims. Despu茅s de liberar Autun, que estaba asiedada, se dirige a Reims.聽 All铆, Marcelo, Jefe de la Caballeria (magister equitum), ha concentrado un gran ej茅rcito con el que parte hacia Estrasburgo y el R铆n.聽 Entre el 364 y el 366, el emperador Valentiniano I, que lleg贸 a instalarse en Reims entre聽 el 366 y el 367, aplasta a varias bandas de alamanes cerca de Reims y de Ch芒lons.

En el 370, el Jefe de la Caballer铆a, Jovin, se convierte al catolicismo en Reims y ordena construir la bas铆lica de Saint- Agricole. En esa misma 茅poca, el obispo B茅tause habr铆a construido la primera iglesia episcopal, que no estaba muy lejos de la catedral actual.

Volviendo al vino, seg煤n A. Henderson, en su History of Ancient and Modern Wines, de 1824, en el siglo IV las orillas del Marne ya estaban rodeadas de vi帽a. No tenemos dudas de que 茅stas ser铆an 聽objetos de la envidia y del deseo de las tribus rubias de Alemania.

Los romanos debieron contenerlos, tal y como acabamos de contar.聽 Jovin lo consigui贸 durante alg煤n tiempo. De hecho, durante casi medio siglo los vi帽edos de Champagne聽 disfrutaron de una tranquilidad y de propseridad como pocas otras fronteras de la Galia hab铆an conocido.

Si van a Reims, no dejen de visitar el Museo Saint Remi. Alberga muchas maravillas vinculadas con la historia de la ciudad. Entre ellas, el sarc贸fago de Jovin. Dicen que es el mejor de los conservados en Francia.

tombeaujovin

Sarcof谩go de Jovin. Mus茅e Saint-Remi (Reims)

Este per铆odo de calma acab贸 cuando los v谩ndalos, en el a帽o 406, extendieron la llama de la Guerra desde las orillas del Rin hasta los Alpes, los Pirineos y el mar. Reims fue saqueado y sus campos devastados. Su obispo fue hecho prisionero y despedazado en el altar. Los habitantes fueron hechos prisioneros o asesinados.聽 Estas mismas escenas de desolaci贸n se repitieron cuando Atila barri贸 la Francia noroccidental en el a帽o 451. De esto hablaremos en seguida.

En el 410, los v谩ndalos asaltar铆an Roma, provocando la ca铆da de un imperio una vez poderoso. El control de Roma sobre las Galias comenz贸 a debilitarse, haci茅ndola vulnerable para nuevas invasiones.

El obispo Nicasio construy贸 una primera catedral en la primera mitad del siglo V sobre las antiguas termas galo-romanas. Este edificio ya estaba dedicado a la Santa Virgen, y fue donde tuvo lugar en el a帽o 498 (fecha aproximada) el bautismo de Clodoveo I por el obispo Remigio鈥 de lo que tambi茅n hablaremos.

Entre el 426 y el 479, Saint Loup es el obispo de Troyes.聽 Salvar谩 a la ciudad del saqueo de los hunos negociando con Atila en el 453 seg煤n algunas historias.

Hac铆a el 437, nacer谩 en Cerny-en-Laonnois (cerca de Laon), Saint Remi (San Remigio), hijo de Emile, conde de Laon, y de Santa Celina.聽 Saint Remi ser谩 alguien fundamental en la historia de Reims, lo veremos pronto.聽 Es uno de los patronos cat贸licos secundarios de Francia, como San Mart铆n de Tours, San Dionisio de Par铆s, Santa Juana de Arco y Santa Teresa de Lisieux. Est谩 considerado como el precursor del cristianismo en Francia al bautizar a Clodoveo I, el primer rey de los francos convertido al cristianismo y ser su confesor鈥 aunque a煤n falta un poco para eso.

Alrededor del 447, el jefe franco Meroveo es aclamado (encima de un escudo) como rey de todas las tribus francas que ocupan la Galia. De 茅l nacer谩 la primera dinast铆a de reyes de Francia, los merovingios (32 reyes), que reinar谩n entre el 447 y el 752.

Como acabamos de decir, un nuevo peligro para la regi贸n de Champagne lleg贸, bajo la forma de vecino enemigo invencible: Atila el Huno, el azote de Dios. Los hunos, una tribu n贸mada de b谩rbaros del este que invadieron el Imperio Romano, fueron una seria聽 amenaza. Alrededor del聽 451 D.C. Atila y su ej茅rcito invadieron la Galia.聽 March贸 a trav茅s de Francia hasta llegar incluso a Orleans, hasta que la coalici贸n de romanos y visigodos capitaneados por Teodorico I y el general romano Flavio Aecio le oblig贸 a retroceder en la batalla de los Campos Catal谩unicos en septiembre del 451 en Campus Mauriacus (Ch芒lons-sur-Marne).

Afortunadamente, la alianza romano 鈥 visigoda derrot贸 a Atila.聽 De hecho, fue la 煤nica vez que perdi贸 una batalla en toda su vida militar.聽 No se puede saber con certeza pero se dice que entre 100.000 y 300.000 hombres perdieron sus vidas en esa batalla, incluyendo al rey Teodorico. Despu茅s de esta batalla, Atila se retir贸 de las Galias y nunca volvi贸.聽 Algo curioso e interesante es que Atila fue advertido de la derrota la ma帽ana previa a la batalla.聽 Los sacerdotes, tras escrutar las entra帽as de un animal sacrificado ritualmente, previnieron a Atila del desastre para los Hunos. A pesar de esta advertencia, Atila decidi贸 continuar.

Algo que tambi茅n quedar谩 sin respuesta es qu茅 hubiese pasado con esta regi贸n y con el champagne si Atila hubiese ganado la batalla y hubiese controlado estas tierras.

Aunque Roma fue capaz de derrotar a Atila, su control sobre la Galia pronto聽 desaparecer铆a. En el 454 D.C, solamente tres a帽os m谩s tarde, por orden del emperador Valentiniano III matar铆an al general Aecio. Gaudencio, el hijo de Aecio, se hab铆a casado con Placidia, la hija del emperador.聽 El emperador estaba preocupado por el hecho de que Aecio quisiera usurparle el trono para d谩rselo a Gaudencio.

Child茅rico I ser谩 el sucesor de Meroveo. Ser谩 el jefe (o rey) 聽entre el 458 鈥 481 de todos los francos salenos.

Entre el 457 y el 532, con 22 a帽os, San Remigio es obispo de Reims. Organizar谩 misiones evangelizadoras y fundar谩 los obispados de Laon, Cambrai, Arras y Th茅rouanne.

Hemos visto que en el siglo V de nuestra era la Gallia Belgica ya no estaba bajo jurisdicci贸n romana. Despu茅s de soportar oleadas de invasiones de francos, alamanes y sajones, as铆 como formar parte del imperio Galo para ser reconquistada por el emperador romano Aureliano鈥 y terminar谩 siendo parte del reino merovingio de Clodoveo I.

Uno de los aliados romanos contra los hunos hab铆an sido los francos salianos, una tribu germ谩nica que hab铆a sido autorizada a vivir en tierra romana.聽 Ser铆an ellos qui茅nes capitalizar铆an y aprovechar铆an la p茅rdida de control de Roma sobre la Galia. En el 481 D.C., Clodoveo I, con quince a帽os de edad, sucedi贸 a su padre y se convirti贸 en rey de una de las tribus de francos salianos. Durante los quince a帽os siguientes, unific贸 todas estas tribus y consigui贸 controlar la Galia derrotando a Afranio Siagrio, el 煤ltimo oficial romano. magister militum, de las Galias… y que 聽se autodenominaba “Rey de los Romanos”…. 聽en la batalla de Soissons (a帽o 486).

Afranio Siagrio huy贸 al sur del Loira, a la zona controlada por los visigodos, y pidi贸 refugio a Alarico II (reino visigodo de Tolosa). 脡ste, en vez de recibirlo, lo hizo prisionero y lo envi贸 a Clodoveo, quien mand贸 decapitarlo en el 487鈥 驴se acuerdan de Vercing茅torix?

 

battle_of_soissons

Clodoveo en la Batalla de Soissons. Ma卯tre de la Cit茅 des Dames (Siglo XV)

 

Hablaremos de Clodoveo y de Remigio en el pr贸ximo cap铆tulo.


S谩bado, 7 de enero de 2017 Sin comentarios

Sobre el conocimiento y el aprecio de los vinos en general鈥


Dec铆a Antonio Machado que se desprecia lo que se desconoce.聽 Es posible invertir los t茅rminos de esta frase y afirmar que el conocimiento es condici贸n sine qua non para el aprecio.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Espa帽ola (RAE), en su vig茅sima tercera edici贸n, define conocimiento (d茅cima acepci贸n) como saber o sabidur铆a.

Por otro lado, la palabra aprecio viene del verbo apreciar y dicho Diccionario define este verbo, segunda acepci贸n, como reconocer y estimar el m茅rito de alguien o de algo.

Es posible pues afirmar que el saber ayuda a reconocer el m茅rito de las cosas y las personas.

Saber de vinos requiere, en consecuencia, realizar un recorrido por los distintos factores, t茅cnicas y conceptos que tienen una influencia directa en la elaboraci贸n, calidad聽 y disfrute del vino.

Es necesario, a estas alturas,聽 detenerse y preguntarse qu茅 es el vino.

La Organizaci贸n Internacional de la Vi帽a y el Vino (OIV) define vino en su C贸digo internacional de pr谩cticas enol贸gicas como: vino es exclusivamente la bebida que resulta de la fermentaci贸n alcoh贸lica completa o parcial de la uva fresca, estrujada o no, o del mosto de uva. Su grado alcoh贸lico adquirido no puede ser inferior a 8,5 p. 100 vol.

Por otro lado, la Uni贸n Europea, a trav茅s del Reglamento (CE) n潞 491/2009 que modifica el Reglamento (CE) n潞 1234/2007 por el que se crea una organizaci贸n com煤n de mercados agr铆colas y se establecen disposiciones espec铆ficas para determinados productos agr铆colas (Reglamento 煤nico para las OCM), define vino como el producto obtenido exclusivamente por fermentaci贸n alcoh贸lica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva.

Ya en Espa帽a, la Ley 24/2003 de 10 de julio, de la Vi帽a y del Vino, en su art铆culo 2 (Definiciones), apartado 2, punto e) y, en el 谩mbito de la Comunidad Valenciana, la Ley 2/2005, de 27 de mayo, de la Generalitat, de Ordenaci贸n del Sector Vitivin铆cola de la Comunidad Valenciana, en su art铆culo 4 (Definiciones), apartado 2, punto p), definen vino como聽 el alimento natural obtenido exclusivamente por fermentaci贸n alcoh贸lica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva.聽

Se tiene, en consecuencia, que la definici贸n legal de vino gira en torno a dos conceptos: la uva y su car谩cter de alimento.

Aunque, en ese sentido, es curiosa la definici贸n que hace de la palabra vino el Diccionario de la RAE.聽 Presenta dicho Diccionario dos acepciones para esta palabra:

1. m. Licor alcoh贸lico que se hace del zumo de las uvas exprimido, y cocido naturalmente por la fermentaci贸n.

2. m. Zumo de otras plantas o frutos que se cuece y fermenta al modo del de las uvas.

Se obvia la segunda acepci贸n al no entrar en el prop贸sito de este trabajo aunque merece una reflexi贸n el que la RAE atribuya el car谩cter de vino a ciertos brebajes.

Volviendo a la primera de las acepciones, 茅sta es curiosa por dos motivos.

Primero, el mismo Diccionario define licor como :bebida espiritosa obtenida por destilaci贸n, maceraci贸n o mezcla de diversas sustancias, y compuesta de alcohol, agua, az煤car y esencias arom谩ticas variadas.

Es posible afirmar (comparando ambas definiciones) que el vino no es un licor.

Segundo, en cuanto al t茅rmino cocer empleado en la misma definici贸n de vino, el Diccionario lo ofrece como sin贸nimo de fermentar en su octava acepci贸n. Es decir, si cocer es sin贸nimo de fermentar, tambi茅n se deduce que la definici贸n de vino dada porla RAE incurre en una tautolog铆a que lleva a una innecesaria confusi贸n.

Por lo tanto, la definici贸n que da la RAE no es exacta.

En cualquier caso y, pese a la RAE, parece claro que ahondar en el conocimiento del vino requiere ahondar primero en el conocimiento de la vid y, por a帽adidura, de su cultivo.

Se debe concluir en que conocer el vino (y por lo tanto apreciarlo) es saber de qu茅 uvas est谩 hecho, en qu茅 suelo y en qu茅 zona fue cultivada esa vi帽a, qu茅 procesos tuvieron lugar para convertir esa fruta en vino, qu茅 significa la informaci贸n que se proporciona en la etiqueta, qu茅 implica que el vino est茅 bajo el paraguas de una Denominaci贸n de Origen Protegida, entre otras muchas cosas.

Si, por otro lado, se toma en consideraci贸n el car谩cter de alimento que se puede otorgar al vino (puesto que as铆 se lo reconocen las dos leyes de 谩mbito espa帽ol que son de aplicaci贸n directa en la Comunidad Valenciana), es necesario profundizar en lo que es un alimento.

Pese a que la RAE no incluye el concepto de alimento en la definici贸n de vino, es interesante comprobar como define a aqu茅l. Define alimento (se incluyen s贸lo las dos primeras acepciones que son las que tienen que ver con el tema que nos ocupa) el ya citado Diccionario como:

1. m. Conjunto de cosas que el hombre y los animales comen o beben para subsistir.

2. m. Cada una de las sustancias que un ser vivo toma o recibe para su nutrici贸n

Sin embargo, seg煤n el C贸digo Alimentario Espa帽ol (CAE) (Decreto 2484/1967, de 21 de septiembre), alimento es: todas las sustancias o productos de cualquier naturaleza, s贸lidos o l铆quidos, naturales o transformados, que por sus caracter铆sticas, aplicaciones, componentes, preparaci贸n y estado de conservaci贸n sean susceptibles de ser habitual e id贸neamente utilizados a alguno de los fines siguientes: para la normal nutrici贸n humana o como fruitivos, como productos diet茅ticos, en casos especiales de alimentaci贸n humana

Al introducir el car谩cter fruitivo, propio para causar placer con su posesi贸n, de los alimentos, parece claro que el CAE si engloba al vino dentro de la categor铆a de alimento.

No es 茅sta una cuesti贸n balad铆.聽 Al considerar al vino un alimento, y no s贸lo una bebida alcoh贸lica, pasa a formar parte de la dieta y por tanto de la cultura de un territorio.聽 En ese sentido, conocer el mundo del vino implica conocer, entre otras muchas cosas, parte de esa cultura, de su Historia, de su Arte (en todas sus manifestaciones: pintura, escultura, cine, etc.), de sus paisajes antropomorfizados, de sus fiestas, de sus ritos y costumbres.

Adem谩s, al ser parte de la dieta (especialmente como elemento placentero), es inexcusablemente necesario al estudiarlo hablar de maridajes, de temperaturas de servicio, de tipos de copas, etc.

Todos estos aspectos inherentes al vino en tanto que producto de la uva y alimento confluyen en la necesidad de ese conocimiento, de ese aprendizaje鈥 para as铆 profundizar en su aprecio y disfrute鈥 y poder afirmar como dec铆a Francisco de Quevedo鈥 鈥淐omer regladamente es de hombres de bien y hartarse de puercos鈥

 


Mi茅rcoles, 12 de agosto de 2015 Sin comentarios

Algunas consideraciones sobre normativa vitivin铆cola, su Historia en el Mundo (V); Roma


Los romanos fueron una civilizaci贸n clave en la difusi贸n de la reglamentaci贸n jur铆dica, elcomercio del vino y los padres de la viticultura moderna. Roma juega un papel fundamental en la historia del vino. El auge del Imperio Romano supuso un aumento en la tecnolog铆a y el conocimiento de la producci贸n de vino. Adem谩s, gracias a ellos se extendi贸 a todas las partes del imperio. La influencia romana tuvo un profundo efecto en las historias de las principales regiones vin铆colas actuales de Francia, Alemania, Portugal y Espa帽a. Los romanos impulsaron la legislaci贸n sobre propiedad de los terrenos, garantizando las lindes gracias a las t茅cnicas de agrimensura.

En las manos de los romanos, el vino se volvi贸 鈥渄emocr谩tico鈥 y estuvo disponible para todos, desde el esclavo m谩s bajo hasta el arist贸crata, pasando por el campesino.

Se ha dicho que el vino era una necesidad vital diaria para los romanos.聽 Se 聽promovi贸 su extensa disponibilidad entre todas las clases sociales. Esto oblig贸 a llevar la viticultura y la producci贸n de vino a todas las partes del imperio con el objeto de asegurar un suministro estable para los soldados y colonos romanos. La econom铆a tambi茅n entr贸 en juego. Los mercaderes romanos ve铆an oportunidades de comercio con tribus nativas como los galos e hispanos.

El vino blanco dulce era el estilo de vino m谩s apreciado por los romanos. Los vinos sol铆an ser muy alcoh贸licos.

Los vinos se dilu铆an a menudo con agua templada y a veces incluso con agua de mar. La capacidad de envejecer era una caracter铆stica deseable en los vinos romanos, alcanzando las cosechas viejas (con independencia de la calidad general de las mismas) precios muchos mayores que la actual. La ley romana marcaba la distinci贸n entre el vino 鈥渧iejo鈥 y 鈥渘uevo鈥, siendo el primero el que hab铆a envejecido por lo menos un a帽o.

De forma similar a los griegos, los romanos condimentaban a menudo con hierbas y especias (de forma parecida al vermut) y se almacenaba a veces en envases recubiertos de resina, lo que le daba un sabor parecido al 聽Retsina moderno. Los romanos eran muy aficionados al aroma de los vinos y聽experimentaban con distintas t茅cnicas para mejorar el buqu茅 del vino. Una t茅cnica que gan贸 cierta popularidad en el sur de la Galia era plantar hierbas como la lavanda y el tomillo en los vi帽edos. Se cre铆a que los sabores se transfer铆an a trav茅s del suelo a la uva. Otra t茅cnica ampliamente practicada fue almacenar las 谩nforas en una c谩mara de humo llamada fumarium para darle un sabor ahumado.

El t茅rmino 鈥渧ino鈥 cubr铆a un amplio espectro de bebidas basadas en 茅ste. La calidad depend铆a de la cantidad de zumo de uva puro usada para elaborarla y cu谩nto se dilu铆a al servirla.

El vino de mejor calidad se reservaba para las clases m谩s altas de Roma. En el m谩s alto rango se situaba el de Falerno.聽 El falerno era especialmente apreciado por su capacidad para envejecer, dici茅ndose que necesitaba al menos 10 a帽os para ello, alcanzando su cumbre entre los 15 y los 20 a帽os.

Plinio el Viejo testimonia la existencia de tres tipos de vino de este vino: dulce, tenue y聽 austero. Este 煤ltimo es el mejor y distingue las distintas zonas de donde proviene. Es el criterio utilizado siglos despu茅s en Francia para la distinci贸n de sus pagos.聽 El Falerno fue uno de los vinos m铆ticos de la antig眉edad. Se ha dicho incluso que fue el primer vino con denominaci贸n de origen del mundo. Tambi茅n nos dice que pod铆a acercarse la llama de una vela a una copa de falerno y 茅sta prender铆a.

En el 37 a. C. Varr贸n escribi贸 en su Res rusticae que el falerno sub铆a de valor cuando maduraba- Plinio indica que el falerno de la afamada cosecha opimia (hab铆a sido cosechado bajo el c贸nsul Lucio Opimio) del 121 a. C. fue servido en un banquete del a帽o 60 a. C. en honor de Julio C茅sar con motivo de sus conquistas en Hispania. Se dice que a Cal铆gula le sirvieron opimiano de ciento setenta a帽os.

Se convirti贸 en el vino m谩s renombrado producido en la Antigua Roma, considerado un primer cru o vino de culto en su 茅poca, mencionado a menudo en la literatura romana, Los romanos conservaron 谩nforas con la inscripci贸n en unas chapas (pittacium) del origen y a帽ada del vino. Se vend铆a en todo el mundo y su prestigio era grande, aquellas 谩nforas se revend铆an desde Breta帽a hasta Espa帽a y desde Cartago hasta Alejandr铆a en Egipto. Fue el vino que ofreci贸 Cleopatra a C茅sar despu茅s de la victoria. Su origen siempre fue incierto aunque se situ贸 en las laderas del Monte Massico.

El m茅dico Galeno indica, alrededor del 180 d. C., que duda de que todo el falerno a la venta en el Imperio Romano pudiera ser genuino.

En las ruinas de la antigua Pompeya se encontr贸 una lista de precios en la pared de un termopolio que establec铆a:

Por un as puedes beber vino

por dos puedes beber el mejor

y por cuatro puedes beber falerno

Un termopolio era un establecimiento comercial en el que pod铆an comprarse alimentos listos para comer. Se considera el antepasado de los restaurantes actuales, compar谩ndose a veces los alimentos que serv铆an con la comida r谩pida moderna. Estos locales serv铆an principalmente a pobres o a quienes no pod铆an permitirse una cocina privada, lo que a veces hac铆a que fueran desde帽ados por los de clases m谩s altas.

El poeta romano Catulo elogi贸 las virtudes del falerno en uno de sus poemas (XXXII 1 鈥 7):

Ni帽o que sirves el viejo Falerno, 茅chame copas m谩s amargas como la ley de Postumia, maestra, m谩s amiga de la ebriedad que los granos de uva ebrios, lo ordena. Pero vosotras, aguas, ruina del vino, idos de aqu铆 adonde quer谩is, y emigrad a los sombr铆os; aqu铆 est谩 el mero Thyoniano鈥

Fue tambi茅n el vino que Petronio hace en el Satiric贸n que sirva Trimalquio en su banquete.

Sarmento, el antiguo esclavo de Marco Favonio y uno de los catamitas de Augusto, fue objeto de la queja de Quinto Delio a Cleopatra sobre que a 茅l y otros dignatarios Antonio les sirvi贸 vino agrio en Grecia mientras el catamita de Augusto beb铆a falerno en Roma.

Otros vinos romanos de prestigio eran el c茅cubo, el sorrentino y el setino. El c茅cubo Vino c茅lebre en Roma antigua, que proced铆a de un pago del mismo nombre en Campania Se dec铆a que el vino blanco deSurrentine necesitaba al menos 25 a帽os. 聽El setino era popular en verano y sol铆a mezclarse con nieve procedente de las monta帽as. Esto, para algunos escritores romanos era un signo m谩s de la decadencia de Roma.

Los vinos de inferior calidad se adulteraban con aditivos para que actuaran como conservantes o disimular que se hab铆an echado a perder. La brea, peque帽as cantidades de sal o agua marina fueron algunos de los aditivos. Columella afirmaba que us谩ndolos con precauci贸n pod铆an a帽adirse al vino sin afectar su sabor, incluso pod铆an mejorarlo. En una de sus recetas propone un vino blanco fermentado con agua marina y fenogreco (alhova) que dar铆a lugar a un sabor muy parecido al moderno jerez seco.

Ciertas mezclas recibieron nombre propio y sabemos de esta manera que el mulsum proced铆a de mezclar vino y miel y se popularizo durante el reinado de Tiberio y el rosatum era una variedad de vino aromatizado con rosas. El mulsum (a veces denominado posteriormente como clarea o aloja) es un vino t铆pico no s贸lo de la 茅poca del Imperio romano, sino que tambi茅n de 茅pocas posteriores, particularmente entre los Visigodos. La 煤nica receta que se tiene hoy en d铆a para la elaboraci贸n de este vino condimentado procede de Columella en la que el mosto y la miel fermentan juntos. Sobre la composici贸n del mulsum hay muchos debates. La etimolog铆a de este nombre proviene de mulcere, que significa acaricia鈥, indicando su caracter铆stica delicada como vino.

Por debajo estaba la posca, una mezcla de agua y vino agrio que a煤n no se hab铆a transformado en vinagre 聽(acetum cum aqua mixtum). Este vino era menos 谩cido que el vinagre y segu铆a reteniendo parte del aroma y la textura del vino original. A veces se empleaban vinos de poca calidad que acababan avinagr谩ndose. Por ello, a veces se mezclaba con hierbas arom谩ticas. Era el tipo de vino preferido para las raciones de los soldados romanos debido a su bajo contenido alcoh贸lico. Tal vez est谩 sea la raz贸n por la que un legionario ofreci贸 a Jesucristo en la crucifixi贸n del G贸lgota una esponja con agua y vinagre;

鈥撀犅犅犅犅犅犅犅犅 Evangelio de San Mateo 27:48

Al instante, corriendo uno de ellos, tom贸 una esponja, la empap贸 de vinagre, la puso en una ca帽a y le dio a beber

聽鈥撀犅犅犅犅犅犅犅犅 Evangelio de San Marcos 15:36

Corri贸 uno y, empapando una esponja en vinagre, la puso en una ca帽a y le dio a beber, diciendo:聽 Dejad, veamos si viene El铆as a bajarlo.

鈥撀犅犅犅犅犅犅犅犅 Evangelio de San Lucas 23:36

Los soldados tambi茅n se burlaban de 茅l, y se acercaban ofreci茅ndole vinagre

鈥撀犅犅犅犅犅犅犅犅 Evangelio de San Juan, 18:29

Hab铆a all铆 una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja y, poni茅ndola en un hisopo, se la acercaron a la boca

El uso de la posca para las raciones de los soldados estaba codificado en el Corpus Iuris Civilis, suponiendo cerca de un litro diario para cada soldado. Esto era la Dirunus cibus o raci贸n de un d铆a.聽 En la pr谩ctica se trataba de una manera de matar los g茅rmenes del agua.

El Corpus Iuris Civilis (S.VI) es la mayor recopilaci贸n de Derecho Romano hecha hasta nuestros d铆as. Fue encargada hacer en el a帽o 529 d.c. por orden de Justiniano I, emperador del Imperio Romano de Oriente, a Triboniano, uno de los m谩s destacados juristas de la 茅poca.

Todav铆a de menor calidad era el lora (equivalente a la actual piqueta), que se elaboraba remojando el bagazo (pieles, semillas y tallos sobrantes de la preparaci贸n del vino) en agua durante un d铆a que se hab铆a prensado ya dos veces, y volvi茅ndolo a prensar para producir un caldo claro, flojo y amargo. Este era el tipo de vino que Cat贸n y Varr贸n recomendaban para los esclavos.

Tanto la posca como el lora habr铆an estado habitualmente disponible para la poblaci贸n romana en general. Estos vinos tambi茅n habr铆an sido mayoritariamente tintos, ya que las uvas de vino blanco se reservaban para el uso de las clases altas.

Como hemos visto ya, las obras de autores cl谩sicos romanos (especialmente Cat贸n, Columela, Horacio, Paladio, Plinio, Varr贸n, Ovidio y Virgilio) arrojan luz sobre el papel del vino en la cultura romana, as铆 como sobre las costumbres vitivin铆colas de la 茅poca. 聽As铆, por ejemplo, Horacio, nos dice en Odas I,9 5-8:

鈥淵a sean muchos inviernos, ya sea el 煤ltimo que J煤piter asigne, el que ahora debilita al mar Tirreno con rocas adversas, sabor茅alos, purifica los vinos, y breve el tiempo, acorta una larga esperanza鈥︹

O en Odas I 18, 1-9:

鈥淰aro, antes de la sagrada vida no habr脿s de plantar ning煤n 谩rbol a lo largo del blando suelo del tibur y las murallas de Catilo; pues un dios ofreci贸 todas las cosas adversas a los secos y no de otros modo huyen las mordaces preocupaciones. 驴Qui茅n, despu茅s de los vinos, tiene en la boca a la pesada milicia o a la pobreza? 驴Qui茅n mejor que t煤, Padre Baco, y que t煤 hermosa Venus? Y que nadie sobrepase los regalos del moderado Liber, ni advierta la lucha de los Centauros con los L谩pitas declarada por el mero鈥︹

Ovidio en 聽El arte de amar (Ars amatoria), 237-244, nos advierte:

鈥 Los vinos preparan los corazones y los hacen aptos para los ardores; la preocupaci贸n huye y se disuelve con mucho vino鈥 y Venus en los vinos fue (como) fuego en el fuego鈥

Tibulo en sus Elegias I 2,1-6 dice:

鈥淎grega mero y retiene con vino mis nuevos dolores, de modo que el sopor se apodera de las luces vencidas del cansado y que nadie despierte las sienes del aturdido por el mucho Baco, infecundo, mientras descanse mi amor. Pues le ha sido puesta a nuestra ni帽a una fiera custodia y se cierra la puerta firme con duro pestillo鈥

Por 煤ltimo, Elegias, III 6,1-8 realzia este exhorto

鈥淩adiante L矛ber, asiste (sea que tengas siempre la mistica vid, sea que lleves las sienes ce帽idas con hiedra) y tu mismo que debes ser sanado, aleja mi dolor del mismo modo: a menudo el amor cae vencido por tu favor.鈥

Ya hemos dicho que algunas de las t茅cnicas puestas a punto por los romanos han influido sobre el proceso moderno de producci贸n del vino, incluyendo la consideraci贸n del clima y la orograf铆a al elegir la variedad de uva a plantar, los beneficios de las diferentes espalderas y emparrados, los efectos de la poda y el rendimiento sobre la calidad del vino, adem谩s de t茅cnicas vin铆colas como el a帽ejamiento sobre l铆as tras la fermentaci贸n y la importancia de la limpieza a lo largo de todo el proceso para evitar la contaminaci贸n, las impurezas y el deterioro. Entre ellos, adem谩s de lo que ya hemos expuesto, se tiene:

  • Gellius (130-175 d. de C.) y Pedianus. Indican la existencia de controladores del cultivo del vi帽edo. La 鈥淟ey Postumia鈥 controla los vinos de calidad y la forma de ofrecimiento a las divinidades.
  • La Ley de las Doce Tablas (450 a. de C.) marca la forma de poda, prohibici贸n del consumo de vinos antes de un tiempo y uso del mismo por las mujeres. La Ley de las XII Tablas es el c贸digo m谩s antiguo de Derecho romano, escrito entre los a帽os 451 y 450 a.C. que se basaba en el derecho de los quirites: rudo, formal y riguroso y que tom贸 como fuente el Derecho oral (consuetudinario) existente de aquel momento Por ejemplo, la Tabla 6陋 鈥淒el dominio y posesi贸n鈥 dice:

9. Ning煤n due帽o puede vindicar, ni tampoco hacer separar los materiales 贸 maderos suyos que otro haya introducido en la f谩brica de sus edificios o de sus vi帽edos.

  • Cicer贸n (104-43 a. de C.) en 鈥La Rep煤blica鈥 habla de la prohibici贸n del cultivo del vi帽edo para acrecentar el valor del vi帽edo romano.
  • Domiciano (a帽o 92) en 鈥De excidendis vineis鈥 decreta el arranque de la mitad de las plantaciones en las provincias romanas y la prohibici贸n de nuevas plantaciones en Italia.
  • Marco Porcio (Cat贸n el Viejo). Escribi贸 exhaustivamente sobre diversos temas en su obra De agri cultura (鈥楽obre el cultivo de la tierra鈥), la obra en prosa latina m谩s antigua conservada. El manual de Cat贸n fue seguido fervientemente y sirvi贸 de libro de texto sobre fabricaci贸n de vino romano durante siglos.聽 En ella, se habla prolijamente sobre la viticultura y la producci贸n de vino, dando detalles sobre la gesti贸n de un vi帽edo, incluyendo el c谩lculo de cu谩nto trabajo pod铆a hacer un esclavo en 茅l antes de caer muerto. Cre铆a que las uvas daban mejor vino cuando recib铆an mayor cantidad de luz solar, por lo que recomendaba que las vides se emparrasen en 谩rboles tan altos como fuera posible y se podasen severamente todas las hojas en cuanto las uvas empezasen a madurar. Aconsejaba a los productores de vino esperar hasta que las uvas madurasen completamente antes de vendimiar, porque la calidad del vino ser铆a mucho mejor y ayudar铆a a mantener la reputaci贸n del vi帽edo. Fue un defensor pionero de la importancia de la higiene en la elaboraci贸n de vino, recomendando que las jarras de vino se limpiasen dos veces al d铆a con una escoba nueva cada vez. Tambi茅n recomendaba sellar bien las jarras tras la fermentaci贸n para evitar que el vino se estropease y se volviese vinagre. Sin embargo, esta recomendaci贸n tambi茅n inclu铆a no llenar las 谩nforas hasta el borde y dejar alg煤n espacio vac铆o, lo que provoca cierto grado de oxidaci贸n.
  • Columela (nacido en C谩diz) en su 鈥De re rustica鈥 profundiza en los aspectos t茅cnicos de la viticultura romana en los libros tercero y cuarto, incluyendo consejos sobre los tipos de suelo que producen el mejor vino. En el libro duod茅cimo trata sobre los diversos aspectos de la producci贸n de vino. Una de las t茅cnicas de producci贸n de vino descritas por Columela es la cocci贸n de mosto en una recipiente de plomo. Adem谩s de concentrar los az煤cares por reducci贸n del mosto, el propio plomo daba un sabor dulce y una textura agradable al vino. Columela describe los detalles exactos sobre la buena gesti贸n de un vi帽edo, desde el mejor desayuno para los esclavos hasta elrendimiento de uva para cada iugera (4 hect谩reas) de tierra y las t茅cnicas de poda para asegurar dichos rendimientos. Muchos elementos modernos del emparrado y cultivo en espaldera de vides aparecen en la descripci贸n de Columela de las buenas pr谩cticas. En su vi帽edo ideal, las parras se plantaban dejando dos pasos entre ellas y se ataban con varitas de sauce a estacas de casta帽o que ten铆an la altura aproximada de un hombre. Columela tambi茅n describi贸 algunos de los vinos de las provincias romanas, advirtiendo el potencial de los vinos de Espa帽a y Burdeos. Tambi茅n mencion贸 la calidad de los vinos elaborados con las variedades antiguas de uva balisca y biturica, que los ampel贸grafos creen que son ancestros de la familia Cabernet.
  • Plinio el Viejo en Naturalis Historia (鈥楬istoria natural鈥) cubre una vasta cantidad de temas pero da mucha importancia al vino y la viticultura. El libro 14 trata exclusivamente del propio vino, incluyendo una clasificaci贸n de primeros crus de Roma. El libro 17 incluye una discusi贸n sobre diversas t茅cnicas viticultoras y una formalizaci贸n temprana del concepto de terroir(lugares 煤nicos producen vinos 煤nicos). En su clasificaci贸n de los mejores vinos romanos, Plinio concluye que el lugar tiene m谩s influencia en la calidad final de vino que el tipo concreto de uva. Fue un firme defensor del emparrado devides en p茅rgolas y advirti贸 que todos los mejores vinos de Campania empleaban esta t茅cnica. Debido a los peligros del cultivo y podado de la vid en 谩rboles, Plinio recomendaba no usar valiosa mano de obra esclava sino en su lugar contratar trabajadores de vi帽edos. Describi贸 algunas de las variedades contempor谩neas. Tambi茅n es la fuente de una de las m谩s famosas citas latinas sobre el vino: in vino veritas, o 鈥渉ay verdad en el vino鈥, alusiva a la locuacidad frecuentemente confesional producida por la ebriedad.


Martes, 11 de agosto de 2015 Sin comentarios

Algunas consideraciones sobre normativa vitivin铆cola, su Historia en el Mundo (IV); Grecia


A trav茅s del comercio con el Antiguo Egipto, la civilizaci贸n minoica de Creta tuvo acceso a los m茅todos vin铆colas egipcios. Es m谩s que evidente que esa influencia pas贸 a la Grecia mic茅nica.

Grecia introduce y documenta muchas de las t茅cnicas de la viticultura (poda, conducci贸n, selecci贸n varietal) y prepara el vino para su transporte (ej. Restzina). Los vinos de Creta (III milenio a. de C.), los asoleados vinos de Alcinos (S. IX a. de C.) o los vinos de Ulises ya eran conocidos y famosos en su tiempo.聽 Los griegos antiguos llamaban a la vid cultivada hemeris, 鈥渄omada鈥. Se cree que era para diferenciarla de la vid salvaje.

Grecia fue impulsora de nuevas t茅cnicas de viticultura y vinificaci贸n. A trav茅s del comercio y sus conquistas, compartieron estos adelantos con las civilizaciones existentes en la 茅poca. Influyeron de manera evidente en las antiguas culturas vin铆colas europeas de los celtas, etruscos, escitas y finalmente los romanos.

Los griegos estudiaban los suelos de vi帽edos y su correspondencia con las vides espec铆ficas. Del mismo modo, introdujeron el control de los rendimientos para la mejor concentraci贸n de sabores y calidad, m谩s que una mayor producci贸n Esto contrasta con lo que se practicaba en otras zonas en el mundo antiguo. En la 茅poca, se buscaban rendimientos altos para la mayor铆a de los cultivos. Los griegos tambi茅n practicaron el emparrado, con vides en estacas para facilitar su cultivo y vendimia, evitando dejar crecer la vid como arbustos o sobre 谩rboles.

La Odisea de Homero incluye algunas de las primeras menciones a la producci贸n de vino de pasas, dejando las uvas reci茅n vendimiadas en esteras para que se sequen hasta casi pasas antes de prensarlas. La descripci贸n del escudo de Aquiles cuenta que parte de su decoraci贸n cincelada mostraba la vendimia de un vi帽edo protectoramente rodeado por una trinchera y una valla, estando las vides en filas apoyadas sobre estacas. Homero escribi贸 que Laertes, padre de Odiseo (Ulises), ten铆a unas 50 variedades plantadas en distintas partes de su vi帽edo.

En los anales de la Mitolog铆a vemos reflejados聽 momentos y nombres como el que narra la adquisici贸n de su cultivo y elaboraci贸n por parte de lcaro de manos del propio Dionisos tal y como nos narra Propercio. Tambi茅n la聽 primera vez que se mezcl贸 el vino con agua, descubrimiento que debemos a Est谩filos o la feliz ocurrencia de endulzar el vino con miel y que se debe a Aristeo como nos relata Plinio el Viejo

Junto a la aceituna y el trigo, la uva era un importante cultivo para el sostenimiento y desarrollo de la comunidad.聽 En el 谩mbito de este blog, es obligatorio rese帽ar que el calendario griego antiguo segu铆a el curso del a帽o de las labores de la vid y del vino. Obviamente, se trata del calendario agr铆cola.聽 As铆, tenemos que los calendarios de la vida cotidiana (los llamados parapegmas) vinculaban el trabajo cotidiano con fen贸menos astron贸micos simples.聽 Estos calendarios tuvieron un gran 茅xito. es el precursor de nuestros antiguos almanaques. Consist铆an en tablillas de piedra, o directamente dibujos sobre las paredes, en los que inscripciones dispuestas en forma de c铆rculos o hileras aventuraban predicciones astron贸micas, astrol贸gicas o meteorol贸gicas. Al lado de 茅stas, unos orificios serv铆an de clavijero para hincar un puntero que deb铆a avanzarse cada d铆a. La informaci贸n que recogen pueden abarcar en lo referente a los ciclos temporales el d铆a de la semana, del mes (el ciclo lunar), el desplazamiento del sol por los signos zodiacales, el d铆a del a帽o acompa帽ado de indicaciones de solsticios o equinoccios, el d铆a nundinal (de mercado), el orto de estrellas, etc. Los primeros parapegmata son de mediados del siglo III a. C. Uno de ellos se atribuye a Conon de Samos. Tradicionalmente se ha considerado a Met贸n y Euctem贸n los inventores de estos instrumentos. Se han encontrado numerosos parapegmata en ruinas griegas y romanas.

Estos calendarios cambiaban de una ciudad a otra y carec铆an de cualquier tipo de relaci贸n o coordinaci贸n entre ellos. Los parapegmata eran listas de uso p煤blico, grabadas en piedra o madera, donde aparec铆an las fechas de los ortos y ocasos de algunas estrellas fijas, de la entrada de las estaciones, etc., todo ello relacionado con los fen贸menos meteorol贸gicos asociados a cada 茅poca del a帽o.

G茅mino, en su Parapegma, nos describe un ciclo completo por medio de este sistema, tomando fuentes de diversos autores. Varios siglos antes de la recopilaci贸n de G茅mino, Hes铆odo ya nos habla de los primeros rudimentos de los calendarios de ortos y ocasos聽聽聽 de estrellas en su obra 鈥淭rabajos y d铆as鈥 y lo vincula a las tareas agr铆colas. As铆, por ejemplo:

Al salir las Pl茅yades, hijas de Atlas, comienza la recolecci贸n, y la labranza cuando ellas se oculten. Se ocultan durante cuarenta d铆as y cuarenta noches; y cuando el a帽o va corrido, aparecen de nuevo en el momento en que se afila el hierro. Tal es el uso campestre entre los que cultivan las tierras f茅rtiles de los profundos valles, lejos del mar retumbante

Cuando la fuerza del ardiente Helios disminuye y el cuerpo humano, por voluntad del gran Zeus, se torna m谩s ligero durante las lluvias oto帽ales. Porque entonces la estrella de Sirio aparece menos tiempo sobre la cabeza de los hombres sometidos a la Ker y brilla sobre todo en la noche; cuando la selva, talada por el hierro, se hace incorruptible, y caen las hojas y la savia ardiente se detiene en las ramas, acu茅rdate de que ya es hora de cortar la madera.

Escucha con atenci贸n el graznido de la grulla que todos los a帽os chilla desde lo alto de las nubes. Da la se帽al de la labor y anuncia el invierno lluvioso

Cuando llegue la 茅poca de labrar, ve con tus servidores, y desde por la ma帽ana apres煤rate a labrar la tierra h煤meda o seca, a fin de que sean f茅rtiles tus campos. Siembra tu campo cuando a煤n est茅 liviano por la sequ铆a; limpia el suelo en la primavera, a fin de que no te pese, si se labra de nuevo en verano. De esta manera sirve para apartar las imprecaciones y calmar el llanto de los ni帽os.

Pero si labras la tierra f茅rtil solamente en el solsticio del invierno, cosechar谩s sentado, recogiendo pocas espigas, sentado en el polvo y poco satisfecho. Cabr谩 todo en un cesto, y pocos ser谩n los que te envidien.

Hacia la mitad del est铆o, di a tus servidores: 鈥淣o durar谩 mucho el est铆o; preparad los graneros.鈥 Ponte al abrigo del mes Lene贸n, todos los d铆as del cual son malos para los bueyes. Evita las heladas peligrosas que cubren la tierra al soplo de Boreas

Cuando, sesenta d铆as despu茅s de la conversi贸n de Helios, pone fin Zeus a los d铆as invernales, la estrella Arctiro, abandonando el curso inmenso de Oc茅ano, aparece la primera y se alza al anochecer. Despu茅s, la gemebunda golondrina, hija de Pandi贸n, aparece por la ma帽ana a los hombres, cuando ha comenzado ya la primavera. Prevenla y poda tu vi帽a, que as铆 es mejor. Pero, cuando salga del suelo el caracol para subir a las plantas y huya de las Pl茅yades, no caves tus vi帽as, sino que debes afilar tu hoz y excitar a tus servidores. Huye de los retiros umbrosos y del lecho por la ma帽ana, en la 茅poca de la recolecci贸n, cuando Helios seca el cuerpo. Date prisa, lev谩ntate con el alba, y re煤ne las gavillas en tu morada, con el fin de que sea suficiente la cosecha. La ma帽ana hace la tercera parte del trabajo, abrevia el camino y activa la obra. En cuanto despunte la ma帽ana, pon en movimiento gran n煤mero de hombres y sujeta al yugo gran n煤mero de bueyes.

Cuando el cardo florece y la sonora cigarra, posada en un 谩rbol, canta su canci贸n armoniosa agitando las alas, en la c谩lida estaci贸n de est铆o, entonces est谩n gordas las cabras, es excelente el vino, las mujeres se tornan m谩s livianas y los hombres m谩s voluptuosos, porque Sirio les abrasa la cabeza y las rodillas, porque tienen todo el cuerpo seco por el calor. Ojal谩 que entonces est茅n a la mano las rocas umbrosas, el vino de Biblos, el pan bien cocido, la leche de cabras que no cr铆an ya, la carne de ternera que no ha parido y la carne de cabritos tiernos. Bebe vino negro, sentado a la sombra, y h谩rtate de comer, con el rostro expuesto al soplo tibio del viento, al borde de un manantial que corra incesante y claro. Mezcla tres partes de agua con una cuarta parte de vino.

Cuando Ori贸n y Sirio lleguen a la mitad del Urano, y cuando Eos la de los dedos rosados mire a Arctiro, 隆oh Perses! guarda tus uvas en tu morada; y exponlas a la luz de Helios durante diez d铆as y otras tantas noches. Ponlas a la sombra durante cinco d铆as, y al sexto, encierra en los vasos esos dones de Dionisos que inspira la alegr铆a.

La influencia de la Antigua Grecia sobre el vino es fundamental tanto para la industria del vino griego como para el desarrollo de casi todas las regiones vin铆colas europeas y para la propia historia del vino. La importancia que la vinicultura tuvo en la sociedad griega antigua puede verse en una cita del historiador Tuc铆dides:

鈥渓os pueblos del Mediterr谩neo empezaron a emerger del barbarismo cuando aprendieron a cultivar olivos y vides鈥.

Un campesino de Arist贸fanes (Acarnenses, vv. 994-998) espera tener:

Primero una hilera de vides鈥
y luego a su lado, esquejes de higuera,
despu茅s la vid de la heredad鈥 [pero
en derredor crecer谩n los olivos formando un bello seto

Grecia ten铆a como uno de sus ejes econ贸micos la agricultura. El trigo, la vid y el olivo eran sus tres pilares. Leemos en las Metamorfosis de Ovidio (XIII, 652-654):

鈥淭odo lo que tocaban mis hijas se convert铆a en trigo, en vino puro o en aceitunas鈥

Para los griegos, la reputaci贸n de un vino depend铆a m谩s de la regi贸n de procedencia que del productor o vi帽edo concreto. Tanto es as铆 que la mayor铆a de los escritores de esa civilizaci贸n han hablado de alguna regi贸n en referencia a sus vinos como luego veremos.

En el siglo IV a. C., el vino m谩s caro vendido en Atenas era el qu铆o, a un precio de entre un cuarto a dos dracmas por chous (aproximadamente 4 botellas de 75 cl actuales). Como cr铆ticos de vinos primitivos, los poetas griegos lanzaban elogios a ciertos vinos y hablaban negativamente de los que no cumpl铆an sus expectativas.

Los vinos que se citaban con mayor frecuencia como de buena calidad eran los de Calc铆dica, Ismara, Qu铆os, Cos, Lesbos, Mende, Naxos, Pepareto (actual Skopelos) y Tasos. Los de Icaria, Cos y Chios eran vinos muy buenos seg煤n Ateneos. Estrab贸n 聽hace referencia a la poca calidad de los vinos de Samos.

En la innumerable relaci贸n de vinos, especialmente orientales,聽 dignos de menci贸n en 茅poca cl谩sica habr铆a que citar los de Lesboslo, Metilenell, de Eresosl, o los de Thasos. La mayor parte de las islas del Egeo testimonian en los escritos聽 contempor谩neos el cultivo de la vid y la crianza de sus vinos.

Entre los vinos individuales que fueron elogiados estaban dos: el biblino y el pramno. Se cree que el biblino era un vino hecho de forma parecida al fenicio de Biblos. Se piensa que la versi贸n griega de este vino surgi贸 en Tracia de una variedad de uva conocida como biblina. El vino pramno se encontraba en varias regiones, especialmente en Lesbos pero tambi茅n en Icaria y Esmirna. Ateneo sugiri贸 que pramno era un nombre gen茅rico alusivo al vino oscuro de buena calidad y potencial envejecimiento.

El estilo m谩s com煤n de vino en la Antigua Grecia era dulce y arom谩tico, aunque tambi茅n se produc铆an vinos m谩s secos. Su color iba de oscuro, casi negro a leonado y hasta blanco. La oxidaci贸n era un defecto frecuente y muchos vinos no duraban m谩s all谩 de la siguiente cosecha. Los vinos que se conservaban bien y envejec铆an eran muy apreciados.

Algunos indican que la primera referencia a un vino con nombre se debe al poeta l铆rico Alcm谩n (siglo VII a. C.), que elogi贸 el D茅nthis, un vino de las faldas occidentales del monte Taigeto en Mesenia, comoanthosmias (que huele a flores) aunque este nombre aparece tambi茅n vinculado a una elaboraci贸n consistente en a帽adir agua de mar al mosto antes de la fermentaci贸n y es as铆 citado por Phaenias de Eresus,聽 Plinio, Diosc贸rides y Ateneo.

Arist贸teles mencion贸 un vino lemnio, que probablemente fuera el mismo que la actual variedad Lemni贸, un tinto con un buqu茅 de or茅gano y tomillo. De ser as铆, este vino ser铆a la variedad m谩s antigua a煤n cultivada. Arist贸teles nos habl贸 de un vino tinto tradicional de la isla de Lemnos producido con una antigua y 煤nica variedad de uva que 茅l llama Limnio (localmente conocida como Kalambaki). Hesiodo y Polydeuctes tambi茅n hablan de una uva limnia.

En Grecia era usual a帽adir agua para rebajar el vino de modo que no era frecuente聽 su consumo. Se parte de la base de que 鈥渓a borrachera es propia de b谩rbaros鈥 y beber el vino s贸lo es algo impropio de un griego, lo hac铆an los escitas, seg煤n Her贸doto.

Tan r铆gidas eran las normas al respecto que Zeleucos hab铆a dictado la pena de muerte聽 a quienes beb铆an el vino puro sin orden expresa de los m茅dicos. Lo m谩s usual era a帽adir al vino agua de mar y este hecho se relacionaba con los envases聽 de vino que Dionisos arroj贸 al mar en su huida de Licurgo. Lo cierto es que los vinos griegos conten铆an agua de mar en cantidad variable seg煤n las polis. As铆, los Clazomenes y los de Rodas conten铆an poca agua salada, el de Lesbos, una quinta parte y los de Halicarnaso eran muy salados.

.

Tambi茅n los autores antiguos nos hablan de f贸rmulas para cambiar y mejorar el sabor聽 de los vinos. Cat贸n habla de rectificar y dar buen aroma a un vino y de hacer dulce un vino 谩spero. Este autor afirmabaconocer las f贸rmulas para conseguir imitar vinos griegos, l贸gicamente los m谩s afamados y de mayor valor.

Claudio Eliano menciona que el vino de Herea de Arcadia vuelve locos a los hombres y f茅rtiles a las mujeres. En cambio, un vino aqueo ayuda a las mujeres que desean abortar. Fuera de las aplicaciones terap茅uticas, la sociedad griega reprobaba el consumo 聽de vino por las mujeres. Si hay que creer a Eliano,una ley de Massalia prohib铆a incluso y prescrib铆a a las mujeres no beber m谩s que agua.

Los vinos reservados a un uso local son almacenados en odres de piel. Los destinados a la venta son vertidos en grandes jarras de terracota. Se les trasvasa luego a 谩nforas untadas de pez, para venderlos al detalle. Los grandes crudos llevan sellos del productor o de los magistrados de la ciudad a fin de garantizar su origen. Se trata de una de las primeras asociaciones entre origen geogr谩fico y calidad objetiva de un producto, una indicaci贸n de procedencia que estar谩 m谩s tarde en la base de las denominaciones de origen controladas.

La 煤ltima Dionis铆aca de Nono relata la primitiva invenci贸n de la prensa de vino, atribuida a Dionisos.

Theophrasto (372 a. de C.) en su 鈥Investigaci贸n sobre las plantas鈥 sienta las bases de una viticultura de 茅lite. Dej贸 un detallado registro de algunas de las influencias e innovaciones griegas en el 谩mbito de la viticultura. Tambi茅n detall贸 la costumbre de usar chupones y estacas para plantar nuevos vi帽edos.

Hesiodo (S. VII a. de C.) en sus 鈥淭rabajos y d铆as鈥 (ya hemos hablado de esta obra) describe aspectos del cultivo, tratamientos (contra los caracoles), escenas de vendimia, desecaci贸n de la uva (10 d铆as + 10 noches + 7 jornales del hombre) y destaca los vinos Fletris -muy alcoh贸lico- y Biblo, estimado por el autor.

Herodoto (485-425 a. de C.) y Dem贸crito (470 a. de C.) clasifican vi帽edos y describen aspectos comerciales del vino en la 茅poca.

Discoride describe la Vitis lambrusca, aportando en sus observaciones valores ampelogr谩ficos importantes.

Virgilio describe un total de 136 vinos prestigiosos (Ismaro, Thasio, Acanthio, Mendiaso, Rhodas, Creta, Lesbos, Samos, Chipre, etc.) clasific谩ndolos por arom谩ticos, medicinales y llegando a clasificar variedades y zonas de producci贸n.

De origen griego son la Moscatel y la Malvas铆a, variedades que en la actualidad definen importantes zonas vit铆colas y vinos.

Hermipo describi贸 los mejores vinos maduros con un buqu茅 de 鈥渧ioletas, rosas y jacinto鈥.


Martes, 11 de agosto de 2015 Sin comentarios

Algunas consideraciones sobre normativa vitivin铆cola, su Historia en el Mundo (III); Los fenicios


El pueblo fenicio, navegador y comerciante, contribuy贸 a la difusi贸n de las variedades de vino y poda, formas de conducci贸n y determin贸 las calidades de los vinos. Los fenicios fueron uno de los primeros pueblos antiguos en tener un importante efecto sobre la historia del vino. A trav茅s del contacto y el comercio, difundieron no s贸lo su alfabeto sino tambi茅n su conocimiento de la viticultura y la producci贸n de vino, incluyendo la propagaci贸n de varias variedades antiguas de vid.

El vino era una especialidad de los fenicios. Las antiguas poes铆as y 茅picas ugar铆ticas mencionan el vino con reverencia聽 As铆 en los Rapiuma puede leerse (es una traducci贸n aproximada):

Durante todo el d铆a ellos escancian el vino 鈥 el vino para los gobernantes.. Vino, dulce y abundante,Vino elegido El elegido vino del L铆bano, criado por El.鈥

Comed, o Dioses, y bebed, bebed vino mientras est谩is sentados

En lengua ugar铆tica se han encontrado gran n煤mero de tablillas en Ugarit que datan del a帽o 1.370 a.C. Se trata de un archivo de la 茅poca del rey Niqmaddu II, rey de Ugarit, sobre rituales mitol贸gicos de Baal,Nikkal y otros, y poes铆a mitol贸gica como los Rapiuma. En Ebla se han encontrado gran n煤mero de tablillas del II-III milenio a.C. con textos sobre la creaci贸n del Universo, el diluvio, los cultivos y los tejidos de la regi贸n.

Este lugar, Ugarit, conocido en la actualidad como Ras Shamra, se halla en la costa mediterr谩nea de Siria, a unos 16 Km. al norte de Lataquia y a 40 Km. al suroeste de Antioqu铆a, y frente a la extremidad oriental de Chipre. Ugarit fue una de las ciudades m谩s antiguas del Oriente Pr贸ximo. Presenta ocupaci贸n a partir del Neol铆tico acer谩mico, hasta aproximadamente el 1200 a.C, en que fue asolada.

Los trabajos de excavaci贸n duraron seis d茅cadas, que sacaron a la luz dos 谩reas principales: la llamada Acr贸polis, zona en la que se ubican los principales templos, y el palacio real, un complejo que integraba noventa estancias y seis grandes patios, algunos con estanques. Pero el hallazgo m谩s importante fue el de los archivos, donde se encontraron numerosas tablillas con escritura cuneiforme que aportaron gran informaci贸n sobre la cultura del lugar y sus relaciones con otros pueblos.

Durante las primeras etapas del II milenio Ugarit estuvo influenciado por Egipto, lo que aparece demostrado por el hallazgo de estatuillas con los nombres de algunos faraones.

El mayor esplendor de Ugarit suceder铆a durante la segunda mitad del II milenio, en que se convirti贸 en la capital de un importante reino, cuya econom铆a se sustent贸 sobre todo en el comercio, dominando el Mediterr谩neo oriental. Desde Ugarit se traficaba con cobre chipriota y madera del interior, as铆 como vino, sal y grano. Tambi茅n la ciudad produc铆a sus propias manufacturas, como el tinte de p煤rpura, obtenido a partir de la concha del m煤rice, muy apreciada para te帽ir los tejidos de lana o lino.

Se ha dicho que Ebla parece una ciudad dedicada esencialmente al comercio, pero lo cierto es que al mismo tiempo controla un amplio territorio agr铆cola del que obtiene los recursos necesarios para el intercambio comercial. Por ello no es exagerado afirmar que la agricultura extensiva fue su principal fuente de riqueza. De ah铆 se obtendr铆a el excedente necesario que, transformado, serv铆a de base para el modelo de vida del grupo dominante. Por otra parte, no puede ser desde帽ado el papel que en la estructura econ贸mica desempe帽aba la ganader铆a. Su situaci贸n geogr谩fica favorec铆a el proceso de integraci贸n productiva, entre los recursos propios y el control de bienes necesarios para la subsistencia de otros estados, que convierte a Ebla en un importante redistribuidor de bienes comerciales, funci贸n que recae en 煤ltima instancia en el rey.

Los fenicios y sus descendientes p煤nicos de Cartago tuvieron una influencia directa sobre las culturas productoras de vino de los griegos y romanos que m谩s tarde extender铆an la viticultura por toda Europa

Los fenicios introdujeron o bien animaron la expansi贸n de la viticultura y la producci贸n de vino a varios pa铆ses que actualmente siguen elaborando variedades aptas para el mercado internacional, entre ellos el L铆bano, Argelia, T煤nez, Egipto, Grecia, Italia, Espa帽a y Portugal.

El cherem, como llamaban los fenicios al vino, estuvo asociado a varias deidades levantinas, especialmente 脡l. El vino era considerado una ofrenda aceptable tanto para dioses como para reyes, lo que increment贸 su valor comercial en el mundo antiguo.

En la mitolog铆a cananea, 脡l era la deidad principal y se lo llamaba 鈥減adre de todos los dioses鈥 (en los hallazgos arqueol贸gicos siempre es encontrado al frente de las dem谩s deidades).

En todo el Levante Mediterr谩neo era denominado 脣l o IL, siendo el dios supremo, padre de la raza humana y de todas las criaturas. Este dios todopoderoso ser铆a igualmente el equivalente del concepto 鈥渄ioses鈥 (en hebreo Elohim) y ser铆a el equivalente del dios sumerio Anu. En el uso sem铆tico, 脣l era el nombre especial o t铆tulo de un dios particular que era distinguido de otros dioses como 鈥渆l Dios鈥

Sobre el1000 a C., el comercio mediterr谩neo de vino se hab铆a disparado y su extensa red comercial mar铆tima se vio beneficiada por el incremento de demanda. Los fenicios no s贸lo comerciaron con vino producido en Cana谩n sino que tambi茅n desarrollaron mercados para vinos producidos en colonias y puertos de todo el Mediterr谩neo.

Magon (124 a. de C.) en su obra de 28 vol煤menes, describe de forma anal铆tica todos los conocimientos vit铆colas (injertos, reproducci贸n, cambio variedad, poda, fertilizaci贸n, etc.). Destaca el vino con referencia a Biblos del L铆bano y los alcoholizados de Gaza, Ascalone y Sarepto. El autor recomienda plantar en la falda norte de una colina para proteger las vides del exceso de calor del Norte de 脕frica. La obra tambi茅n detallaba t茅cnicas de producci贸n de vino, incluyendo ejemplos primitivos de vinos de pasas. Sus tratados agr铆colas fueron de los m谩s importantes textos antiguos en la historia del vino que registraron el conocimiento de la 茅poca sobre la viticultura y la fabricaci贸n de vino. Aunque no se han conservado copias originales de las obras de Mag贸n ni de otros escritores fenicios sobre vino, hay evidencias en citas de escritores griegos y romanos como Columela de que los fenicios fueron h谩biles productores de vino y viticultores.

Mag贸n fue un escritor cartagin茅s, de fecha de nacimiento desconocida, que escribi贸 un extenso trabajo sobre agricultura en lenguaje p煤nico. Este trabajo es frecuentemente mencionado por autores romanos, otorg谩ndole la m谩xima recomendaci贸n. Es recomendado incluso por Columela, padre dela agricultura. Sedesconoce la fecha de publicaci贸n de dicha obra, as铆 como la mayor parte de los detalles sobre la vida del autor, excepto que se trataba de un hombre distinguido en Cartago, y hab铆a asumido importantes mandos militares. Su tratado se extend铆a hasta 28 tomos, y comprend铆a todas las ramas dela agricultura. Tangrande fue su reputaci贸n en Roma, que tras la destrucci贸n de Cartago, cuando las librer铆as de la ciudad fueron redistribuidas entre los diferentes nobles n煤midas, se hizo una excepci贸n con este trabajo. Desde el Senado se orden贸 su traducci贸n al lat铆n por estudiosos competentes, a la cabeza de los cuales se encontraba D茅cimo Silano. Posteriormente traducido y adaptado al griego por Casio Dionisio de 脷tica. En este idioma fue resumido, en seis libros, en el ep铆tome de Di贸fanes de Nicea, quien dedic贸 la obra al rey Diotaro. Sus preceptos sobre la agricultura eran invocados constantemente por los escritores romanos: Marco Terencio Varr贸n, Columela y Rutilio Tauro Emiliano Paladio, al igual que Plinio. Su trabajo tambi茅n es aludido por Cicer贸n en t茅rminos que implican su reputaci贸n sobre la materia de la que trata. Se dice que el comienzo de su obra empezaba con el consejo:

Si un hombre va a establecerse en el campo, deber铆a comenzar por vender su casa en la ciudad

Los fenicios eran capaces de planificar vi帽edos de acuerdo al clima y la topograf铆a, conociendo qu茅 lado de una colina era el ideal para el crecimiento de la vid, y produciendo una amplia variedad de tipos diferentes de vino, desde los vinos de pasas hechos con uvas secas hasta un ejemplo primitivo del actual Retsina griego, hecho con resina de pino.

Retsina es un vino blanco (o rosado) resinado griego que se ha elaborado durante al menos 2000 a帽os. Su sabor 煤nico tuvo su origen en la pr谩ctica de sellar los recipientes del vino, particularmente 谩nforas, con la resina del pino de Alepo en 茅pocas antiguas. Antes de la invenci贸n de la botella de cristal impermeable, el ox铆geno, al estar en contacto con el vino, hac铆a que 茅ste se estropeara en poco tiempo. La resina del pino ayud贸 a bloquear la entrada del aire en los recipientes y, a la vez, infund铆a al vino el aroma de la resina. Los romanos comenzaron a utilizar barriles en el siglo III, evitando as铆 el uso enol贸gico de la resina como conservador, pero el sabor se hab铆a vuelto tan popular que su consumo es, todav铆a hoy, extenso y com煤n. En Grecia, la retsina local se produce por todo el pa铆s. Centros de producci贸n importantes se localizan alrededor de 脕tica, Beocia y Eubea. La Uni贸n Europea califica al retsina como Denominaci贸n de Origen Protegida y Denominaci贸n Tradicional de Grecia y partes de las regiones del sur de Chipre. Esta protecci贸n significa, por ejemplo, que un vino australiano, hecho en el sur de Australia, se puede llamar 鈥渧ino resinado鈥, pero no 鈥渞etsina鈥.

Cartago, en el actual T煤nez, fue la colonia fenicia m谩s poderosa, sobreviviendo en su forma p煤nica hasta su destrucci贸n en el 146 a. C. por fuerzas romanas al final de las Guerras P煤nicas. La colonia tuvo una relaci贸n indeleble con el vino y fue descrita en el siglo IV a. C. como rodeada de campos llenas de vides y olivos. El vino cartagin茅s producido en el valle del Bagradas fue especialmente popular.聽 La ciudad de Cartago tambi茅n sirvi贸 de centro de conocimiento, como atestigua la obra del escritor Mag贸n. Los escritos detallaban el avanzado conocimiento de la influencia de la topograf铆a sobre la producci贸n de los vi帽edos.

La herencia m谩s duradera de la 茅poca de expansi贸n fenicia fue la propagaci贸n y difusi贸n de vides antiguas que los ampel贸grafos e historiadores del vino creen que termin贸 dando origen a varias variedades de uva modernas en Europa. Una de estas subvariedades, conocida como Vitis vinifera pontica (ya citada), lleg贸 a los fenicios desde el C谩ucaso y Anatolia, quienes extendieron su propia cepa por todo el Mediterr谩neo, especialmente a sus colonias ib茅ricas.

Actualmente los ampel贸grafos sugieren que esta vid es el antepasado de muchas de las variedades de uva blanca plantadas actualmente en todo el mundo. Seg煤n un estudio de la Universidad de California en Davis, la uva francesa Mourvedre (monastrell) pudo haber sido introducida primero en聽Espa帽a por los fenicios en el 500 a.C.


Martes, 11 de agosto de 2015 Sin comentarios

Algunas consideraciones sobre normativa vitivin铆cola, su Historia en el Mundo (II); El Antiguo Egipto.


La importancia pol铆tica, social y religiosa del vino en el Antiguo Egipto es bien conocida y est谩 documentada en multitud de inscripciones, pinturas murales y representaciones iconogr谩ficas. Losegipcios establecen sistemas de irrigaci贸n, seleccionan las variedades y 3.000 a. de C. plantean la calidad de los vinos parala Corte del Fara贸n (vinos funerarios, con cinco tipos de vino seg煤n niveles) y perfeccionan los procedimientos de poda. Un antiguo proverbio egipcio dice:

鈥淓n el agua puedes ver reflejada tu cara, pero en el vino siempre aparece tu mejor cualidad鈥

Llama la atenci贸n el censo que Rams茅s III orden贸 de 513 vi帽edos propiedad del templo de Am贸n Ra, as铆 como el nombramiento de un 鈥maestro viticultor鈥 encargado de su conservaci贸n y mantenimiento. Un dato a煤n m谩s sofisticado es que a los trabajadores empleados en la construcci贸n de las pir谩mides de Giza se les permit铆a apagar su sed con cuatro clases de vino y cinco de cerveza.

Son famosos los vinos Mare贸tico -dulce y arom谩tico-, Tani贸tico -dulce sabor y reflejos verdosos-, Antilla -del Delta del Nilo-, etc. Destacan como zonas de cultivo los oasis occidentales (Bajo Egipto), de Ka-en-Kenet, Buto, Kharga, Koptos, Arsinoite y Tenia. Igualmente se diferencian 谩nforas con los faraones y sus dinast铆as con las referencias a los a帽os de cosecha.

En el Antiguo Egipto, durantela Dinast铆a XVIII(1.543-1.292 AC), se elaboraba vino blanco y vino tinto bajo la misma denominaci贸n: 鈥榠rp鈥. En cuanto al 鈥榮hedeh鈥, que se guardaba en 谩nforas etiquetadas como las de vino, parece ser que ten铆a como materia prima la uva tinta.聽 En Egipto hab铆a tres tipos de bebida derivados de la uva: vino blanco, vino tinto y otro tipo de vino tinto m谩s elaborado, que los egipcios llamaban 鈥榮hedeh’鈥. Se asociaba simb贸licamente al racimo de uvas, por su forma, con el coraz贸n, y al vino tinto, conla sangre. Laprimera evidencia de la presencia de uva en Egipto son las semillas halladas en los yacimientos predin谩sticos (4000-3050 AC) de Tell Ibrahim Awad y Tell el Farain, situados uno al este y el otro al oeste del Delta del Nilo. Desde el predin谩stico, la vid era cultivada en Egipto sobre todo en el Delta, los oasis occidentales y el valle del Nilo.

Los autores cl谩sicos griegos y romanos como Ateneo de Naucratis, Estrab贸n y Plinio dejaron constancia en sus escritos del buen sabor de los vinos de Egipto. Ateneo (170-230 DC), un griego de Naucratis (Egipto) que viv铆a en Roma, habla de la abundancia de la vi帽a en la zona del lago Mariut y de la excelente calidad del vino de Mariut (Mare贸tico), tambi茅n llamado Alejandri贸tico por la proximidad con la ciudad de Alejandr铆a, y de los vinos Taeni贸tico y de Antilla de la zona de Alejandr铆a; del Valle destaca los vinos dela Tebaida y de Coptos

Distingu铆an seis clases de vino, el blanco, el negro, el rojo y el del norte. El vino del norte pod铆a ser Mare贸tico, Seben铆tico y Teni贸tico Los vi帽edos estaban en el Delta y en los oasis, especialmente en El Fayyum, aunque Dakhla y Bahariya eran tambi茅n famosos por su producci贸n de vinos. En casi todos los huertos privados tambi茅n hab铆a al menos unas pocas cepas alineadas y que daban hermosos racimos de uvas. Hubo un vi帽edo especialmente famoso en los dominios del Templo de Am贸n en Tebas llamado Ka-em-Kemet (el esp铆ritu de Egipto) que produc铆a vino dulce.

El jerogl铆fico del lagar, as铆 como las ofrendas de vino est谩n presentes en las tumbas egipcias desde la primera dinast铆a en adelante. El vino tambi茅n tuvo un papel importante en la literatura, ya que era un tema com煤n en la poes铆a amorosa -donde el amado actuaba como el vino, dejando al amante ebrio e insensible.

Tambi茅n en los textos sapienciales se hace alusi贸n al vino. Estos textos eran como manuales de conducta para los antiguos egipcios, y en ellos se condenaba la autoindulgencia y se advert铆a de los peligros dela embriaguez. Dehecho, en una tumba tebana del Reino Nuevo se describen claramente los desgraciados resultados del exceso de consumo de vino en algunos invitados a banquetes.

La fabricaci贸n del vino est谩 representada en las paredes de muchas tumbas, principalmente del Reino Nuevo, y podemos reconstruirla del siguiente modo: Las uvas se cultivaban en vi帽edos, as铆 como en los huertos de las casas. Una vez vendimiada se pon铆a en unas grandes tinajas de madera o piedra que se cubr铆an con una especie de andamiaje del que colgaban cuerdas. Los trabajadores entonces las pisaban agarr谩ndose a las cuerdas para mantener el equilibrio. EL l铆quido que sal铆a de las uvas pisadas se recog铆a.

El residuo de pieles (hollejo) se met铆a dentro de una tela que se retorc铆a hasta extraer la 煤ltima gota del jugo restante. Este m茅todo de escurrir todo el zumo de las uvas se practicaba a煤n en Egipto en el siglo XIX, y fue recogido por algunos de los estudiosos que acompa帽aron a Napole贸n en su expedici贸n.

El mosto se colocaba en vasijas destapadas y se dejaba fermentar naturalmente por medio de las levaduras presentes en las pieles dela uva. Despu茅sde esta fermentaci贸n preliminar, el l铆quido se trasegaba a otras vasijas, o bien se sellaban las anteriores, por medio de un tap贸n en el que se dejaba un agujero para dejar escapar los gases de la segunda fermentaci贸n. Una vez que 茅sta se hab铆a completado, los agujeros se tapaban y el tap贸n se recubr铆a de arcilla

Los antiguos egipcios sab铆an que la tierra situada detr谩s de los l铆mites de la inundaci贸n era la m谩s adecuada para plantar vi帽as. La vi帽a se plantaba cerca del r铆o en una zona no inundable, donde el suelo era principalmente grava y cerca del dep贸sito aluvial libre del barro del valle. Las tierras pedregosas en el l铆mite del desierto proporcionaban los vinos de m谩s reputaci贸n. Uno de estos lugares era la zona del lago Mariut, situado al suroeste de la actual ciudad de Alejandr铆a.La regi贸n vin铆cola m谩s conocida durante el Reino Nuevo (1543-1078 AC) era el 鈥淩铆o Occidental鈥, en la antigua rama Can贸pica del Nilo en el Delta Occidental, situada al suroeste de Alejandr铆a. La encontramos documentada en centenares de inscripciones de 谩nforas de vino, como por ejemplo en las inscripciones de las 谩nforas de la tumba de Tutankhamon.

Beb铆an vino los faraones, sus familiares, sus ministros, sus generales, los sacerdotes, las clases acomodadas y tambi茅n el pueblo llano. Ya entonces, los maestros advert铆an a sus disc铆pulos de los peligros de frecuentar las tabernas. Una consideraci贸n social y econ贸mica situaba al vino entre las bebidas m谩s preciadas, muy por delante de la cerveza, cuyo coste era diez veces menor. En la mayor铆a de los casos, las vi帽as eran propiedad del fara贸n y de los templos. En las tumbas se depositaban 谩nforas de vino como ofrenda para que el muerto pudiera disponer de ellas tambi茅n en el M谩s All谩.

Durante el Reino Nuevo (1.543-1.078 AC), las 谩nforas se identificaban de manera similar a como se hace con las etiquetas de los vinos actuales. As铆, ofrec铆an informaci贸n relativa al producto que conten铆an: el a帽o de elaboraci贸n, la zona de producci贸n y la propiedad, la calidad, y tambi茅n el nombre del viticultor responsable. A veces, las etiquetas indicaban que el vino all铆 contenido era bueno, muy bueno o muy, muy bueno. Estas designaciones depend铆an del tipo de uvas y el vi帽edo de donde proced铆an. La fecha de producci贸n era muy importante, ya que los vinos egipcios no duraban mucho tiempo, y deb铆an consumirse en el plazo de un a帽o, si no quer铆an que se convirtieran en vinagre Se identificaba al producto como vino, Irp, pero nunca se anotaba qu茅 tipo de vino, blanco o tinto.


Martes, 11 de agosto de 2015 Sin comentarios

Algunas consideraciones sobre normativa vitivin铆cola, su Historia en el Mundo (I); armenios, sumerios, hititas, asirios y babilonios.


La regulaci贸n de la vid y del vino no es tema nuevo. Hoy en d铆a pocos dudan que la vi帽a se asent贸 en Mesopotamia y que fueron los pueblos de Oriente Medio y los de Mediterr谩neo y sus antiguas civilizaciones los que otorgaron la dimensi贸n a la vi帽a y el nombre al vino. Fueron asirios, babilonios, egipcios, griegos, cartagineses, romanos, etc., los que contribuyeron a expansionar el cultivo de la vid y el culto al vino.

La viticultura fue intensiva en el III Milenio a. de C. en As铆a Menor, Mesopotamia, Siria, Palestina, Grecia, etc., donde la Vitis silvestris evolucion贸 hacia Vitis vinifera sativa e inicio su emigraci贸n no s贸lo hacia el Mediterr谩neo y Europa, sino hacia Asia (India y China) donde se asent贸 y ayud贸 a organizar sociedades y pueblos.

Una serie de testimonios ponen de manifiesto que desde muy antiguo muchos pueblos con su selecci贸n vit铆cola, sus leyes y susnormas de calidad han contribuido a sentar las bases del momento actual (FREGONI, 1991).

Los armenios y otros pueblos caucasianos fueron pioneros en establecer los聽 centros de estudio en origen y fomentar el desarrollo de la viticultura. Se inicia el cultivo en terrazas, en zonas determinadas y dimensiones adecuadas y se le otorga el nombre al vi帽edo (uduli), a la vi帽a (tul) y al mes de vendimia (tulen) en el S. IX a. de C. Establecen unidades de cultivo econ贸micas en una zona. La vi帽a es la referencia precisa a la actuaci贸n de un pueblo.

En Georgia (antigua U.R.S.S.) ya se seleccionaban las variedades de Vitis vinifera seg煤n su resistencia al fr铆o. Se conoce un vino tradicional (cichir) y la mejor forma de conservarlo es en tinajas de barro cocido.

Los sumerios, el pueblo m谩s anciano en el cultivo de la vid, hablan de viticultores hacia la primera mitad del III milenio a de C. Ellos ya daban un nombre a sus vi帽edos y discut铆an para establecer cu谩les eran los mejores vinos. La 鈥淓popeya de Gilgamesh鈥 representa uno de los m谩s antiguos testimonios escritos en los que se cita a la vi帽a y el vino. En ella se habla en t茅rminos po茅ticos de un vi帽edo m谩gico formado por piedras preciosas. Tambi茅n cuenta como el h茅roe Gilgamesh entr贸 al reino del Sol en busca de la inmortalidad, se encontr贸 un vi帽edo cuidado por la diosaSiduri, y 茅sta le dio a beber del jugo de sus uvas. Otro dios sumerio se llamaba Pa-Gest铆n-dug, es decir, 鈥buena cepa鈥, y su esposa Nin-kasi, que significa 鈥dama del fruto embriagador鈥.

La Epopeya de Gilgamesh o el Poema de Gilgamech es una narraci贸n de la Mesopotamia de origen sumerio, considerada como la narraci贸n escrita m谩s antigua dela historia. Se emplearon tablillas de arcilla y escritura cuneiforme, lo cual favoreci贸 su preservaci贸n.聽 Se cree que聽 se origin贸 en una serie de leyendas y poemas sumerios sobre el mitol贸gico h茅roe-rey Gilgamesh, los que fueron ensamblados mucho despu茅s en un poema m谩s extenso acadiano.

La versi贸n m谩s completa que existe actualmente consiste de doce tabletas de arcilla pertenecientes a la biblioteca del siglo VII a. C. del rey asirio Ashurbanipal. Originalmente se la conoc铆a por el t铆tulo 鈥溍塴 quien vio las profundidades鈥 (Sha naqba 墨muru) o 鈥淧or encima de todos los otros reyes鈥 (Sh奴tur eli sharr墨), ya que eran las primeras l铆neas de sus partes principales. Es posible que Gilgamesh haya sido un rey a finales de Segundo Per铆odo Din谩stico Inicial (aproximadamente siglo XXVII a. C.)

El poema trata sobre las aventuras del rey Gilgamesh, tambi茅n conocido como Istubar, y su amigoEnkidu. Una de las tablillas relata un episodio sobre el diluvio y que influir铆a directamente en el mito aparecido en la Biblia. Las aventuras para matar al gigante Humbaba, el descenso a los infiernos y la relaci贸n entre dioses, semidioses (como el propio Gilgamesh) y mortales le dan un claro origen prehelen铆stico. El n煤cleo sentimental se encuentra en el duelo tras la muerte de Enkidu.

Los sumerios eran cultivadores de uva tinta y elaboradores de vino tinto identifican la vi帽a con la vida einician una diferenciaci贸n clara de la calidad distinguiendo 鈥渧inos de llanura鈥 y 鈥渧inos de monta帽a鈥, siendo estos 煤ltimos m谩s nobles por su superior calidad.

A los hititas les corresponde (5.000 a帽os a. de C.) la referencia del primer nombre de vino en escritura cuneiforme, wee-an, que deriv贸 en todas las lenguas. La planta y el 谩rbol favorito de los hititas eran la vid y el olivo. Las aceitunas se utilizaban como alimento, aunque su mayor utilidad era una vez prensadas. Se extra铆a el aceite, que utilizaban tanto para fre铆r o condimentar lo alimentos como para el alumbrado y como ung眉ento. La vid era muy solicitada, pero no por la uva. Era el vino lo que los hititas buscaban. Los artesanos terminaron obteniendo unos vinos de gran calidad, que se exportaban a los pa铆ses vecinos.聽聽 Ellos dimensionan las primeras grandes bodegas (de 2.000 Hl.) y las primeras leyes (XV-XIV S. a. de C.) que defin铆an las sanciones a todos aquellos que cometieran enga帽os, robos, incendios o entraran reba帽os en los vi帽edos. As铆,聽 por ejemplo:

Si alguno roba una cepa de vi帽a, un zarcillo, un 谩rbol聽 o cebollas, anta帽o pagaba por 1 cepa, 1 siclo de plata; por 1 zarcillo, 1 siclo de plata; por un 谩rbol, 1 siclo de plata; por una cebollera,1 siclo de plata. Adem谩s deb铆an golpearlo con las lanzas. Anta帽o hac铆an as铆, pero ahora pagar谩, si es un hombre libre, 6 siclos de plata; y si es esclavo, pagar谩 3 siclos de plata.

Si alguno prende un fuego y se extiende a un huerto de frutales y vi帽as, manzanos, granados o n铆speros se incendian, pagar谩 6 siclos de plata por 谩rbol, y debe replantarlos; y as铆 restituir谩. Si es un esclavo, pagar谩 3 siclos de plata

Si un hombre mete su reba帽o en una vi帽a cultivado y la arruina, si no ha sido cosechada a煤n, pagar谩 10 siclos de plata por cada cepa; y as铆 restituir谩. Pero si est谩 cosechada s贸lo tiene que pagar 3 siclos de plata.

Si alguno roba zarcillos de una vi帽a vallada, si (hay) 100 cepas, pagar谩 6 siclos de plata; y as铆 restituir谩. Si la vi帽a no est谩 vallada, y roba zarcillos, pagar谩 3 siclos de plata.

Si alguno tala una vi帽a, ese hombre debe quedarse con la vi帽a talada y dar una vi帽a buena al due帽o da帽ado, y la primera cosecha puede recogerla de ella, hasta que se resarza al hombre de la vi帽a

Debemos aclarar que el siclo (del hebreo s茅qel) es una antigua unidad monetaria y de peso utilizada en el Oriente Pr贸ximo y en Mesopotamia. Generalmente se entiende por siclo una unidad hebrea que ten铆a diversos valores dependiendo de la fecha yla regi贸n. Se citan masas de entre 9 y17 gramos y son comunes valores de 11, 14 y 17 gramos. Puede ser una moneda de oro o plata de ese peso.聽 En la Biblia se menciona varias veces esta moneda, por ejemplo, el precio de venta de Jos茅 por parte de sus hermanos a la caravana de mercaderes fue de 20 siclos de plata

Los asirios y babilonios fueron centro de la cultura del vino, reglamentando el comercio con el 鈥淐贸digo de Hammurabi鈥 (2.000 a帽os a. de C.) en el que se indican las penas a los fraudulentos y las sanciones a los no cumplidores, regularizando las transacciones v铆nicas.

El C贸digo de Hammurabi, creado alrededor del a帽o 1760 a. C.聽 es uno de los conjuntos de leyes m谩s antiguos que se han encontrado y uno de los ejemplares mejor conservados de este tipo de documento creados enla antigua Mesopotamia y en breves t茅rminos se basa en la aplicaci贸n de la ley del Tali贸n a casos concretos.

A menudo se lo se帽ala como el primer ejemplo del concepto jur铆dico de que algunas leyes son tan fundamentales que ni un rey tiene la capacidad de cambiarlas. Las leyes, escritas en piedra, eran inmutables. Este concepto pervive en la mayor铆a de los sistemas jur铆dicos modernos.

Las leyes del C贸digo de Hammurabi (numeradas del 1 al 282, aunque faltan los n煤meros 13, 66鈥99 y 110鈥111) est谩n escritas en babilonio antiguo y fijan diversas reglas de la vida cotidiana.

Regulan particularmente:

La jerarquizaci贸n de la sociedad: existen tres grupos, los hombres libres o 鈥awilum鈥, los 鈥mushkenum鈥 (quienes se especula podr铆an ser siervos o subalternos) y los esclavos o 鈥wardum鈥.

Los precios: los honorarios de los m茅dicos var铆an seg煤n se atienda a un hombre libre o a un esclavo.

Los salarios: var铆an seg煤n la naturaleza de los trabajos realizados.

La responsabilidad profesional: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.

En el tema que nos ocupa, podemos citar, por ejemplo:

Ley 104: Si un negociante dio para vender a un delegado trigo, lana, aceite y cualquier bien mueble que sea, el delegado inscribir谩 el dinero (el valor) recibido y dar谩 el reconocimiento al negociante; el delegado recibir谩 una constancia del dinero que d茅 al negociante.

Ley 108: Si una comerciante de vino de d谩tiles con s茅samo, no quiso recibir por precio trigo, y exigi贸 plata (pesada o pesada con pesas falsas, seg煤n las interpretaciones); o si recibi贸 trigo pero rebaj贸 el vino de d谩tiles, este comerciante de vino de d谩tiles con s茅samo es culpable y se la arrojar谩 al agua.

Ley 110: Si una sacerdotisa que no viva en el claustro, ha abierto una taberna de vino de d谩tiles con s茅samo, o ha entrado para beber vino de d谩tiles en la casa de vino de d谩tiles con s茅samo, a esta mujer liberal se la quemar谩.

Ley 111: Si una comerciante de vino de d谩tiles con s茅samo dio 60 GA de vino de d谩tiles a cr茅dito, recibir谩 50 QA de trigo al tiempo de la cosecha.


Martes, 11 de agosto de 2015 Sin comentarios

Abu Nuwas


Abu Nuwas es uno de los grandes poetas 谩rabes del vino y del erotismo homosexual. Lo descubrimos a trav茅s de un delicioso libro de Jaume Ferrer Carmona y Anna Gil Bardaj铆 (editorial C谩tedra) del a帽o 2010, Cantar al vino, Abu Nuw谩s. Evidentemente聽est谩 aqu铆 citado por su relaci贸n con el vino.

Suyas son las palabras:

鈥淗ombres, 隆a m铆 qu茅 me importan

las espadas o los combates!

Yo s贸lo sigo a una estrella:

la del placer y la m煤sica.

En m铆 no confi茅is,

pues soy de aquellos que reh煤yen

encontronazos y embates.

Cuando veo el enemigo

salto sobre mi potrillo

con las riendas colocadas

por el lado de la cola.

No s茅 c贸mo es un arn茅s,

ni un broquel, ni un alfanje.

Todo mi af谩n es saber,

cuando sus guerras estallan,

por qu茅 camino escapar.

Si de juergas se tratara,

de beber vino sin m谩cula

o de pasarme la noche

junto a v铆rgenes luciendo

sus vestidos de luto negro

me ver铆ais con raz贸n

como h茅roe de los 谩rabes鈥.

Estos versos directos, rebeldes y libertinos, aunque no los m谩s atrevidos, representan en cierta medida la expresi贸n, estilo y tem谩tica de la obra de este autor. Oriundo de la antigua Mesopotamia, vivi贸 a caballo entre los siglos VIII y IX, durante las primeras d茅cadas del califato abas铆[1] de Bagdad, la que fuera 茅poca dorada de la literatura 谩rabe cl谩sica oriental.

poem of vine and revl

Poems of wine and revelry. Jim Colville (2005)

 

Estudi贸 bajo la tutela de los poetas al-Kufah y Khalaf al-Ahmar la escritura isl谩mica sagrada, el Cor谩n, y la tradici贸n vinculada a los profetas (Hadiz), antes de pasar un a帽o en el desierto con los beduinos, entre quienes adopt贸 sus formas peculiares de lenguaje.

Las convulsiones pol铆ticas en la corte de los Abas铆es le obligaron a buscar refugio en Egipto, pero cuando regres贸 a Bagdad sus paneg铆ricos y otros poemas cautivaron el gusto del califa Harun ar-Rashid[2] y obtuvieron una importante difusi贸n social.

Su lengua materna era el persa, por lo que Abu Nuwas se arabiz贸 concienzudamente conviviendo con tribus 谩rabes n贸madas y aprendiendo de los textos sagrados musulmanes y la poes铆a 谩rabe preisl谩mica[3], fuentes originales de la forjada gram谩tica de la lengua 谩rabe.

Su inmersi贸n cultural beduina fue tal que Abu Nuwas acab贸 por rebelarse en su contra. Es por ello que su obra cuenta con un gran n煤mero de s谩tiras hacia esa conservadora y ruda forma de vivir que llega a aborrecer profundamente en contraposici贸n con la vida disoluta, placentera y ciudadana de la que luego disfrutar铆a en Bagdad.

Abu Nuwas, a pesar de recurrir a las formas orales y tradicionales del lenguaje de su cultura, ubic贸 sus versos la mayor铆a de veces en un ambiente urbano. En su Div谩n se hallan representados todos los g茅neros po茅ticos 谩rabes, pero su fama se debe, sobre todo, a sus poemas modernistas, en los que, abandonando ya los antiguos temas beduinos, canta al amor homosexual y al vino.

XXXII

S茅 esquivo y avariento y a los aduares no hables:

sus ruinas, el saludo, no te han de devolver.

Maldice el cuervo de mal ag眉ero de la separaci贸n.

Si茅ntate junto al narciso, deja atr谩s las espinas,

t煤mbate al lado del mirto, olv铆date de las zarzas,

y por la ma帽ana empieza a beber el vino.

隆Que ninguna prohibici贸n te lo impida!

Quien combate los placeres que el vino acompa帽a

vive una extenuante vida de aflicci贸n.

Destacando en todos los g茅neros po茅ticos pero sobre todo en el b谩quico, el er贸tico y el sat铆rico, Abu Nuwas fue el primer poeta en liberar a la poes铆a 谩rabe, con empe帽o y tes贸n, del peso tradicional que ven铆a marcando la poes铆a t铆pica beduina, m谩s arcaica y complicada en formas y vocablos.

El resultado de su obra es el nacimiento de una poes铆a renovadora, moderna y libre que rompe con los temas cl谩sicos; en ella el poeta es pionero en hacer de los versos una declaraci贸n p煤blica de sus pecados, con dulzura, iron铆a y sin 谩nimo de indulgencia.聽 Las descripciones de sus juergas que, generalmente, transcurren en una taberna jud铆a o cristiana por la noche, son de gran realismo.

XXXVI

隆Deja el viento del sur soplar sobre las ruinas

y que el destino destruya su tiempo de esplendor!

隆Deja el 谩spero desierto para que en 茅l trote

el jinete montado en sus camellos y camellas!

En esas tierras s贸lo brotan arbustos espinosos

y las 煤nicas piezas de caza son hienas y lobos.

No aprender谩s de los 谩rabes ning煤n modo de solaz

Porque su vida no es vida, su vida es un erial.

D茅jales que orde帽en y beban cuanta leche quieran

puesto que son ajenos al exquisito y buen vivir.

Y si la leche se les cuaja, escupe en sus tazones,

no te sientas culpable, no ser谩 ning煤n pecado.

Mejor delicia que todo eso es un vino fresco

escanciado en ronda por un diestro copero.

Largo tiempo estuvo en el fondo del tonel

hirviendo sin que jam谩s una llama lo tocara.

Los murmullos del fermento semejaban

la lectura de un sacerdote ante la cruz.

Un muchacho te tiende la mano con la copa

y te habla con la voz de una gacela joven

criada por nodrizas que extremaron su educaci贸n.

隆A ti entrega sus riendas al sorber el vino,

para ti la embriaguez desata su cintur贸n!

Al acariciarlo te cautiva con sus encantos,

te vuelve loco, hace saltar tu coraz贸n.

Emborrachado, alza su grupa con dificultad

y se menea como una palma bajo la t煤nica

caminando hacia ti, deshaci茅ndose en seducci贸n.

Censora, 隆no te extiendas en tus reproches!

Quien de mi espera arrepentimiento desespera.

Me echas en cara mis pecados, 驴pero qu茅 joven no peca?

Quiero vivir esta vida y no la de leche orde帽ada

y tiendas desparramadas en medio de un vil desierto.

隆Compara esos yermos con el arco del palacio de Cosroes!

驴Se puede equiparar un hip贸dromo a un corral?

Te enga帽as creyendo que al insistir me reformar茅.

隆R谩sgate las vestiduras que no me arrepentir茅!

Debido a sus s谩tiras y vida desenfrenada sufri贸 varias veces la prisi贸n y hubo de vivir el destierro en Egipto por orden del propio Harun Rashid. Con todo, lo que forz贸 a Abu Nuwas a dejar Bagdad y buscar refugio en Egipto durante algunos a帽os no fue su preferencia sexual ni su afici贸n al vino, ni siquiera sus burlas al sagrado mes de ramad谩n, sino un poema de contenido pol铆tico.

Como gran poeta cl谩sico, Abu Nuwas nunca ha dejado de estudiarse en las escuelas de educaci贸n secundaria de los pa铆ses 谩rabes. Nacido en Persia, el poeta de la melena (茅ste es el significado del mote de Hasan ibn Hani al-Hakami) era una estampa habitual en las tabernas de Bagdad鈥 y durante un milenio, sus versos lo ser铆an en boca de los estudiantes de literatura de Rabat a Yemen.

Sin embargo, sus versos m谩s libertinos, que describen expl铆citamente el amor, el erotismo y las bacanales homosexuales, y aquellos considerados hoy m谩s rebeldes, que manifiestan su desobediencia religiosa, han sufrido la mano de la censura en varias ocasiones.

Su desfachatez en la bebida y la desverg眉enza de sus versos er贸ticos se hicieron r谩pidamente proverbiales, y su autor pas贸 a protagonizar, en varias narraciones de tipo popular, personajes de conducta equ铆voca. 聽聽As铆, junto al c茅lebre califa, su esposa Zubayda y varios de sus cortesanos, Abu Nuwas se convirti贸 en personaje literario en si mismo al protagonizar varias historias de Las mil y una Noches, donde aparece inmortalizado como un personaje ingenioso y exc茅ntrico, por ejemplo en lasAventuras del poeta Abu-Nowas (noche 287) y en Abu 鈥 Nowas y el ba帽o de Seit Zobeida (noche 378). Pronto hablaremos de esta obra.

Su producci贸n po茅tica fue recogida despu茅s de su muerte por los eruditos al-Suli y Hamza al-Isbahani. Se conservan aproximadamente 13.000 versos. A pesar de ser uno de los poetas 谩rabes m谩s apreciados, algunas de las ediciones actuales de sus obras olvidan incluir los muchos poemas que dedic贸 a sus m煤ltiples amantes varones.聽 Las nuevas antolog铆as parecen olvidar los versos m谩s osados, especialmente aquellos homoer贸ticos y sat铆ricos contra el mes de Ramad谩n y la prohibici贸n musulmana de beber vino.

200px-Shah_Abbas_and_Wine_Boy

El Shah Ab谩s y un copero. Muhammad Qasim (1627). Museo del Louvre, Par铆s.

 

Mientras sus obras fueron ampliamente conocidas hacia los primeros a帽os del siglo XX, en 1932 la primera edici贸n moderna y censurada apareci贸 en El Cairo, dejando de lado enteramente toda la poes铆a homoer贸tica. 6 000 libros de su poes铆a fueron quemados por el Ministerio Egipcio de Cultura en enero de 2001.

Est谩 considerado el principal representante de la escuela modernista, que se opon铆a a la divisi贸n tripartita de la casida cl谩sica y propugnaba la creaci贸n de nuevas formas y g茅neros po茅ticos. En consecuencia, trat贸 temas hasta entonces poco desarrollados, como el b谩quico y el cineg茅tico.聽 Sus versos er贸ticos alcanzan un vigor y una espontaneidad rara vez conseguidos. En toda su obra se nota la reticencia con que ve la aportaci贸n de los poetas cl谩sicos:

La descripci贸n de las ruinas es la ret贸rica de la antig眉edad.

隆Dedica tus descripciones a la hija de la vid!

O bien cuando critica la forma estereotipada (nasib) con que empiezan las viejas casidas[4]:

Un desgraciado se detuvo a interrogar a unas ruinas y yo hice alto para preguntar por la taberna del pa铆s.

Llora por las ruinas del pasado de los banu Asad. 隆Desgraciado! 驴Qui茅nes son los banu Asad?

Al orgullo de los antiguos, representado por las tribus de Asad y de Tamim, enfrenta las grandes haza帽as de los Sas谩nidas como Cosroes I[5] . Las leyendas 谩rabes son desplazadas por otras persas, y las fiestas ir谩nicas sustituyen, en sus versos, a las musulmanas. Con una sinceridad que raya en el desenfado reconoce sus pecados, pero sin prop贸sito de enmienda:

Lloro pero no es por los campamentos abandonados ni porque el amor me atormente y haya renunciado.

Lloro a causa de las palabras de nuestro profeta Mahoma. Esto es lo que hace caer las l谩grimas sobre mi pecho.

Esas palabras proh铆ben beber el vino

隆Y esa prohibici贸n ha llegado hasta nosotros!

Ya que lo ha prohibido lloro por el vino.

Y despu茅s lo bebo bien puro.

S茅 que por haberlo bebido ser茅 castigado a recibir ochenta azotes en la espalda.

La poes铆a amorosa conoce en 茅l dos vertientes netamente diferenciadas: la femenina y la homosexual. Las composiciones del primer tipo est谩n dedicadas a Yannan, la 煤nica mujer de carne y hueso que hubo en su vida, o bien a figuras estereotipadas e imaginarias. Las composiciones de este tipo son, estil铆sticamente, inferiores a las dedicadas a sus j贸venes amigos, a los que con halagos y vino intentaba seducir. Tanto en un caso como en otro, estos versos son inferiores a los b谩quicos, a pesar de que alcanza notable efecto en las escenas dialogadas:

Aquella a la que amo me ha enviado un mensajero, pero quien de ella depende tambi茅n es digno de amor.

隆 Bienvenido! 鈥 le dije- 隆Bienvenido el amigo a quien embellece el perfume!

Le dirig铆 palabras amables, pero 茅l se puso en guardia diciendo: -隆 Me quieres seducir!

Y una persona como t煤 no puede amar a uno como yo cuando una bella en flor est谩 loca por ti.

Ahora bien, y por eso est谩 aqu铆, los cantos b谩quicos constituyen lo m谩s destacado de su poes铆a. Las aportaciones de este poeta radican en el realismo de las descripciones de sus juergas que, generalmente, transcurren en una taberna jud铆a o cristiana por la noche:

Cuando el cintur贸n nos revel贸 que no era musulm谩n empezamos a pensar bien de 茅l y 茅l mal de nosotros.

Preguntamos: -驴Eres de la fe del Mes铆as, hijo de Mar铆a?-. Se alej贸 de nosotros y nos empez贸 a insultar.

Era un jud铆o que aparenta ser tu amigo mientras en su interior espera el momento de traicionarte.

Tras el di谩logo que permite al poeta y sus compa帽eros averiguar la religi贸n del tabernero, sigue el encargo del vino que se bebe en hermosas copas persas, hasta horas avanzadas de la noche.

Algunas poes铆as de Abu Nowas m谩s son, por ejemplo:

LXIV

隆C谩ntame, oh Sulaim谩n,

y llena de vino mi copa!

驴No ves que apareci贸 al alba

bajo sus tenues velos?

Cuando te llegue la jarra

ag谩rrala y s铆rveme:

quiero que ella te distraiga

de la llamada del almu茅dano.

S铆rveme el vino sin tregua,

a la vista de todo el mundo,

y hagamos como los de Sodoma.

XCII

Busca refugio de Ramad谩n

en el buen vino de las tinajas.

Y entero pasa el mes de Shawal

entre org铆as con las esclavas

y borracheras de par en par.

Shawal nos ofrece dones y bienes

y a煤n as铆 un reproche merece:

pese a juergas y festines,

pese a dejar sueltas las riendas

de la pasi贸n desenfrenada,

por ser de Ramad谩n el m谩s cercano

no puede ser el mejor mes del a帽o.

XCIII

Qu茅 mes, el Ramad谩n!

Ojal谩 estuviera lejos

para no estarte sufriendo.

Todo son loas para Shawal

y a ti te detestamos.

Te hemos aborrecido, miserable Ramad谩n,

Sin dudarlo te matar铆a si pudiera matar a un mes.


[1] El califato abas铆 (llamado tambi茅n califato ab谩sida), fue la segunda dinast铆a de califas sun铆es (750-1258) que sucedieron a la de los omeyas. Tambi茅n se conoce como califato de Bagdad, ya que el califato abas铆 fue fundado en Kufa en 750 y cambi贸 su capital en 762 a Bagdad.

Posteriormente, entre 1261 y 1517 se estableci贸 en el Egipto mameluco el califato abas铆 de El Cairo.

Los abas铆es basan su pretensi贸n al califato en su descendencia de Abbas ibn Abd al-Muttalib (566-652), uno de los t铆os m谩s j贸venes del profeta Mahoma. Muhammad ibn 鈥楢li, bisnieto de Abb谩s, comenz贸 su campa帽a por el ascenso al poder de su familia en Persia, durante el reinado del califa omeya Umar II. Durante el califato de Marwan II, esta oposici贸n lleg贸 a su punto culminante con la rebeli贸n del im谩nIbrahim, descendiente en cuarta generaci贸n de Abb谩s, en la ciudad de Kufa (actual Irak), y en la provincia de Joras谩n (en Persia, actual Ir谩n). La revuelta alcanz贸 algunos 茅xitos considerables, pero finalmente Ibrahim fue capturado y muri贸 (quiz谩s asesinado) en prisi贸n en 747. Continu贸 la lucha su hermano Abdalah, conocido como Abu al-鈥楢bbas as-Saffah quien, despu茅s de una victoria decisiva en el r铆o Gran Zab (un afluente del r铆o Tigris que discurre por Turqu铆a e Irak) en 750, aplast贸 a los omeyas y fue proclamado califa.

El sucesor de Abu al-鈥楢bb谩s, al-Mansur, funda en 762 la ciudad de Madinat as-Salam (Bagdad), a la que traslada la capitalidad desde Damasco.

La 茅poca de m谩ximo esplendor correspondi贸 al reinado de Har煤n al-Rashid (786-809), a partir del cual comenz贸 una decadencia pol铆tica que se acentuar铆a con sus sucesores. El 煤ltimo califa, al-Mu鈥榯asim, fue asesinado en 1258 por los mongoles, que hab铆an conquistado Bagdad. Sin embargo un miembro de la dinast铆a pudo huir a Egipto y mantuvo el poder bajo el control de los mamelucos. Esta 煤ltima rama de la dinast铆a se mantuvo hasta 1517 cuando los turcos otomanos conquistaron Siria y Egipto.

El periodo de la dinast铆a abas铆 fue de expansi贸n y colonizaci贸n.

Crearon una gran y brillante civilizaci贸n. Creci贸 el comercio, florecieron las ciudades. Se hicieron extraordinarias realizaciones en arquitectura y artes en general.

Bagdad fue un gran centro comercial. Los cuentos de Las mil y una noches reflejan la vida esplendorosa de esta ciudad.

Hay una gran actividad intelectual: historia, literatura, medicina, matem谩ticas griegas con la inclusi贸n del 谩lgebra y la trigonometr铆a, geograf铆a, etc y una gran importancia de la jurisprudencia.

Con los abas铆es en el poder, el 煤ltimo omeya se traslad贸 a Al-脕ndalus, donde se arrog贸 el t铆tulo de emir. Sus descendientes se secesionar铆an, creando un califato independiente.

[2] Haroun al-Rachid, El Sabio (Rayy, actual Ir谩n, 766-Tus, id., 809) es uno de los califas m谩s prestigiosos del Imperio 脕rabe y de la dinast铆a de los ab谩sidas, que tuvo su capital en Bagdad. Es conocido sobre todo en Occidente como el califa de los cuentos de las 鈥淢il y una Noches鈥, de hecho es uno de los personajes principales. En su 茅poca, los poetas celebraban el vino y el amor.

Fue el quinto califa abas铆. Durante su reinado se produjo la ascensi贸n y la posterior ca铆da de la familia de los bamark铆es. Aplic贸 una pol铆tica religiosa muy severa con los herejes y favoreci贸 claramente a los musulmanes, discriminando a cristianos y jud铆os. El imperio abas铆 empez贸 a desmembrarse con 茅l y su soberan铆a no fue reconocida por los Aglab铆es de T煤nez, como tampoco por los Idris铆es de Marruecos y los Omeyas de Espa帽a. Entre los a帽os 786 y 794 los Jaray铆es ocuparon temporalmente Mosul y devastaron Armenia y Azerbaij谩n, y la Transoxiana se alz贸 contra el propio califa. Muri贸 cuando se dispon铆a a sofocar una rebeli贸n jaray铆 en el Juras谩n. Desde el punto de vista cultural, su corte fue uno de los centros m谩s brillantes de su 茅poca.

Los rebeldes sirios de un grupo vinculado a Al Qaida destruyeron la estatua de este califa abasida situada en la ciudad de Raqa (norte de聽 pa铆s), por estimar que se trata de un 鈥溍璬olo鈥, seg煤n anunci贸 el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. La estatua del califa de las 鈥淢il y una Noches鈥 apareci贸 destruida y sus restos dispersados por el suelo.

[3] La poes铆a preisl谩mica es referida com煤nmente como 谩rabe o Poes铆a Jahiliyyah, lo que se traduce como Poes铆a en el Periodo de Ignorancia. Este nombre fue acu帽ado por los musulmanes para diferenciar entre 鈥渓a era de la ignorancia鈥, y la poes铆a post-Isl谩mica o 鈥淓ra de la Iluminaci贸n鈥.

El idioma, en general, y la poes铆a, en particular, fueron, un asunto de importancia central a los 谩rabes.聽 La poes铆a ocup贸 un papel principal en la sociedad preisl谩mica, con el poeta o sha鈥檌r cumpliendo el papel de historiador, adivino y pregonero, similar al de la profetisa de la antigua sociedad griega. Palabras de alabanza a la tribu y s谩tiras virulentas denigrando a otras tribus parecen haber sido los subg茅neros m谩s populares de la poes铆a temprana. El sha鈥檌r representaba como individuo el prestigio de la tribu y su importancia en la pen铆nsula de Arabia y los cert谩menes de poes铆a o zajal se celebraban en lugar de verdaderas guerras.

Las muestras importantes de literatura 谩rabe m谩s antiguas son unas composiciones de la Arabia preisl谩mica llamadas mu鈥檃llaqat, 芦colgadas禄 y Mufaddaliyat. El nombre de mu鈥檃llaqat se atribuye tradicionalmente al hecho de que podr铆an haber sido escritas y colgadas de los muros de la Kaaba, entonces pante贸n de La Meca, por haber resultado vencedoras en alguna justa po茅tica. Esto habr铆a permitido su supervivencia, dado que en la 茅poca la literatura era de transmisi贸n oral y por tanto cabe suponer que la mayor parte de su producci贸n se perdiese. Las mu`allaqat son largos poemas que responden a un esquema fijo que luego heredar谩, con variaciones, la poes铆a cl谩sica de 茅poca isl谩mica. La poes铆a preisl谩mica ha quedado en la cultura 谩rabe como modelo ling眉铆stico y literario y como ejemplo de valores primigenios ligados a la vida en el desierto, como la caballerosidad.

Paralelamente al sha鈥檌r,y frecuentemente como su aprendiz, est谩 el rawi o recitador. El trabajo del rawiconsist铆a en aprender de memoria los poemas y recitarlos con explicaciones, y probablemente con adornos. Esta tradici贸n permitir铆a la transmisi贸n de estos trabajos po茅ticos y la pr谩ctica ser铆a adoptada despu茅s por el hafiz para la memorizaci贸n del Cor谩n. En algunos periodos hubo linajes de ilustres poetas, cada uno entrenando a un rawi como un bardo para promover sus versos hasta dominarlos y continuar con la tradici贸n.

Entre los poetas m谩s famosos de esta etapa tenemos aImru鈥 al-Qais, al-Nabighah al-Dhubyani, Tarafah ibn al 鈥楢bd, y Zuhayr ibn Ab卯 S没lm芒. Otros, como Ta鈥檃bbata Sharran, al-Shanfara, 鈥楿rwah ibn al-Ward, fueron conocidos como su鈥檒uk o poetas vagabundos, muchos de sus trabajos consist铆an en atacar la rigidez de una vida tribal y alabar la solidaridad. Hay algunas caracter铆sticas que distinguen la poes铆a preisl谩mica de tiempos ulteriores. Una de estas caracter铆sticas es que la poes铆a preisl谩mica se da m谩s atenci贸n a la elocuencia y la medida del verso que al poema como un todo. Esto result贸 en poemas que se caracterizadas por un fuerte vocabulario e ideas breves pero con versos vagamente conectados.

Una segunda caracter铆stica es un preludio o proemio rom谩ntico o nost谩lgico con el que sol铆an comenzar. En estos preludios el poeta recordaba a su amada y su hogar abandonado y en ruinas. Este concepto, en poes铆a 谩rabe, se llama ante las ruinas, porque el poeta sol铆a comenzar diciendo que 茅l estaba en las ruinas o pidiendo a sus amigos que lo acompa帽aran a visitar las ruinas, etc. La fascinaci贸n de los poetas preisl谩micos por estos temas es comprensible, ya que en esta etapa, caracterizada por el beduinismo, los manten铆a en un estado de cuasi nomadismo. Esta caracter铆stica fue posteriormente evitada de la poes铆a 谩rabe e incluso algunos poetas, como Abu Nuwas, la convertir铆an en objeto de mofa de la poes铆a preisl谩mica.

[4] Casida es una forma po茅tica propia de la Arabia preisl谩mica.聽 Se trataba de un g茅nero po茅tico extenso, de m谩s de 50 versos e incluso m谩s de 100. M谩s tarde fue adoptada por los persas, que la emplearon asiduamente.聽 En su origen, la casida es usualmente un g茅nero paneg铆rico dedicado a un rey o a un noble. Las casidas tienen por lo tanto un tema 煤nico, desarrollado l贸gicamente y cerrado al final de la composici贸n.

Aunque la casida cl谩sica estaba formada por una 煤nica rima que se manten铆a a lo largo de todo el poema, en su forma m谩s extendida suele componerse de pareados, aunque en la versi贸n persa posterior s贸lo hay un pareado al comienzo, mientras que a partir de ah铆 s贸lo el segundo verso de cada par rima con dicho pareado inicial.

[5] Cosroes I fue uno de los reyes m谩s importantes de la dinast铆a sas谩nida del segundo Imperio Persa. Fue el art铆fice de la expansi贸n del imperio hasta el Indo y el mar Rojo, y se enfrent贸 al Imperio bizantino por el control del oriente pr贸ximo. Gobern贸 entre el a帽o 531 y el 579, constituy茅ndose en el m谩s famoso de los reyes sas谩nidas.

Se hizo famoso por sus reformas en el aparato de gobierno sas谩nida. En ellas introdujo un sistema racional de impuestos basado en la inspecci贸n de las posesiones en tierras (labor iniciada por su padre) y tambi茅n trat贸 por todos los medios de incrementar los ingresos de su Imperio.

Los anteriores grandes se帽ores feudales equipaban sus propios ej茅rcitos, a sus seguidores y criados. Cosroes I desarroll贸 una nueva fuerza de dekhans o 鈥渃aballeros鈥, pagados y equipados por el gobierno central. Acerc贸 el ej茅rcito y la burocracia hacia el poder central, alej谩ndolos de la influencia de los se帽ores locales.

El reinado de Cosroes contempl贸 el auge de los dighans 鈥渟e帽ores de las villas鈥, la peque帽a nobleza terrateniente, que constituyeron el esqueleto de lo que luego se convirti贸 en la administraci贸n provincial sas谩nida y el sistema de recaudaci贸n de impuestos. Cosroes I fue un gran constructor que embelleci贸 su capital, fundando nuevos barrios y construyendo nuevos edificios.

Reconstruy贸 los canales y repuso las granjas destruidas en las guerras. Tambi茅n construy贸 poderosas fortificaciones en los pasos, y emplaz贸 a ciertas tribus en pueblos cuidadosamente seleccionados de las fronteras para que hicieran de guardianes contra posibles invasiones.

Fue un monarca tolerante con todas las religiones, a pesar de decretar la oficialidad del zoroastrismo para todo el Estado. Tampoco pareci贸 molestarse cuando uno de sus hijos se convirti贸 al cristianismo.

Cuando en el 529 Justiniano I de Bizancio, cierra la Academia de Atenas, 煤ltimo centro del paganismo del Imperio Bizantino, Cosroe acoge a las 煤ltimos siete maestros del neoplatonismo. All铆 se encontraron con que el reino de Cosroes no correspond铆a a su ideal plat贸nico y obtuvieron permiso para volver a casa sin ning煤n perjuicio, despu茅s del Tratado entre Cosroes y Justiniano.

En el a帽o 532 lleg贸 a establecer con el emperador del Imperio Bizantino Justiniano I una paz perpetua, pero 茅sta result贸 menos duradera de lo que su pomposa formulaci贸n declaraba. El rey Cosroes I esper贸 la oportunidad de atacar ventajosamente al territorio imperial bizantino, lo cual se present贸 pronto, dada la creciente debilidad de la fortaleza militar en Oriente debido a que las reconquistas romanas en 脕frica o Italia se realizaron con tropas y mandos sustra铆dos de aquella zona y las tropas guarnecidas se debilitaban por la falta de un pago puntual. Sus acometidas fueron tan contundentes que el emperador bizantino Justiniano tuvo que comprar la paz mediante el pago de un tributo de 3.000 piezas anuales.

Fue sucedido por Hormizd IV.


Martes, 28 de julio de 2015 1 comentario

Las Mil y Una Noches


Despu茅s de hablar de uno sus personajes, no podemos dejar de hacer referencia al que es, sin duda, el cl谩sico de los cl谩sicos de la literatura en lengua 谩rabe: Las Mil y Una Noches. Es, sin duda, una de las m谩s importantes piezas literarias del Islam Medieval y uno de los m谩s sobresalientes ejemplos de una obra que ha alcanzado dimensiones universales.

Popularizado a trav茅s del cine y la televisi贸n, a todos nos suenan las aventuras de Simbad el marino,Aladino y la l谩mpara maravillosa o Al铆 Bab谩 y los cuarenta ladrones. Aunque Simbad y Al铆 Bab谩 est谩n en esta colecci贸n de cuentos, las narraciones que aparecen en este maravilloso libro son algo m谩s que esos personajes famosos por el cine鈥 y que, tristemente, no tienen mucho que ver con el original.

El n煤cleo de estas historias est谩 formado por un antiguo libro persa llamado Haz芒r Afs芒na (los Mil Mitos). El compilador y traductor de estas historias al ar谩bigo es supuestamente el cuentista Abu abd-Allah Muhammed el-Gahshigar en el siglo IX. La historia principal sobre Scheherazade parece haber sido agregada en el siglo XIV . La primera compilaci贸n ar谩biga moderna, hecha de escritos egipcios, fue publicada en El Cairo en 1835.

Obra impresionante, por su tama帽o y por su narrativa embelesadora鈥 seguramente todos conocemos la versi贸n est谩ndar de Antoine Galland del siglo XVIII, dirigida m谩s hacia el p煤blico infantil. 聽Ahora bien, es mucho m谩s interesante la versi贸n de Mardrus, m谩s sensual, er贸tica, voluptuosa鈥 en fin, m谩s literaria, con m谩s lujo y pecado.

 

mil y una noches

Dos p谩ginas del manuscrito de Galland, la copia m谩s antigua de Las Mil y Una Noches. Manuscrito 谩rabe (siglo聽 XIV) (Siria) (Bibliotheque Nationale, Paris)

 

Fue traducida directamente del 谩rabe por primera vez por Rafael Cansinos Assens[1], siendo la primera traducci贸n directa del 谩rabe al espa帽ol, y completa, de Las Mil y Una Noches, en tres tomos en papel biblia, con una monumental monograf铆a introductoria.

La historia por cap铆tulos cuenta que el sult谩n Shahriar desposaba una virgen cada d铆a y mandaba decapitarla al d铆a siguiente. Todo esto lo hac铆a por venganza, ya que encontr贸 a su primera esposa traicion谩ndolo. Ya hab铆a mandado matar a tres mil mujeres cuando conoci贸 a Scheherezade.

Pese a las protestas de su padre, Scheherezade pas贸 voluntariamente una noche con el rey.

Por Alah, padre, c谩same con el rey, porque si no me mata ser茅 la causa del rescate de las hijas de los musulmanes y podr茅 salvarlas de entre las manos del rey.

Una vez en las c谩maras reales, Scheherezade le pidi贸 al sult谩n el poder dar un 煤ltimo adi贸s a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petici贸n y encontrar a su hermana, como secretamente hab铆a planeado Scheherezade, le comenz贸 a narrar un cuento durante toda la noche. Mientras Scheherezadenarraba, el rey permaneci贸 despierto, escuchando con asombro e inter茅s la primera historia, y al final le pidi贸 otra, pero Scheherezade le dijo que no hab铆a tiempo pues ya estaba amaneciendo.

En ese momento de su narraci贸n, Schehrezade vio aparecer la ma帽ana, y se call贸 discretamente

Entonces, 茅l decidi贸 perdonarla esa vez, pues la historia que vendr铆a durante la noche siguiente parec铆a mucho m谩s emocionante y atractiva.

As铆 el rey conserv贸 a Scheherezade viva, mientras ped铆a con impaciencia el anticipo de cada nueva historia, hasta que, despu茅s de mil y una noches de diversas aventuras, y ya con tres hijos, no s贸lo el rey hab铆a sido entretenido sino tambi茅n educado sabiamente en moralidad y amabilidad por Scheherazade, quien entonces se convirti贸 en su reina

Los cuentos abarcan todas las tem谩ticas posibles: chistes, narraciones de viajes, cuentos fant谩sticos, poemas, f谩bulas morales, cuentos er贸ticos, etc. Una multitud y una variedad casi incontable por la que van pasando cientos de personajes: poetas, reyes, aventureros, magos, mendigos, comerciantes, enamorados. Todos los cuentos con un final feliz, lo que es de agradecer en los tiempos que corren, en el que parece que pocas cosas van a terminar bien.

Al mismo tiempo nos aparecen unos musulmanes muy distintos de los que nos muestran hoy d铆a los medios de comunicaci贸n. En lugar de seres cegados por la religi贸n, que est谩 presente en todos los cuentos, fan谩ticos e intolerantes, en las narraciones de Las Mil y Una Noches aparecen hombres y mujeres que disfrutan de los placeres de la vida, empezando por la buena mesa, el buen vino y el yacer en buena compa帽铆a, tolerantes y solidarios con sus semejantes, incluso con los que no comparten su fe.

Como la Biblia, Las Mil y Una Noches a veces es tolerante con otros cultos, pero siempre subsumiendo su eventual verdad dentro de la propia, como suelen hacer todas las religiones, las que aunque juzgan justos a los justos de otras religiones, los consideran en ruta hacia la verdad que ellos representan m谩s fielmente que los otros.

Ahora bien, en demasiadas ocasiones, las personas que profesan las religiones son xen贸fobas e intolerantes y caricaturizan a las gentes de las otras en especial cuando tratan de convertir a losVerdaderos Creyentes a su religi贸n. En esto, Las Mil y Una Noches no son la excepci贸n: como en la historia de Mesrur el mercader y su amada Sinu-L-Mauazif聽 que deja a jud铆os y cristianos como gente de cuestionable e indigna conducta.

En cualquier caso, Las Mil y Una Noches evidencia el generoso uso y abuso que los devotos de Al谩 hac铆an del vino antes, durante y despu茅s de las no menos generosas comidas. Se recogen hasta 30 de las virtudes que tiene el consumo de vino.

Por ejemplo, podemos encontrar el delicioso cuento titulado Historia del mandadero y las tres doncellasen la que erotismo, vino y placer van de la mano:

Entonces el mandadero se regocij贸 en extremo, y dijo a la que le hab铆a defendido: 鈥溌or Alah! A ti te debo la primera ganancia del d铆a鈥. Y dijeron las tres: 鈥淨u茅date, 隆oh buen mandadero! y te tendremos sobre nuestras cabezas y nuestros ojos鈥. Y en seguida la proveedora se levant贸 y se ajust贸 el cintur贸n. Luego dispuso los frascos, clasific贸 el vino por decantaci贸n, prepar贸 el lugar en que hab铆an de reunirse cerca del estanque, y llev贸 all铆 cuanto pod铆an necesitar. Despu茅s ofreci贸 el vino y todo el mundo se sent贸, y el mandadero en medio de ellas, en el v茅rtigo, pues se figuraba estar so帽ando.

Y he aqu铆 que la proveedora ofreci贸 la vasija del vino y llenaron la copa y la bebieron, y as铆 por segunda y por tercera vez. Despu茅s la proveedora la llen贸 de nuevo y la present贸 a sus hermanas, y luego al mandadero. Y el mandadero, extasiado, improvis贸 esta composici贸n rimada:

隆Bebe este vino!

隆脡l es la causa de toda nuestra alegr铆a!

隆脡l da al que lo bebe fuerzas y salud!

隆脡l es el 煤nico remedio que cura todos los males!

隆Nadie bebe el vino, origen de toda alegr铆a, sin sentir las emociones m谩s gratas!

隆La embriaguez es lo 煤nico que puede saturarnos de voluptuosidad!

Despu茅s bes贸 las manos de las tres doncellas, y vaci贸 la copa. En seguida, aproxim谩ndose a la mayor, dijo: 鈥溌h se帽ora m铆a! Soy tu esclavo, tu cosa y tu propiedad!鈥

La historia de Al铆 Nuru-D-Din y Maryem, la cinturonera es otro ejemplo. El nombre Maryem es 谩rabe por Mar铆a, y su apellido-adjetivo 鈥渃inturonera鈥 (as-sonariya) un apodo que los musulmanes le encajaban a los cristianos peregrinos y a los jud铆os, que usaban el cintur贸n como parte de su indumentaria. Enredada, por supuesto, en la cl谩sica historia de amor, probablemente sea una de las que m谩s poes铆as contiene.聽 La citamos puesto que tambi茅n se lee un verso que contradice la com煤n creencia en la prohibici贸n聽 a rajatabla del alcohol y que m谩s bien nos sugiere a Omar Khayyam (del que hablaremos enseguida):

Bebamos, que Al谩 clemente

perdona a los pecadores

y en el vino medicina

encuentro yo a mis dolores

y di que tampoco peco,

al beber, ya que Al谩 dijo:

Para el hombre, en la bebida,

se encuentra alg煤n beneficio.


[1] R. C. Assens naci贸 en Sevilla en 1882 y con quince a帽os, en 1898, fallecido su padre, se traslada con su familia a Madrid, ciudad que ya nunca abandonar铆a. A su familia, muy modesta y de recursos econ贸micos escasos, pertenec铆a tambi茅n la actriz y bailarina norteamericana Margarita Cansino, m谩s conocida como Rita Hayworth. Su educaci贸n fue profundamente cristiana de la mano de su madre, ferviente cat贸lica, y de la de sus dos hermanas mayores, que llegaron a ser novicias. La rama paterna,Cansino, era consciente a mediados del siglo XIX de su herencia conversa, lo que llev贸 a un jovenc铆simo Rafael a investigar el origen de su apellido, encontrando evidencias de un pasado familiar marcado por la expulsi贸n de los espa帽oles de religi贸n jud铆a en 1492 y que dividi贸 a las familias sefarditas. Es a partir de este momento cuando comienza en 茅l el proceso de asimilaci贸n al juda铆smo, que ya le acompa帽ar谩, con no pocos contratiempos, hasta el 煤ltimo minuto de su existencia.

Su primer cuento aparece en la revista literaria El Arte hacia 1898 y tambi茅n colabora en Vida Nueva,revista de la generaci贸n del 98 dirigida por el gaditano Dionisio P茅rez Guti茅rrez. Un pariente le hizo conocer a los redactores de El Mot铆n, pero Jos茅 N谩kens y sus amigos son antimodernistas, y Cansinos se siente ya perteneciente a la nueva sensibilidad. Hacia 1901 Pedro Gonz谩lez-Blanco le pone en contacto con el Modernismo que le cautiva y conoce a Francisco Villaespesa; con 茅l y otros j贸venes innovadores pasea por las calles madrile帽as y recala en ciertas tertulias. Colabora en Helios (1903), Revista Latina yRenacimiento (1907). En esos a帽os de comienzo del nuevo siglo participa activamente con el senador 脕ngel Pulido en una campa帽a filo-sefard铆 que tuvo por finalidad recuperar la memoria jud铆a espa帽ola. Escribe salmos. Frecuenta el Colonial y otros caf茅s de tertulia. Se hace periodista e ir谩 relacion谩ndose con el citado Villaespesa, Juan Ram贸n Jim茅nez, Emilio Carrere, Felipe Trigo, Rub茅n Dar铆o, Rafael Lasso de la Vega, Gregorio Mart铆nez Sierra, Carmen de Burgos, Ram贸n G贸mez de la Serna, Antonio Machado y Manuel Machado, etc茅tera.

Publica su primera obra, El Candelabro de los siete brazos (salmos), en 1914, modernista, pero publicada tard铆amente, cuando ya esta est茅tica empieza a periclitar. Por entonces tiene su propia tertulia en el Colonial, donde es animador de las vanguardias; tras venir a Espa帽a el poeta chileno Vicente Huidobro en 1918 y fundar el Ultra铆smo, cuando este se va asume la jefatura, liderato y patrocinio del movimiento en Espa帽a a trav茅s de las revistas Cervantes y Grecia, aunque la verdadera portavoz del movimiento ser谩 la revista Ultra(enero de 1921 鈥 febrero de 1922). Al mismo tiempo mantiene una relaci贸n muy estrecha con la incipiente comunidad jud铆a de Madrid, que en aquel entonces gira en torno a la figura de Max Nordau. En 1919 abandona el periodismo para dedicarse por completo a la literatura. Dirige la revista Cervantes, y colabora en otras como: Grecia, Ultra, Tableros, etc. Su obra de aquellos a帽os, excepto algunos textos que firm贸 con el seud贸nimo de Juan Las, no tiene nada de vanguardista, sino que hunde sus ra铆ces en textos b铆blicos. Es la 茅poca en la que se relaciona con Guillermo de Torre, Adriano del Valle, Xavier B贸veda, Vicente Huidobro, etc. Tambi茅n con Jorge Luis Borges, que desde ese momento se referir谩 a 茅l como su maestro. En 1919 pone por vez primera en espa帽ol, traduciendo del ingl茅s y franc茅s, una antolog铆a talm煤dica con el t铆tulo de Bellezas del Talmud. Su prestigio como traductor ir谩 en aumento basado en sus versiones de obras de Juliano el Ap贸stata, Iv谩n Turgeniev, Lev Tolstoi, M谩ximo Gorki, Max Nordau, etc. En 1921, en El movimiento V.P, hace un retrato ir贸nico de los protagonistas de las Vanguardias espa帽olas, y en especial de la disoluci贸n del Ultra铆smo.

Reconocido cr铆tico literario, sus art铆culos, aparecidos fundamentalmente en La Correspondencia de Espa帽a y en La Libertad, peri贸dico de tendencia republicana en el que entra en 1925 y en el que escribe hasta la Guerra Civil. Publica tambi茅n importantes ensayos de cr铆tica literaria como Poetas y prosistas del novecientos (1919), Los temas literarios y su interpretaci贸n (1924) y los cuatro tomos de La nueva literatura (1917鈥1927).

Otros ensayos como El divino fracaso (1918), Espa帽a y los jud铆os espa帽oles (1920), Salom茅 en la literatura (1920), 脡tica y est茅tica de los sexos (1921), Los valores er贸ticos en las religiones: El amor en el Cantar de los Cantares (1930) y La Copla Andaluza (1936) desarrollan de modo original los temas que enuncian sus t铆tulos. Escribi贸, entre otras, las novelas La encantadora (1916), El eterno milagro (1918),La madona del carrusel (1920), En la tierra florida (1920), La huelga de los poetas (1921), Las luminarias de Hanukah (1924).

Durante la Guerra Civil redacta unos Diarios principalmente en ingl茅s, pero tambi茅n en franc茅s, alem谩n y 谩rabe aljamiado, lo que hac铆a para practicar las lenguas que conoc铆a; de id茅ntica manera est谩n escritos los diarios a partir de los que redact贸 la Novela de un literato, que alcanzan hasta el principio de la contienda; los Diarios siguen todav铆a in茅ditos. Despu茅s de la Guerra Civil espa帽ola, en la que hab铆a tomado partido por los derrotados, fue depurado por el r茅gimen de Franco y privado del carn茅 de prensa bajo la 煤nica acusaci贸n de ser jud铆o, e inicia un largo exilio interior, dedic谩ndose casi por entero a traducir para la Editorial Aguilar. De su firma ir谩n apareciendo la obra completa de autores como Dostoievski, Schiller, Goethe, Balzac, Andr茅yev鈥 Todas estas obras las acompa帽aba de amplias biograf铆as y estudios. Especial importancia tuvo tambi茅n la primera traducci贸n directa del 谩rabe al espa帽ol, y completa, de Las mil y una noches, en tres tomos en papel biblia, con una monumental monograf铆a introductoria. De los a帽os 50 es Mahoma y el Cor谩n, biograf铆a cr铆tica y estudio y versi贸n de su mensaje, publicado en una editorial bonaerense minoritaria, que acompa帽a de la traducci贸n del Cor谩n en versi贸n directa, nuevamente por primera vez al espa帽ol, literal e 铆ntegra, y que fue publicada repetidamente hasta los a帽os 60 por Aguilar en Madrid. Tambi茅n hay que rese帽ar en su haber unaAntolog铆a de poetas persas. Desaparecida la comunidad jud铆a espa帽ola despu茅s de la Guerra Civil, su relaci贸n con el juda铆smo y sus publicaciones es a trav茅s de la Hebraica de Buenos Aires y de su 铆ntimo amigo C茅sar Tiempo. En esos a帽os oscuros tambi茅n escribe un ensayo sobre el antisemitismo, So帽adores del galut, (conservado en la Biblioteca Nacional Argentina) y La novela de un literato (1982鈥1995), que forma parte de una amplia colecci贸n de diarios y memorias que todav铆a permanecen in茅ditos, como buena parte de su obra, conservada en la Fundaci贸n-Archivo Rafael Cansinos Assens (ARCA). En 2002 la fundaci贸n edit贸 su novela p贸stuma Bohemia y en 2006 el sello editorial Arca Ediciones ha iniciado un amplio plan de publicaciones para recuperar definitivamente su figura, que en el nuevo siglo XXI se perfila ya como una de las m谩s relevantes de la literatura espa帽ola del XX. En 2010 entr贸 en el Patronato de la Fundaci贸n el Ayuntamiento de Sevilla.

La vida que llev贸 en el triste Madrid de posguerra fue fundamentalmente nocturna, ya que dorm铆a hasta bien entrada la ma帽ana, cuando empezaba a trabajar; fallecida en 1946 su compa帽era sentimental, Josefina Meg铆as Casado, y su hermana Pilar en 1949, con la que hab铆a convivido toda su existencia, en 1950 entr贸 a trabajar en su domicilio de Men茅ndez Pelayo, Braulia Gal谩n, que se convertir铆a a帽os despu茅s en su esposa, cuid谩ndole hasta el fin de sus d铆as. En 1958 tuvo un hijo, Rafael Manuel, quien est谩 al frente de la Fundaci贸n que lleva el nombre del escritor y ha realizado una encomiable labor de divulgaci贸n de su obra. Gracias a su viuda se conserv贸 en su integridad el archivo literario del escritor, formado por m谩s de sesenta mil documentos y una de las piezas m谩s importantes, sino la que m谩s, de la llamada Edad de Plata de las letras espa帽olas. Su biblioteca, cuya donaci贸n fue despreciada por instituciones franquistas, se conserva, junto con la de Juan Ram贸n Jim茅nez, en la Sala Zenobia-Juan Ram贸n Jim茅nez de la Universidad de Puerto Rico.

Cansinos fue siempre un trabajador infatigable. Poco antes de morir finaliz贸 la traducci贸n de las Obras completas de Balzac. Fue correspondiente de la Academia Sevillana de Buenas Letras y de la Goethiana de Sao Paulo (Brasil); en 1925 la Real Academia Espa帽ola de la Lengua le concedi贸 el premio Chirel y al a帽o siguiente era distinguido con las Palmas Acad茅micas francesas


Martes, 28 de julio de 2015 Sin comentarios